António Costa admite que la situación es "preocupante" en algunos lugares de Portugal

El primer ministro portugués, António Costa, ha reconocido este viernes que la situación en algunos lugares es "preocupante" si bien ha incidido en que en general en el resto del país se puede hablar de tranquilidad con respecto a la pandemia, que ha dejado en el último día otros 400 contagios.

Preguntado sobre si las medidas de confinamiento impuestas en algunas zonas del Aérea Metropolitana de Lisboa no estarían funcionando, el mandatario ha hecho hincapié en que salvo excepciones la situación en general en el país es "tranquila".

"Siempre dijimos que a partir de que se fuera saliendo del confinamiento hacia una normalización de la vida el riesgo de contagio aumentaría", ha señalado en declaraciones a la prensa. Desde que se levantó el confinamiento, ha resaltado, ha habido "situaciones ocasionales" que han generado "focos muy intensos" y también "focos muy localizados en lugares que sabíamos de alto riesgo, como las residencias".

Aunque ha reconocido que la situación en las residencias de ancianos es "preocupante" dado el alto riesgo de quienes viven en ellas, ha incidido en que esto no significa que exista un contagio a nivel comunitario, al igual que ha ocurrido en algunas zonas en torno a la capital.

"En el resto del país la situación está, afortunadamente, absolutamente tranquila, lo que no quita una realidad que todos tenemos que tener presente: sin una vacuna, el virus seguirá estando ahí".

Así las cosas, el primer ministro ha considerado "prematuro" proceder a levantar las restricciones adoptadas en algunas zonas del Área Metropolitana de Lisboa. "La metodología puesta en práctica está yendo bien", ha sostenido, poniendo como ejemplo el caso de Loures, donde los nuevos contagios se han estabilizado y "hay una tendencia decreciente de casos activos". Por ello, ha apostado por "seguir por este camino".

Entretanto, según la Dirección General de Salud (DGS), en el último día se han producido otros 402 contagios y dos muertes más, lo que eleva el balance global a 45.679 casos y 1.646 fallecidos. De los nuevos contagios, 342 han sido en la región de Lisboa y el Valle del Tajo.

En todo el país hay 471 personas hospitalizadas, 16 menos que la víspera, mientras que otras 66 se encuentra en la UCI, siete menos. Hasta la fecha en Portugal 30.350 personas han superado la COVID-19, 301 más en el último día.