Los empresarios dicen ante Sánchez que subir impuestos es un "error" tras firmar el pacto económico

El Consejo de Ministros extraordinario de este viernes ha aprobado un Real Decreto-Ley de medidas urgentes para apoyar la reactivación económica y el empleo que incluye un nuevo paquete de medidas por importe de 50.000 millones de euros, con una nueva línea de avales del ICO de 40.000 millones de euros para impulsar la actividad inversora en sostenibilidad medioambiental y digitalización y la creación de un fondo de 10.000 millones de euros de apoyo a la solvencia de empresas estratégicas. Este nuevo paquete ha visto la luz en el marco del Acuerdo por la Reactivación Económica y el Empleo con los agentes sociales, que se ha firmado en la Moncloa y que ha servido para ver la buena sintonía entre el Ejecutivo y los agentes sociales, aunque los empresarios han dejado claro ante el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que subir impuestos sería un "error" y que no es el momento de hacer ahora una reforma fiscal.

El pacto tiene como objetivo reforzar y acelerar la recuperación que ya ha iniciado la economía tras la crisis provocada por el COVID-19, según ha explicado el Gobierno, para lo que se ponen en marcha medidas que impulsan la inversión y refuerzan la solvencia de las empresas, lo que a su vez dará soporte a "miles de puestos de trabajo".

Todo ello se ha producido sin que el Ejecutivo comparezca en rueda de prensa para explicar los acuerdos del Consejo de Ministros extraordinario, en una decisión atípica que ha evitado las preguntas de los periodistas. Y es que, en muy raras ocasiones esta comparecencia ante los medios de comunicación se ha suprimido. Ocurrió por ejemplo con la reunión del 3 de junio de 2014 que aprobó el proyecto de ley orgánica que reguló la abdicación del rey Juan Carlos I.

La decisión de cancelar esa rueda de prensa se basa en poner en valor sobre todas las cosas la firma del acuerdo, que ha escenificado Sánchez en La Moncloa junto a los líderes de CCOO, UGT, CEOE y Cepyme, Unai Sordo, Pepe Álvarez, Antonio Garamendi y Gerardo Cuerva.

Al acto de la firma han asistido también, por parte del Gobierno, los cuatro vicepresidentes (Carmen Calvo, Pablo Iglesias, Nadia Calviño y Teresa Ribera), y los ministros de Hacienda, María Jesús Montero; Trabajo, Yolanda Díaz; Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, e Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.

"La subida de impuestos repercute en el crecimiento"

Los presidentes de CEOE y Cepyme han aprovechado sus respectivas intervenciones para expresar su rechazo a los planes fiscales del Gobierno, ya que podrían perjudicar el crecimiento económico.

En este sentido, Cuerva ha advertido a Sánchez de que subir los impuestos a las grandes empresas sería un "error". "La subida a las grandes empresas también repercute en las pequeñas y puede lastrar el crecimiento económico y la inversión", ha dicho Cuerva, que ha insistido en que ahora es el momento de "creer en la empresa y de apostar por ella" porque así también se apostará por el empleo.

Desde CEOE, Garamendi ha afirmado que ahora no es el momento de abrir el debate fiscal y ha subrayado que lo que hay que hacer es combatir la economía sumergida, porque de allí saldrían "un montón de millones".

Las medidas

El nuevo paquete de medidas económicas aprobado por 50.000 millones tiene el objetivo de avanzar en la reactivación económica para impulsar el crecimiento, el empleo y la cohesión.

Entre las medidas se incluye la creación de una nueva Línea de Avales del Instituto de Crédito Oficial (ICO) por importe de 40.000 millones de euros dirigida a impulsar la actividad inversora y fomentarla en las áreas donde se genere mayor valor añadido, en torno a dos ejes principales: la sostenibilidad medioambiental y la digitalización.

Ante el elevado uso de la anterior línea de avales, aprobada el pasado 17 de marzo y destinada a cubrir las necesidades de liquidez, por importe de 100.000 millones de euros, y el "óptimo" funcionamiento del modelo de colaboración público-privado, el Ejecutivo tiene previsto replicar el modo de aprobación y gestión, con el fin de optimizar los recursos y la capilaridad de la llegada de los fondos al tejido productivo.

Sánchez aseguró durante el acto que los acuerdos lanzan "un mensaje de confianza para nuestros socios europeos y el resto del mundo" porque "cuando España acuerda, España gana en esperanza y futuro".

"Vamos a desarrollar un marco adecuado para la actividad a distancia y un pacto para la industria", ha anunciado el presidente, que ha subrayado que en estos momentos "nos dirigimos a una nueva economía, que es digital, verde e inclusiva".

Fondo de 10.000 millones para salvar empresas

Asimismo, el Consejo de Ministros ha aprobado la creación de un Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas. Se trata de un nuevo instrumento que estará dotado con 10.000 millones de euros y cuyo objetivo es aportar apoyo público temporal para reforzar la solvencia de empresas no financieras afectadas por la pandemia.

Este fondo estará adscrito al Ministerio de Hacienda y será gestionado a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), ajustándose a la normativa de ayudas de Estado de la Comisión Europea.

El fondo se articulará a través de distintos instrumentos como la concesión de préstamos participativos, la adquisición de deuda subordinada o la suscripción de acciones u otros instrumentos de capital. El importe de los dividendos, intereses y plusvalías que resulten de las inversiones que se realicen se ingresarán en el Tesoro Público.

En concreto, el fondo está dirigido a sociedades que atraviesen severas dificultades de carácter temporal como consecuencia de la situación generada por el COVID-19 y que sean consideradas estratégicas por diversos motivos, como su impacto social y económico, su relevancia para la seguridad, la salud de las personas, las infraestructuras, las comunicaciones o su contribución al buen funcionamiento de los mercados.

El Consejo de Ministros también ha dado luz verde al 'Plan Renove 2020', dotado con 250 millones de euros, para la adquisición de vehículos, aplicable a compras desde el pasado 16 de junio, y ha aprobado la moratoria hipotecaria para inmuebles afectos a la actividad turística, junto a un sistema de financiación de proyectos para la digitalización y la innovación del sector turístico dotado con 216 millones y que prevé la concesión de un máximo de 1.100 préstamos.

RELACIONADO