PP y Cs apoyan a Sánchez en economía, Sanidad y UE pero censuran su ataque a la educación concertada

El Gobierno de Sánchez ha vuelto a recurrir a su estrategia de la geometría variable para tratar de sacar adelante las conclusiones de los cuatro documentos debatidos en la Comisión de Reconstrucción del Congreso (Sanidad, Políticas Sociales, Reactivación Económica y UE). De momento, ya ha logrado el apoyo de Cs a su documento sobre Europa y Sanidad mientras siguen las negociaciones con el PP, que se ha mostrado dispuesto a respaldar ambos textos, bien en la votación definitiva del viernes o ya en el Pleno. Además, el partido de Arrimadas apoyó también las recetas económicas de la reconstrucción tras pactar varias mediadas. Sin embargo, las discrepancias entre el Gobierno y de la oposición sobre las ayudas a la escuela concertada se han revelado como el principal escollo para un acuerdo sobre Políticas Sociales con acusaciones de sectarismo del PP y Cs al Ejecutivo.

La Comisión de Reconstrucción que preside el socialista Patxi López se dividió en cuatro grupos de trabajo para organizar su tarea. Cada uno de ellos se ha reunido este miércoles para aprobar sus respectivos documentos de conclusiones, que serán elevados el viernes para su debate y votación al plenario de la comisión y que llegarán al Pleno en la segunda quincena de junio para su ratificación.

Aunque habrá tiempo hasta esa sesión plenaria para buscar más acuerdos, de momento los socialistas han recurrido a la llamada geometría variable recogiendo aportaciones de unos y otros para alcanzar consensos. Eso sí, no siempre han ido de la mano de sus socios de Gobierno, puesto que ha habido enmiendas que se han aprobado sin el apoyo de Unidas Podemos y a la inversa, otras que han salido adelante pese al voto en contra del PSOE.

Ciudadanos ha sido el grupo de la oposición que más conclusiones ha avalado. En concreto, ha dado el sí a los documentos sobre economía, Sanidad y Unión Europea, tras conseguir que se incorporaran algunas de sus enmiendas, mientras que se ha votado en contra en el de políticas sociales y cuidados. Por su parte, el PP no ha respaldado ninguno de los textos de los grupos de trabajo, pero continuará negociando con el PSOE para poder apoyar el de sanidad y el europeo, bien en la comisión o ya en el Pleno. De momento, este miércoles se ha abstenido en la votación de esos dos documentos, aunque se han introducido ya algunas de sus enmiendas, tanto propias como transaccionadas.

El 'ataque' a la escuela concertada

El borrador sobre Políticas Sociales y Sistema de Cuidados  pactado entre PSOE y Unidas Podemos excluye a la escuela concertada de las ayudas económicas destinadas a la Educación tras la crisis provocada por la pandemia y propone que la totalidad del incremento de la inversión vaya destinada a la educación pública de gestión directa. El documento ha salido adelante con los votos a favor de PSOE y Unidas Podemos y  ERC y la abstención de Bildu. En este caso, PP, Ciudadanos, PNV y JxCat han votado en contra.

"Esta propuesta es un ataque directo a la libertad de enseñanza y de elección que los padres tienen reconocida en la Constitución", ha denunciado la diputada del PP Rosa Romero, que ha acusado al Ejecutivo de querer dejar atrás a uno de cada cuatro alumnos que son los que estudian en colegios concertados. La diputada del PP ve en este texto un "ataque a la libertad de oportunidades" en un momento en el que todos los centros educativos necesitan apoyo. "Es una propuesta sectaria e ideológica y en la que no vamos a estar de acuerdo", ha anunciado.

La diputada de Cs Sara Giménez ha asegurado que esta propuesta está basada en el "sectarismo e ideologización" y ha hecho un llamamiento al consenso y a la igualdad de oportunidades dejando a una lado la "estigmatización". "Pido que se rectifique y que podamos llegar a un acuerdo", ha reclamado.

