Fracaso de la Comisión de Reconstrucción: cierra sin consenso y con reproches entre Gobierno y PP

El PP ha rechazado este viernes los documentos de medidas de Reactivación Económica y de Política Social incluidas en las conclusiones de la Comisión de Reconstrucción tras el COVID-19. En lo relativo a los dos grupos de trabajo sobre Sanidad y Unión Europea, el primer partido de la oposición se decantó por la abstención. Por su parte, la portavoz socialista en el Congreso, Adriana Lastra, ha culpado al PP por la falta de acuerdo con este grupo sobre los dictámenes de la Comisión de Reconstrucción, y le ha recriminado que se haya convertido en un "agente de inestabilidad" y en el partido "de la confrontación y el bloqueo" y de la "bronca".

La comisión que preside el socialista Patxi López se dividió en cuatro grupos de trabajo, uno por cada bloque temático, que han ido funcionando paralelamente para preparar sus respectivos documentos de conclusiones, que este viernes se debatieron y votaron en el plenario de la comisión. Mientras tanto, el Gobierno y el PSOE han mantenido reuniones con el PP intentando un acuerdo entre los dos grandes partidos, pero no se ha logrado.

En el debate de la mañana, la portavoz 'popular' en el grupo económico Elvira Rodríguez ha achacado al Gobierno una "falta total de interés" en llegar a un acuerdo "con contenido" y se ha quejado de que el PSOE ha rechazado enmiendas del PP mientras ha aceptado otras similares de otras formaciones. Además, ha expresado su absoluto rechazo al bloque dedicado a las políticas fiscales porque, a su juicio, no incluye un análisis sobre la situación de las finanzas públicas y contempla el sistema tributario como "mera pieza recaudatoria".

En este sentido, ha llamado al Gobierno a que presente "en el plazo más breve posible", en línea con lo planteado por el Banco de España, una senda de consolidación fiscal "creíble y consistente". "Esto es absolutamente necesario para restablecer nuestra reputación y la confianza en la economía. Que no lo hayan aceptado no es la mejor de las noticias, pero por nosotros que no quede", ha dicho Rodríguez, quien también ha pedido prorrogar los ERTE, revisar el programa de avales públicos concedidos por el ICO para ampliar los plazos de carencia y no derogar la reforma laboral aprobada por el PP en 2012.

En materia de política social, la portavoz 'popular' Rosa Romero, ha asegurado que el partido "no puede votar un documento que deja al margen a la libertad y que es un ataque claro y duro a la educación concertada". La diputada ha explicado que "no pueden aceptar" medidas que excluyen a "dos millones de alumnos" que estudian en este modelo y que el Ejecutivo esté dejando "fuera" de la reconstrucción a la educación especial. A su juicio, en este tema han regresado "las viejas recetas de la izquierda" para "enfrentar lo público con lo privado". Romero también ha lamentado la falta de consenso en otras propuestas. En este sentido, ha criticado que el documento "adolece de medidas a largo plazo", no protege a "los más vulnerables" y no incluye políticas a favor de la creación de empleo que, a su juicio, es la principal vía para la reconstrucción del país tras la pandemia.

Por su parte, la portavoz en materia Sanitaria, Ana Pastor, ha agradecido a los socialistas y al resto de grupos su "sensibilidad" en algunas cuestiones apoyando medidas "importantes" que el PP consideraba que debían estar en el documento. La diputada ha puesto en valor el trabajo del grupo que se ha ocupado de este sector y ha llamado a lograr "un pacto" por la Sanidad antes de la votación final de estas conclusiones, en el Pleno que se celebrará el 22 de julio.

"Sé que hay diferencias, pero se pueden limar para un verdadero compromiso y que la Sanidad española salga reforzada", ha indicado. En este sentido, se ha dirigido a nacionalistas e independentistas que "quieren que desaparezca el Ministerio de Sanidad", para señalar que "juntos y coordinados" se trabaja "de forma más eficaz" y les ha pedido que piensen en lo que mejoraría la situación de los sanitarios con políticas comunes para la movilidad, para una historia clínica única o una cartera común de servicios.

