Duro revés para Casado en Euskadi tras fracasar la coalición con Cs y su apuesta por Iturgaiz

El revés electoral del PP vasco, que pasa de nueve a cinco escaños, ha supuesto un fracaso de la estrategia del líder del PP, Pablo Casado, que confiaba en que no se cumplieran los pronósticos de las encuestas de estas últimas semanas y que Vox no lograra representación en la Cámara de Vitoria, donde tendrá un diputado por Álava.

Paralelamente, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, sale reforzado al lograr su cuarta mayoría absoluta, después de una campaña con perfil moderado y sin las siglas del PP en su cartelería electoral.

En concreto, con más del 98% escrutado, Feijóo ha obtenido 42 escaños y 614.000 votos, el 48,06%, que le permitirá gobernar de nuevo con una holgada mayoría absoluta. Los 'populares' se distancian de la segunda fuerza, el BNG, que ha triplicado sus resultados con respecto a 2016 hasta lograr 19 escaños, por encima de los socialistas, que pasan a ser terceros con 14 escaños (los mismos que hace cuatro años).

De esta forma, Feijóo revalida su mayoría absoluta en el Parlamento gallego e iguala el récord de Manuel Fraga, presidente fundador del PP. Se trata del único 'barón' del Partido Popular con mayoría absoluta en toda España, lo que le permitirá ganar peso y marcar la línea estratégica dentro del partido, según algunas fuentes 'populares'.

Iturgaiz, apuesta personal de Casado

Sin embargo, los resultados en el País Vasco han caído como un jarro de agua fría en 'Génova', dado que Casado se ha implicado de lleno en la campaña vasca desde el primer momento, cuando en febrero optó por sellar una coalición electoral con Cs --partido que nunca había logrado representación en Euskadi-- y sacrificar a Alfonso Alonso, que no estaba de acuerdo con el reparto de puestos de esa alianza.

En concreto, el PP+Cs retrocede de los nueve escaños que logró Alonso el 25 de septiembre de 2016 a cinco escaños (60.139 votos y el 6,76% de los votos) , un resultado peor que el que sacó Jaime Mayor Oreja en 1990 con seis escaños y poco más de 83.000 votos. Si los 'populares' sacaron hace cuatro años algo más de 107.000 votos y Cs en torno a 21.000, ambos partidos se han dejado ahora por el camino casi 70.000 votos.

Los resultados logrados ahora por Iturgaiz, candidato a lehendakari de la coalición PP+Cs, distan mucho de los que logró en 1998 como candidato del Partido Popular, cuando logró ser segunda fuerza y obtener 16 asientos en la Cámara de Vitoria. Tres años más tarde, el exministro Jaime Mayor Oreja cosechaba el mejor resultado del PP con 19 escaños y 326.000 votos.

Los 'populares' no han podido ocultar su decepción con los resultados electorales en el País Vasco, no tanto por la caída del PP vasco, que era algo que esperaban en la cúpula del partido, sino por la entrada de Vox en la Cámara de Vitoria. El partido de Santiago Abascal logra por primera vez representación con un asiento por Álava, el principal caladero de votos del PP en el País Vasco.

Casado convoca el martes el Comité Ejecutivo

Casado ha llegado alrededor de las 19.15 horas a la sede del PP para seguir el recuento electoral con la cúpula del Partido Popular. Le han acompañado el secretario general del partido, Teodoro García Egea, y varios vicesecretarios, como Ana Beltrán (Organización), Cuca Gamarra (Política Social) y Pablo Montesinos (Comunicación), según han informado fuentes de la dirección nacional del PP.

También se han desplazado a la sede del PP los tres portavoces parlamentarios del Grupo Popular, Cayetana Álvarez de Toledo (Congreso), Javier Maroto (Senado) y Dolors Montserrat (Parlamento Europeo), así como la concejal madrileña y presidenta del Comité de Derechos y Garantías, Andrea Levy.

Casado prevé convocar el próximo martes una reunión del Comité Ejecutivo Nacional del partido para analizar los resultados electorales con más detalle. Este órgano reúne a los presidentes autonómicos y regionales del partido y sobre la mesa estará la estrategia de la formación para los próximos meses.

Iturgaiz: "PP+Cs no defraudará"

Tras conocerse los resultados, Carlos Iturgaiz ha señalado esta noche que la coalición, que ha perdido cuatro escaños en las elecciones vascas, no va a defraudar a quienes han confiado en ella "para ser la fuerza mayoritaria" constitucionalista "alternativa al nacionalismo vasco". Ha afirmado que va a defender "la Constitución, la libertad, el Estatuto y la unidad de España" en el Parlamento Vasco.

Iturgaiz, que ha seguido los resultados electorales en un hotel en el centro de Bilbao junto a los principales dirigentes de ambos partidos en Euskadi, ha puesto de manifiesto que la coalición "ha ganado a las encuestas", ya que algunas de ellas daban a su candidatura por debajo de cinco representantes.

Ha afirmado que los parlamentarios de PP+Cs son en la Cámara vasca "la fuerza mayoritaria de centro derecha constitucionalista" y ha añadido: "Pelearemos por ser alternativa al nacionalismo vasco".