La Generalitat anuncia el confinamiento de todas las residencias de Lleida

Las residencias de la tercera edad de toda la Región Sanitaria de Lleida y del Alto Pirineo y Arán no podrán recibir visitas de familiares a causa de los brotes de COVID-19 detectados en las últimas semanas.

Según ha anunciado en Lleida el conseller del Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, Chakir el Homrani, tampoco se aceptarán nuevos ingresos, exceptuando casos de “urgencia justificada”.

Esta decisión, ha explicado el conseller, se ha tomado con el objetivo de “proteger a los colectivos más vulnerables ante el coronavirus”.

Por su parte, el director del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut), Adrià Comella, ha explicado también este mediodía en Lleida que está previsto realizar un extenso cribaje en las 33 residencias de toda la comarca del Segrià y que, durante este fin de semana, se llevarán a cabo unos seis en diferentes centros de la comarca.

A lo largo de la semana que viene, el CatSalut espera poder haber realizado todos los test necesarios en la totalidad de estas residencias con el fin de localizar posibles positivos asintomáticos y aislar en el caso que sea necesario.

De la veintena de brotes activos en Lleida, de momento cuatro se centran en residencias de la tercera edad, una de ellas, en Oliana (Alt Urgell), con una incidencia de 26 contagiados.

El primer brote en estos centros se registro la semana de San Juan en la residencia Castrillón de Lleida, donde se confirmaron 18 positivos entre personal y residentes, aunque desde Salud confirmaron que la situación ya estaba "controlada".