La Unión Europea negocia con el fabricante de Remdesivir tras la operación de EEUU de comprar casi todo el 'stock'

Bruselas, que teme el movimiento de Trump de cara a una próxima vacuna, no desvela qué cantidad de dosis podría adquirir

La Unión Europea negocia ya con Gilead Sciences, la farmaceútica que produce el Remdesivir, el medicamento que ha demostrado ser más eficaz contra el COVID-19, para garantizar dosis suficientes a los ciudadanos europeos. Según informan medios como 'El País' o Antena 3, Bruselas está dialogando con Gilead para que aumente su capacidad de producción para asegurarse también la compra del antiviral, ya que casi la totalidad de la que había producido hasta septiembre se la ha quedado EEUU, en una decisión unilateral que preocupa al mundo.

Sin embargo la UE, que ha "tomado nota" de este movimiento de la Administración de Donald Trump y teme que haga un movimiento similar cuando haya una vacuna eficiente, no ha desvelado qué cantidad de dosis ha negociado con el fabricante del Remdesivir.

Y mientras, el Ministerio de Sanidad ha asegurado que "existe un 'stock' suficiente" de Remdesivir en España para hacer frente "a la situación actual y a posibles brotes" en COVID-19 dentro de las indicaciones actuales del fármaco, es decir, en adultos y adolescentes mayores de 12 años con neumonía que requieran oxígeno.

Según han explicado fuentes de Sanidad, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) "permanece en comunicación constante con la compañía para evaluar regularmente la situación". "Por otra parte, la AEMPS lleva haciendo un seguimiento de 'stocks' y consumos de este fármaco desde antes del inicio del estado de alarma", añaden.

En declaraciones a la Cadena SER, la directora de la AEMPS, María Jesús Lamas, ha señalado que el Ministerio está "en comunicación continua" con la compañía responsable de Remdesivir para garantizar el 'stock' en España. "Pensamos que sí. Lo pensábamos antes de esta noticia y lo hemos vuelto a confirmar durante la mañana", ha comentado.

Este lunes, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos anunció un acuerdo para asegurar grandes suministros de Remdesivir para Estados Unidos hasta septiembre. En concreto, se han asegurado más de 500.000 dosis de tratamiento del fármaco para los hospitales americanos hasta septiembre.

Esto representa el cien por cien de la producción para julio (94.200 dosis de tratamiento), el 90 por ciento en agosto (174.900) y el 90 por ciento en septiembre (232.800), además de una asignación para ensayos clínicos. Un ciclo de tratamiento con Remdesivir es, en promedio, de 6,25 viales.

"El presidente Donald Trump ha logrado un increíble acuerdo para asegurar que los estadounidenses tengan acceso a la primera terapia autorizada para la COVID-19. Hasta donde sea posible, queremos garantizar que cualquier paciente estadounidenses que lo necesite lo pueda obtener", dijo en un comunicado el secretario de Salud, Alex Azar.

El Remdesivir, una terapia experimental que empezó a desarrollarse en 2009 y se puso a prueba con pacientes del ébola a mediados de la década pasada, se ha autorizado de emergencia para el coronavirus SARS-CoV-2 porque un ensayo clínico estadounidense mostró que ese fármaco acorta el tiempo de recuperación en algunos pacientes.

Gilead anunció este lunes que va a vender su fármaco a 390 dólares el vial para los Gobiernos de países desarrollados, lo que elevaría el precio del tratamiento más habitual a 2.340 dólares por paciente y el de las terapias más largas a 4.290 dólares. Por eso, son muchas las voces que han pedido a la farmacéutica un esfuerzo para ajustar un poco más el precio, excesivamente elevado para muchos.

En EEUU, desde que en mayo se aprobó de emergencia el uso de Remdesivir para enfermos de coronavirus, los hospitales han estado usando dosis donadas por Gilead, que a partir de este mes comenzará a cobrar por el medicamento.

Este antiviral se administra por vía intravenosa y ralentiza la producción de nuevas partículas del virus. Como resultado, la infección viral se desarrolla con menos rapidez y los pacientes en estado grave se recuperan en una media de cuatro días antes de lo habitual.

La compra se conoce justo cuando EEUU vive un repunte en el número de contagios por coronavirus, con más de 40.000 diarios, especialmente en estados del sur y oeste del país como Texas, Florida, Arizona y California, lo que ha llevado a numerosas partes del país a suspender o revocar los planes de reapertura económica.

RELACIONADO