Celaá asegura que el debate sobre las ayudas a la escuela concertada aún está "vivo"

La ministra de Educación asegura que los 2.000 millones destinados a compensar las desigualdades y a resolver las necesidades de los mas vulnerables, se repartirán "de forma equitativa"

El debate "sigue vivo". La ministra de Educación, Isabel Celaá, se ha manifestado de esta manera en torno al debate en la Comisión de Reconstrucción del Congreso sobre las ayudas a la escuela concertada tras la crisis provocada por el coronavirus y que no contempla el borrador pactado por PSOE y Unidas Podemos. Así lo ha dicho Celaá este miércoles en 'La ministra de Educación responde', un programa especial de El País, en el que ha sido entrevistada por alumnos, profesores y padres.

Se trata del reparto de 2.000 millones de euros procedentes de los fondos europeos por el coronavirus y que, según el texto de PSOE y Unidas Podemos, solo se destinarán a la escuela pública de gestión directa.

Celaá ha señalado que estos fondos, destinados a compensar las desigualdades y a resolver las necesidades de los mas vulnerables, se repartirán "de forma equitativa" y "dando a cada una lo que le corresponde" -en relación a la escuela concertada y pública- y ha señalado que "si queremos que el sistema educativo avance, de nada sirve dar más a quien ya tiene más".

"Nosotros no hablamos de titularidad (de centro) sino de los más vulnerables", ha dicho, antes de explicar que "los recursos públicos son escasos por naturaleza y han de estar bien distribuidos entre la población que mas lo necesita".

La ministra ha aclarado que una cosa es lo que se debate en la Comisión del Congreso, que son los recursos para la reconstrucción, y otra el proyecto de Ley de Educación en el que está "perfectamente que esta contemplada la educación pública y la concertada".

Celaá también se ha referido a los alumnos de Educación Especial y ha reiterado el compromiso del Gobierno con su mejora a través de la dotación de más recursos en centros ordinarios, al tiempo que ha insistido en que no se van a cerrar los centros especiales, que "apoyamos respetamos y reconocemos".