Un acuerdo privado incrimina al Rey Juan Carlos en la 'tapadera' para ocultar 65 millones

Un acuerdo privado de 2011 revela que el Rey Juan Carlos I se implicó en la gestión de la 'tapadera' que investiga la Fiscalía por ocultar 64,8 millones donados por Arabia Saudí tras hacer de intermediario en la construcción del AVE a La Meca. Según informa 'El Confidencial', los estatutos de la sociedad panameña utilizada para controlar el dinero, Lucum Foundation, contienen la firma del Rey emérito.

Su firma está en las tres páginas de un documento que le sitúa como primer beneficiario de los fondos, que también implican a Felipe VI porque sale como segundo beneficiario de la fortuna.

El documento demuestra que Lucum Foundation fue creada en Panamá el 31 de julio de 2008 por Arturo Fasana y Dante Canonica. El primero es un gestor financiero suizo que estuvo investigado por blanqueo en la Gürtel y que se convirtió en el presidente de la empresa 'offshore' y el segundo es un abogado de su confianza que quedó como secretario del consejo.

Por otro lado, y según informa este martes 'El País', la banca privada Mirabaud obligó al Rey emérito a cancelar su cuenta suiza en 2012 con el dinero de la sociedad panameña tras el escándalo de la cacería de elefantes en Botsuana en abril de ese año y comprobar que su cliente era portada de la prensa internacional por este suceso, según la declaración de Yves Mirabaud, expresidente del banco y de varios directivos de la entidad financiera, al fiscal suizo Yves Bertossa.

El fiscal quiere saber el origen de los 64,8 millones de euros que se recibieron, en agosto de 2008, en una cuenta a nombre de la fundación panameña Lucum.

Tras el accidente, el Rey emérito pidió perdón y en junio siguiente hizo una transferencia de los fondos de Lucum a su amiga Corinna. 

El abogado Dante Canónica declaró al fiscal suizo que investiga las cuentas de Juan Carlos I en el país helvético, que éste le encargó en Zarzuela "crear una estructura" para transferir una "importante donación" que iba a recibir del Rey de Arabia Saudí, pero negó que se tratase de una estructura opaca.

Así lo declaró Dante Canónica el 24 de agosto de 2018 ante el fiscal de Ginebra Yves Bertossa, que sospecha que el Rey emérito "ocultó cerca de 100 millones de dólares (64,8 millones de euros) en Suiza" que podrían proceder del pago de comisiones por la adjudicación del AVE a la Meca (Arabia Saudí) en 2011, si bien la licitación fue en 2009, según han precisado a Efe los responsables del proyecto tras la información publicada por 'El Español'.

Canónica aseguró que la Fundación Lucum se creó en la residencia oficial del rey Juan Carlos y relató asimismo los viajes que el gestor de cuentas Arturo Fasana, también investigado por estos hechos, hizo a Washington y a Basilea después de que el monarca les facilitara "las coordenadas" del entonces embajador saudí en Estados Unidos, Adel Al-Jubeir, que iba a intermediar en la transferencia.

El abogado dijo que conoció a Juan Carlos I a finales de 2007 o principios de 2008 "con Arturo Fasana en el Palacio de la Zarzuela", y que después se reunió varias veces más con él, según consta en el acta de su declaración a la que ha tenido acceso 'El Español'.

RELACIONADO