Vox irrumpe en el Parlamento vasco con un escaño por Álava: "Se terminó el silencio"

En el caso de Galicia, la formación de extrema derecha ha obtenido el 2,02% y se queda fuera de la Cámara autonómica gallega

El diputado de Vox y coordinador de las campañas vasca y gallega, Ignacio Garriga, ha calificado de "heroicidad" y "éxito sin precedentes" su escaño por Álava y ha garantizado que su representante servirá para "terminar con el silencio" ante el nacionalismo y la izquierda abertzale.

A punto de que concluya el escrutinio en Euskadi, Vox entraría por primera vez en la cámara autonómica vasca con un escaño por Álava, la tierra de su líder, Santiago Abascal.

"Se terminó el silencio. Se abre una nueva época para los vascos, que por fin van a tener una voz contra el nacionalismo, los herederos de ETA y esa izquierda liberticida", ha afirmado Garriga en una comparecencia ante los medios en la sede nacional del partido.

Según el director de campaña de la formación verde, es "un éxito sin precedentes", a pesar de que "las elecciones ni han sido libres, ni democráticas" por el hostigamiento sufrido "en todos y cada uno" de sus mítines.

Territorios complicados para Vox

En el caso de Galicia, Vox ha obtenido el 2,02%. Su estreno en unas autonómicas en esta comunidad era complicado, debido al claro dominio del PP, por cuyo electorado Vox compite.

Los resultados de Vox en los sucesivos procesos electorales celebrados en Galicia y el País Vasco siempre han sido discretos, y su auge a nivel nacional no se ha traducido en éxitos en estas comunidades.

La irrupción del partido de Abascal a nivel nacional se produjo en las elecciones generales de abril de 2019, cuando entró en el Congreso con 24 diputados, y mejoró notablemente su resultado en las siguientes, las de noviembre, alcanzando los 52 escaños.

Sin embargo, el porcentaje de voto que anotó el 28 de abril en Galicia, un 5,29%, quedó lejos de su resultado nacional, un 10,26%, y lo mismo ocurrió el 20 de noviembre, con un 7,82% en esa comunidad frente a un 15,08% en el ámbito nacional. Con estos porcentajes, no consiguió ningún diputado en el Congreso por las circunscripciones gallegas.

Algo parecido le sucedió en el País Vasco, donde, con el 2,23% de apoyo electoral registrado en las generales de abril en este territorio y el 2,46% de las de noviembre, se situó muy por debajo del resultado nacional, que fue de un 10,26% en abril y un 15,08% en la repetición electoral, quedándose sin representación parlamentaria por esta comunidad.

Tras los comicios de este domingo, Vox logra representación en un Parlamento más, el de Euskadi. Además, tiene diputados en otras nueve Cámaras legislativas: Andalucía, Comunidad Valenciana, Murcia, Madrid, Baleares, Asturias, Aragón, Castilla y León y Cantabria.

El Parlamento gallego, en cambio, se le resiste, al igual que los de Castilla-La Mancha, Extremadura, La Rioja, Canarias y Navarra. En Cataluña no tiene representación porque no participó en las elecciones de 2017.