El portavoz del PP en el grupo sobre la Unión Europea, Mario Garcés, ha lamentado la imposibilidad de haber cerrado un acuerdo con el PSOE. Según su lectura, el consenso definitivo no ha sido posible porque los socialistas tienen un "problema grave de identidad", y aunque al principio se abrieron a negociar con el PP, al final, no demostraron una "voluntad" real de acuerdo y prefirieron "echarse en brazos de fuerzas nacionalistas y de izquierda radical". Así, y sin renunciar a un acuerdo que les permita votar sí en el Pleno a las conclusiones del ámbito europeo, el PP repitió su abstención del miércoles en las conclusiones sobre la UE. Las principales diferencias con el PSOE son las menciones a Gibraltar y el pacto de Estabilidad. El PP quiere introducir en el texto la posición tradicional de España sobre el Peñón o bien borrar toda alusión al mismo y también hacer constar la necesidad de "sanear las finanzas públicas" reduciendo la deuda porque, en palabras de Garcés, "es un lastre".

El PSOE acusa al PP de "querer la bronca"

Ante la falta de acuerdo con los populares, la portavoz socialista en el Congreso, Adriana Lastra, ha recriminado al partido de Pablo Casado que se haya convertido en un "agente de inestabilidad" y en el partido "de la confrontación y el bloqueo" y de la "bronca". En una rueda de prensa para evaluar las votaciones de esta tarde de los borradores de conclusiones que se someterán al pleno del Congreso el próximo 22 de julio, Lastra ha arremetido contra el PP porque, ha dicho, "en lugar de sumarse a todos los demás" haya decidido "aliarse a la crisis para tratar de derrocar al Gobierno".

Es decir, que según su interpretación si los populares no forman parte de los acuerdos alcanzados con los otros grupos para aprobar los cuatro dictámenes de los grupos de trabajo, ha sido por razones estratégicas, al preferir una política "de tierra quemada" y al plantear "exigencias irrenunciables" como las que han hecho en el grupo de trabajo de Sanidad. "Les pedimos lealtad, no hacia el Gobierno, sino hacia el país que dicen amar", ha apuntado la portavoz, quien a pesar de todo ha apuntado que los del PP aún están a tiempo de "rectificar" aunque se teme que su líder, Pablo Casado, "no entiende que es momento de responsabilidad, no lo va a entender nunca".

Lastra ha criticado que el PP no desligara el documento sobre sanidad del dictamen referido a la Unión Europea, y ha asegurado que en materia sanitaria el PSOE había pactado con el grupo popular 24 de las 34 enmiendas que había presentado, pese a lo cual no ha sido posible un acuerdo final. Como "gran escollo" ha mencionado el rechazo del PP al copago farmacéutico y a la universalidad de la sanidad, algo que considera "imposible de comprender" por la necesidad de garantizar el acceso a los medicamentos de todos los españoles y de comprometerse con la sanidad pública más allá de las muestras de apoyo trasladadas a sus profesionales durante la pandemia.

También ha reprochado al PP su "deslealtad" en el ámbito europeo, y más en vísperas del Consejo Europeo "más importante" de la década para España, donde se decidirá el destino de 140.000 millones de euros del fondo europeo para la recuperación.

Frente a ello, Adriana Lastra ha valorado la capacidad del PSOE para llegar a acuerdos con los demás grupos en favor de un pacto que "no es de gobierno ni de partido" sino "de país".

También ha señalado respecto a las dificultades surgidas con Ciudadanos por la enseñanza concertada que el PSOE mantiene su apuesta "clara" por la educación pública "y en ese punto no se va tocar" su documento en las votaciones.

