Lleida instala un hospital de campaña tras triplicar los hospitalizados por COVID-19 en apenas 10 días

La provincia cuenta en la actualidad con nueve brotes activos y 365 nuevos casos, y es uno de los lugares que más preocupan a Sanidad

Las personas con COVID-19 ingresadas en el Hospital Arnau de Vilanova de Lleida se han triplicado en los últimos diez días, al pasar de 6 enfermos en planta y 4 en la UCI el 22 de junio, a 21 en planta y 6 en UCI, a día de hoy, por lo que la consellera de Salud, Alba Vergés, ha pedido a los leridanos que bajen el ritmo de "socialización".

Ante esta situación, el Departamento de Salud y el ICS han tomado medidas para preservar el funcionamiento del centro sanitario para poder hacer frente a la posible llegada de más casos en los próximos días, según ha anunciado esta tarde en una rueda de prensa en el hospital de Lleida la consellera de Salud, acompañada por el alcalde de la ciudad, Miquel Pueyo, y el gerente del ICS en Lleida, Ramon Sentís.

Por este motivo, el SEM (Sistema de Emergencias Médicas) ha instalado una carpa médica al lado del área de Urgencias del hospital de referencia del Segrià, en la cual esperarán los pacientes que aguarden los resultados de las pruebas para detectar la COVID-19.

En este sentido, Vergés ha explicado que, en primer lugar, se realizarán las pruebas diagnósticas necesarias en el interior del centro hospitalario y, una vez realizadas, se esperarán las horas necesarias hasta el obtener los resultados en la carpa habilitada.

De esta forma, Salud pretende “aligerar” el número de personas que estén en las salas de espera del hospital y, una vez se diagnostique a los pacientes, serán derivados según necesiten un ingreso hospitalario, un aislamiento domiciliario o hacia los equipamientos que se han habilitado en la demarcación de Lleida para este tipo de casos.

El servicio tendrá capacidad para un centenar de personas y se espera que entre en funcionamiento a partir de la semana que viene. No obstante, Vergés ha recordado a la ciudadanía que cualquier persona con síntomas de COVID debe dirigirse a los Centros de Atención Primaria (CAP), donde tienen todos los recursos necesarios para atender la llegada de pacientes con estas sintomatologías.

La consellera de Salud ha destacado la “tendencia al alza” del número de casos de coronavirus en la demarcación y, especialmente, en la comarca del Segrià.

Aun así, Vergés ha asegurado que “no se puede comparar” la situación vivida en Lleida a finales de marzo y principios de abril con la actual, ya que, aunque sí que ha habido un considerablemente aumento de los casos, está convencida de que tienen “mucha más capacidad diagnóstica y el pronóstico de los pacientes no es el mismo”.

Pese al contexto de tendencia al alza de casos en Lleida, de momento Salud no se plantea ninguna medida más allá que la de controlar los brotes y recomendar a los leridanos que “bajen el ritmo de socialización”.

"No podemos permitir que esto explote en el sistema sanitario, hemos de poder contenerlo antes", ha señalado la consellera, que ha confiado en que las medidas comunicativas convenzan a la ciudadanía para que reduzcan sus contactos sociales para frenar el avance de los contagios. "Si organizamos una cena de amigos, mejor que sea reducida, cuantas menos personas mejor", ha señalado.

De igual forma, ha pedido a su homóloga de Aragón que los pacientes de la Franja aragonesa, que normalmente suponen el 10 % de las urgencias que atiende el hospital de Lleida, no acudan a este hospital y sean derivados al de Barbastro.

En relación a la protección de los colectivos más vulnerables, como es el caso de las residencias geriátricas, Vergés ha anunciado que propondrá en una próxima reunión con el Procicat “medidas para protegerles”.

“No hace falta cortar las comunicaciones entre los residentes y sus familias, porque hoy en día ya disponemos de otras herramientas, pero sí que se deberían de disminuir los riesgos”, ha concluido.

Finalmente, la consellera ha querido dejar claro que “esto no ha terminado, no es ninguna broma”, por lo que recomienda de forma reiterada a la ciudadanía que tome las medidas de protección e higiene necesarias para que la situación siga estando “controlada”