A estos partidos ha contestado la exministra de Sanidad y diputada del PSOE, María Luisa Carcedo, que ha reclamado a la oposición que no mezcle los argumentos para desprestigiar unas medidas que buscan fomentar la igualad de oportunidades en educación y la búsqueda de la equidad, ya que -ha lamentado- "por desgracia" existe segregación y ésta se da entre las rentas más bajas. "Centremos los recursos que tenemos, que no son muchos, en el concepto de equidad y igualdad de oportunidades", ha pedido. Desde Unidas Podemos, su portavoz ha animado a los partidos de la oposición a sumarse al consenso social de defender lo público y avanzar en la protección de los derechos.

Apoyo mayoritario a un pacto por la Sanidad

El grupo de trabajo de Sanidad y Salud Pública ha aprobado por su parte este miércoles el documento de conclusiones de medidas sanitarias con el voto a favor de los partidos en el Gobierno, PSOE y Unidas Podemos, y con el apoyo de Ciudadanos, con los que han pactado algunas de las iniciativas. Tanto ERC, como PNV y Junts han votado en contra, mientras que Coalición Canaria y PP se han abstenido. Vox, por su parte, no ha participado en el debate ni en la votación, ya que hace dos semanas que se retiró de estas negociaciones.

Fuentes del principal partido de la oposición explicaron su abstención en este debate señalando que aún existen "aspectos clave" en el sector "que no han sido introducidos" en las conclusiones. Como ejemplo, señala la creación de "una agencia de salud pública y de calidad existencial" y "todo lo relativo a la financiación de las medidas para garantizar la mejora del sistema". Los 'populares' esperan incluirlo en el documento a través de la Comisión de Reconstrucción de este viernes, o cuando las conclusiones lleguen al Pleno del Congreso durante el mes de julio.

La portavoz 'popular' en esta comisión, Ana Pastor, ha defendido ha defendido en su intervención en el grupo de trabajo la necesidad de realizar reformas "de calado" en el Sistema Nacional de Salud (SNS), para lo cual ha abogado por realizar una reorganización adecuada de los recursos a través de protocolos organizados y coordinados. También, ha instado a crear una Red de Laboratorios de Microbiología, reforzar la sanidad exterior, desarrollar la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias o poner en marcha una reserva estratégica de profesionales.

Una enmienda igual a esta última iniciativa, pero de Cs, sí se ha incluido en el documento votado, tras un acuerdo entre naranjas y los partidos que sustentan el Ejecutivo. Su portavoz de Sanidad, Guillermo Díaz, ha mostrado su satisfacción por esta medida que implica la activación de aquellos profesionales sanitarios que por distintas circunstancias no se encuentran ejerciendo (excedencia, jubilación), cuando hay una emergencia sanitaria similar a la pandemia.

La formación que lidera Arrimadas también ha llegado a un acuerdo con el Ejecutivo para impulsar la aprobación de una nueva Estrategia Nacional de Salud Mental, para la creación de un sistema integral de atención, para combatir la estigmatización y garantizar los derechos de las personas con este tipo de problemas. También ha incluido en el documento, la puesta en marcha de un Plan Estratégico de Prevención del Suicidio.

En el debate, la mayoría de los grupos parlamentarios han destacado la importancia de reforzar el sistema de Atención Primaria, así como de reforzar la salud pública, si bien tanto Bildu, como PNV, ERC, JxCat o Coalición Canaria han abogado por no centralizar la sanidad y sí mejorar su financiación.

Sale adelante el texto sobre Europa

El documento sobre Europa, que ha incorporado enmiendas de los grupos, incluida alguna transaccionada entre PSOE, PP y Cs, ha salido adelante también por amplía mayoría en la Comisión de Reconstrucción -los populares se han abstenido- y será el viernes cuando se apruebe el texto que irá a pleno. El documento, que ha tenido como base el borrador elaborado por el PSOE y Unidas Podemos, ha sido aprobado por 165 votos a favor (PSOE, Unidas Podemos y Cs), seis en contra (PNV) y 114 abstenciones (PP, ERC, JxCat y EH Bildu). No obstante, el viernes vuelve a haber una oportunidad para que se incorporen las enmiendas que han quedado vivas y dependiendo si son o no aceptadas, podría variar la posición final de las fuerzas políticas.