La dirigente socialista ha recordado que por la comisión del Congreso han pasado más de 150 comparecientes y que todos han coincidido en la necesidad de mantener la unidad y de un acuerdo amplio "como el que empieza a hacer realidad". "La pena es que no haya querido estar el PP", ha concluido.

Más de 500 medidas aprobadas

La comisión creada en el Congreso para la Reconstrucción Socia y Económica ha aprobado este viernes más de medio millar de recomendaciones para salir de la crisis del coronavirus, en las que se incluyen planes de prevención, reservas estratégicas, más inversión en servicios públicos, ayudas económicas y nuevas leyes que fomenten el teletrabajo y los horarios racionales. El documento pasará un último examen en el Pleno del Congreso en la semana del 20 de julio.

Ésta es una selección de las 50 conclusiones más relevantes de los cuatro grupos de trabajo (Sanidad, Políticas Sociales, Economía y Unión Europea) en los que se dividió la comisión.

SANIDAD

-- Promover un pacto social por la sanidad pública y aumentar la inversión hasta alcanzar al menos la media europea en porcentaje del PIB estabilizado al final de la legislatura.

-- Elaborar un calendario de reformas legislativas ante un posible rebrote del Covid-19 o cualquier otra epidemia.

-- Reforzar con urgencia la Atención Primaria para asumir funciones de vigilancia y epidemiología de campo frente al Covid, singularmente en residencias de mayores y personas con discapacidad.

-- Acabar con la temporalidad de la contratación de los profesionales sanitarios.

-- Poner en marcha una Estrategia Nacional de Transformación Digital del Sistema Nacional de Salud.

-- Incorporar la seguridad sanitaria como parte de la seguridad nacional y redactar una normativa legal para distintos escenarios de emergencias de salud pública y sanitarias.

-- Organizar una red nacional de depósitos de reserva de material sanitario estratégico (materiales de protección, EPIs, mascarillas, sustancias desinfectantes, instalaciones de camas de UCIs, respiradores automáticos, etc.).

-- Crear un cuerpo sanitario de reserva con profesionales en excedencia o jubilados, para emergencias o pandemias.

-- Priorizar la compra a fabricantes españoles.

-- Incrementar gradualmente la inversión en I+D+i en los próximos 5 años hasta el 2% del PIB, así como los presupuestos dedicados a proyectos de investigación en salud.

-- Reforzar la colaboración público-privada con la industria farmacéutica y biotecnológica y legislar para aumentar la transparencia en el desarrollo y producción de fármacos para evitar sobreprecios abusivos.

-- Eliminar los copagos.

-- Impulsar una Estrategia Nacional de Salud Mental.

POLÍTICAS SOCIALES

-- Impulsar un pacto social y político por la racionalización de los horarios y regular el teletrabajo

-- Promover acciones específicas para trabajadoras del hogar, mujeres del medio rural y otros colectivos altamente feminizados y precarizados.

-- Explorar la mejora del sistema de protección por desempleo, garantizando su viabilidad presupuestaria.

-- Estudiar la posibilidad de extender las moratorias de desahucios, la imposibilidad de corte de suministros y el apoyo al pago de deudas relacionadas con la vivienda.

-- Poner en marcha la Comisión de Seguimiento y el Consejo Consultivo del Ingreso Mínimo Vital (IMV).

-- Impulsar una Ley de Diversidad Familiar.

-- Realizar, con las comunidades autónomas, planes de contingencia para prevenir posibles situaciones de rebrotes del Covid garantizando el derecho a la salud de las personas mayores.

-- Fortalecer la educación pública y mejorar los derechos laborales de sus profesionales, así como aumentar los recursos púbicos dedicados a educación y becas.

-- Universalizar el acceso a la Educación Infantil 0-3 años en condiciones de equidad.

-- Garantizar la alimentación saludable de niños vulnerables durante el curso escolar y luchar contra la segregación escolar asociada a la vulnerabilidad sociocultural y económica familiar o la discapacidad y garantizar la inclusión.

-- Elaborar el Estatuto del Becario.

