Rusia ultima la mascarilla que protege de los virus durante años

Se trata de una mascarilla que se alimenta de una batería común y corriente y cuyos ensayos concluirán este mes

La empresa estatal rusa Rostec ha anunciado este viernes que su factoría de Ramenskoe completará este mes de julio los ensayos de la mascarilla universal Tiokraft, dotada de batería y con capacidad para proteger a una persona frente a los virus durante varios años, según informa la agencia de noticias rusa Sputnik.

"Se trata de un producto nuevo. Es una mascarilla que puede usarse durante varios años y que se alimenta de una batería común y corriente. Los ensayos concluirán en julio", ha explicado en rueda de prensa el director general de la planta de instrumentos de Ramenskoe, Sergei Anojin.

Anojin ha dicho que el principio de funcionamiento de la mascarilla consiste en la depuración del aire mediante un filtro con tecnología de fotocatálisis. El filtro en cuestión retiene las partículas nocivas y las descompone en agua y gas carbónico valiéndose de la radiación ultravioleta.

A nivel global, el uso de la mascarilla se ha ido imponiendo en diferentes países como una de las medidas más eficaces para evitar la expansión de la pandemia del coronavirus originado en la ciudad china de Wuhan, que ya supera los 12,9 millones de contagios con más de 569.000 muertos.