Uno de los principales escollos que ha puesto sobre la mesa es la referencia que el borrador hace de Gibraltar cuando aboga por negociar un acuerdo España-Reino Unido sobre los aspectos relativos al Peñón "que permitan impulsar una zona de prosperidad compartida en el Campo de Gibraltar, en la estela de los cuatro protocolos firmados en 2019". Para el PP no es admisible que no se reivindique Gibraltar como parte de España y, por eso, ha dicho ser partidario de suprimir esta referencia si con ello se evita "el colapso" en la negociación, pero fuentes socialistas han asegurado a EFE que ese punto se mantiene.

Por ahora, PP, PSOE y Cs han logrado transaccionar una enmienda relativa a la estrategia de transformación digital y de la agenda verde, dentro del plan de reformas estructurales que exige Bruselas.

La mayoría de los grupos políticos han manifestado durante el debate de este miércoles su disposición a llegar a un texto consensuado sobre la Unión Europea y solo los nacionalistas vascos han votado en contra después de que no le aceptarán ninguna de sus "mejoras", que para ellos "son nucleares", han señalado a EFE fuentes de este grupo, y que sobre todo están relacionadas con el papel de las comunidades autónomas en la reconstrucción.

Reconstrucción Económica

Donde las posibilidades de acuerdo con el PP están muy alejadas es en las recetas económicas de reconstrucción, donde el voto del primer partido de la oposición fue negativo. "Votamos en contra del dictamen del grupo de trabajo sobre economía porque nuestro modelo es la creación de empleo y la bajada de impuestos", señala Génova. Pese a ello ambos partidos aseguraron que seguirán negociando hasta la votación final del próximo viernes e, incluso, hasta el pleno de la semana del 20.

Sin embargo, el Gobierno si logró el apoyo de Cs tras pactar una serie de medidas. Entre ellas, un aviso de que el aumento de ingresos fiscales para reducir la brecha fiscal con la media de la UE, tal y como persigue el Gobierno, debe realizarse "sin limitar el crecimiento, la competitividad y la eficiencia de las empresas españolas". Otra enmienda pactada por ambas formaciones llama a "avanzar en la seguridad jurídica, certidumbre, eficiencia y progresividad" del sistema fiscal, "mejorar la capacidad de recaudación en términos de justicia fiscal y capacidad de pago de los contribuyentes (tanto personas físicas como jurídicas) - con el fin de que aporten más quienes más tienen para que reciban más quienes más lo necesiten".

También han acordado que la fiscalidad ambiental que se apruebe esté "armonizada en todo el territorio nacional y a nivel comunitario" y "fortalecer la prevención y lucha contra el fraude fiscal, especialmente el relacionado con las grandes fortunas y la economía sumergida". Para ello, se contempla una revisión del delito fiscal para endurecer las penas y limitar los supuestos para rebajarlas mediante pago.

En materia laboral, una de las enmiendas aceptadas por el PSOE pasa por estudiar la flexibilización para la continuidad de los ERTE como instrumento de flexibilidad interna de las empresas y que, al aplicarlos, se tenga en cuenta el nivel de la recuperación en el sector y su adaptación ante posibles rebrotes. Así, la enmienda incorporada a las conclusiones económicas acepta que esta flexibilización se realice "en base a la evolución de la recuperación de la actividad a nivel sectorial y lo suficientemente flexible para acomodar los efectos de nuevos rebrotes localizados que afecten a la actividad económica de las empresas".

Además, rebaja el compromiso para mantener el empleo incluido en el texto original, pues si en el original se buscaba un fomento para que el diálogo social "garantice el compromiso del mantenimiento del empleo", se sustituye por que "contribuya a mantener los niveles de empleo".

RELACIONADO