-- Implantación de un sistema universitario híbrido (presencial-digital).

REACTIVACIÓN ECONÓMICA

-- Reducir la brecha fiscal con Europa sin limitar el crecimiento, la competitividad y la eficiencia de las empresas.

-- Desarrollar una Ley de start-ups y empresas innovadoras y buscar un Pacto por la Ciencia y la Innovación para incrementar la inversión total en I+D+I hasta la media de la UE.

-- Alcanzar un Pacto de Estado por la Industria.

-- Avanzar en planes para fortalecer las pymes y elaborar una nueva Estrategia de Estado para la Economía Social.

-- Promover una reforma de la PAC que garantice la triple sostenibilidad económica, social y medioambiental durante el periodo 2021-2027.

-- Poner en marcha un Plan de recuperación verde alineado con el Pacto Verde Europeo.

-- Elaborar un Plan Estatal para la Rehabilitación de Viviendas.

-- Estudiar cómo flexibilizar los ERTE para que continúen siendo un instrumento de flexibilidad interna en las empresas según la recuperación de la actividad del sector y poder adaptarse ante posibles rebrotes.

-- Impulsar planes de digitalización de la Administración y para la educación on line.

-- Renovar el actual 'Plan nacional 5G' adoptando una nueva 'Estrategia de Despliegue 5G'.

-- Tramitar una nueva Ley del Mercado de Valores.

-- Desarrollar Planes de Impulso a la cadena de valor de la Industria de la Automoción y del Sector Turístico.

UNIÓN EUROPEA

-- Promover un Marco Financiero Plurianual teniendo en cuenta los países y sectores más afectados por el Covid.

-- Negociar un fondo de recuperación europeo con recursos suficientes, basado no sólo en transferencias, sino también en préstamos.

-- Acelerar la puesta en marcha del instrumento SURE para apoyar a desempleados, la línea Covid-19 del MEDE para los Estados y el Fondo de Garantías del BEI para las empresas.

-- Confirmar, pasada la pandemia, el compromiso de España con las reglas del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, el saneamiento de las cuentas públicas y la reducción del nivel de deuda pública.

-- Culminar la arquitectura de la Unión Económica y Monetaria y avanzar en una Unión de Mercado de Capitales que permita que el crédito llegue a las empresas, especialmente a las pymes.

-- Impulsar la armonización fiscal de tributos como el Impuesto de Sociedades y apoyar la creación de una tasa europea por servicios digitales y a las transacciones financieras.

-- Proponer la eliminación del requisito de la unanimidad en el proceso de toma de decisiones relativo a la política exterior y de seguridad europea.

-- Impulsar una nueva política de migración y asilo europea eficaz y avanzar en la transversalidad de políticas de igualdad de género e igualdad salarial efectiva.

-- Avanzar hacia una Unión Sanitaria frente a posibles rebrotes o futuras pandemias y reclamar pruebas de estrés a los sistemas sanitarios de los Estados miembros.

-- Realizar listas europeas de medicamentos, vacunas y equipamientos sanitarios básicos, evaluar los procedimientos de compra pública europea de estos productos y reforzar la coordinación en investigación europea para el desarrollo de una vacuna de acceso universal.

-- Aplicar los elementos centrales del Pacto Verde, de la Agenda de Digitalización Europea y de la Agenda Europea de Innovación, y elaborar una política común en el ámbito de las redes digitales, en particular la extensión del 5G.

-- Impulsar planes específicos de recuperación postCovid para las zonas despobladas, islas, regiones ultraperiféricas, e incrementar la participación de comunidades y ciudades autónomas en la formación de la posición española en Europa.

-- Promover un acuerdo entre la UE y Reino Unido que defienda los intereses de España y, pese al Brexit, cooperar con este país para mejorar la seguridad de los flujos de personas y mercancías y aprovechar para impulsar el desarrollo sostenible del Campo de Gibraltar.

RELACIONADO