El PDeCAT avisa a Puigdemont de que no aceptará la doble militancia para nadie

El portavoz del PDeCAT, Marc Solsona, recuerda a los asociados que tendrán que decidir el 25 de julio si unirse al nuevo partido de Puigdemont o mantenerse en el PDeCAT

El portavoz del PDeCAT, Marc Solsona, ha avisado de que el partido no acepta la doble militancia, por lo que deberán dejar la formación todos los que se sumen al nuevo partido que el 25 de julio constituirá el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, también él.

"Los asociados somos todos igual. Es como aquello de los 'comunistas, compañeros'. Aquí todos somos compañeros, independientemente del cargo que tengamos", ha asegurado al preguntársele al respecto, teniendo en cuenta que Puigdemont es asociado del partido.

Así, Solsona ha dejado claro que habrá asociados que deberán "tomar decisiones antes del día 25 o el día 25", y por ello ha apelado a su responsabilidad para que, de manera libre, hagan lo que tengan que hacer.

"Si no puedes tener doble militancia y libremente te vas a otro partido, lo que tienes que hacer es darte de baja. Es la responsabilidad individual de cada uno. Si esto no es así, el partido tomará los mecanismos para hacer lo que tengan que hacer", ha avisado.

Así, ha recordado que hubo asociados del PDeCAT que rompieron el carné para sumarse al Partit Nacionalista de Catatalunya (PNC), que encabeza la excoordinadora de la formación, Marta Pascal.

Sobre si temen una fuga importante de militantes, Solsona ha defendido que la reordenación de JxCat también permite clarificar qué representa cada actor, "y una vez se aclara puede haber alguna pérdida o alguna ganancia".

Disolución de la Crida

Para Solsona, la posible disolución de la Crida no les supondría ningún perjuicio jurídico ni económico frente a lo que sí debería asumir el PDeCAT: "Reconocemos como interlocutor, a partes iguales, a una entidad que lo único que tiene es un NIF organizativamente hablando y una miniestrucutrua. Nosotros tenemos, no solo la parte jurídica y administrativa, sino toda la representación" de cargos electos en diferentes cámaras.

"Hemos estado dispuestos, en pro de la negociación, a buscar interlocutores con una parte de desigualdad. A veces ha parecido que toda esta fuerza la tuvieran los otros", ha lamentado el también alcalde de Mollerussa (Lleida).

Acento ideológico

En plena crisis económica y social derivada del coronavirus, Solsona cree que lo que se pondrá sobre la mesa en las elecciones no será quién es más independentista, porque nadie lo cuestiona, pero sí qué opinión tiene cada actor sobre ámbitos como la salud, la educación, la economía, la seguridad y el medio ambiente: "No solo vale decir que cuándo seamos independientes esto estará curado".

Según Solsona, el PDeCAT fue el primero en sumarse con todos para lograr la independencia, pero al ver que no es posible de forma inminente, quieren enfatizar el acento ideológico del partido, y más porque las políticas de los dos últimos años del Govern no han podido tener "el matiz y acento" que les gustaría, incluso teniendo que votar a la contra.

"Es muy honesto de cara a la ciudadanía decir: un momento, no solo vamos aquí a rendir lealtad unipersonal al líder. Tenemos respeto y lealtad a los liderazgos. En política, los liderazgos son muy importantes pero las ideas también", ha concluido.

Sobre si mantienen contactos con el PNC, ha recordado que tienen el mandato de confluir con JxCat, y ha añadido que pueden estar "tan lejos nacionalmente del PNC como ideológicamente de Jordi Sànchez", y considera que aquí es donde tienen el carril central para explicarse.