Trabajadores de Alcoa marchan en caravana hasta Lugo para reclamar una solución

Los trabajadores creen insuficientes las medidas del Gobierno para abaratar el coste de la energía eléctrica, ya que no frenan el ERE planteado por la propia multinacional

Trabajadores de la factoría de Alcoa San Cibrao, arropados por vecinos de la comarca, han viajado este domingo en coche desde la comarca lucense de A Mariña hasta Lugo capital en una caravana de “16 kilómetros” para reclamar una solución que permita garantizar la producción de aluminio primario en la planta mariñana y, consecuentemente, el mantenimiento de los puestos de trabajo.

El presidente del comité de empresa, José Antonio Zan, agradeció una vez más la respuesta de la comarca de A Mariña a esta convocatoria y la unidad de los trabajadores en las acciones para defender los puestos de trabajo de Alcoa San Cibrao, lo que “ha permitido formar una caravana de 16 kilómetros” de longitud, según la información “de la propia Dirección General de Tráfico”, precisó.

Los vehículos que acabaron su recorrido en la Ronda da Muralla de Lugo partieron de diferentes municipios de la comarca de A Mariña, concretamente desde Viveiro, Cervo, Burela y Barreiros, para reagruparse en la Autovía do Cantábrico (A-8).

La caravana hizo el recorrido por la autovía A-8 hasta Baamonde (Begonte), donde enlazó con la Autovía del Noroeste (A-6), para llegar hasta la ciudad de Lugo, a la que accedió a través de la salida del polígono industrial de O Ceao.

Desde allí, decenas de coches entraron en Lugo capital por la Avenida da Coruña, para llegar a la Ronda da Muralla, donde los manifestantes hicieron sonar de forma repetida el claxon de sus coches.

Inicialmente estaba previsto que los vehículos accediesen al casco histórico de la ciudad, pero finalmente, dada la magnitud de la propia caravana, se limitaron a dar una vuelta completa a la Ronda da Muralla, la vía perimetral que rodea el monumento romano, donde finalizó la protesta, pasadas las 14:00 horas.

En peligro 534 puestos de trabajo

Esta protesta se ha producido después de que la dirección de Alcoa iniciase el pasado jueves -día 25 de junio- el período formal de consultas en el proceso de despido colectivo que podría terminar con 534 trabajadores de la fábrica de Aluminio Primario de San Cibrao en la calle, además de la repercusión que tendría esta decisión sobre todas las empresas auxiliares.

En declaraciones a Efe, el presidente del comité de empresa afirmó que, en este momento, la solución pasa por el hecho de que “el Gobierno de España y la Xunta de Galicia” se “pongan de acuerdo” y se decidan a actuar de forma conjunta.

Zan afirmó que las últimas medidas aprobadas por el Gobierno para abaratar el coste de la energía eléctrica “no sirven para nada”, porque no son suficientes para tumbar el ERE planteado por la propia multinacional.

A juicio del comité de empresa, añadió, la única solución posible en este momento pasa “por una intervención” de la factoría de producción de aluminio primario de San Cibrao, al menos “durante un tiempo”, para tratar de buscar después un comprador, siempre que exista un “plan de viabilidad” que garantice el futuro de la fábrica.

Leer más noticias sobre