El coronavirus azota sin piedad a unos Estados Unidos que ya superan los 122.500 muertos

El país aporta uno de cada cuatro casos en todo el mundo, mientras que Trump ignora las recomendaciones científicas

Estados Unidos alcanzó este jueves la cifra de 2.416.727 casos confirmados de COVID-19 y 122.550 fallecidos, de acuerdo con el recuento independiente de la Universidad Johns Hopkins. Este balance a las 20.00 hora local (00.00 GMT del viernes) es de 38.079 contagios más que el miércoles y de 618 nuevas muertes.

La media de nuevos casos diarios en EEUU ha vuelto a situarse en la última semana por encima de los 30.000 por el repunte en estados como California, Florida, Texas y Arizona, que suman entre los cuatro cerca de la mitad de contagios de todo el país.

Los expertos advierten de que las cifras "reales" podrían ser 10 veces mayor. "Probablemente hemos identificado solo en torno a un 10% del estallido”, ha explicado el doctor Robert Redfield, director de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, que calcula que entre un 5% y un 8% de los estadounidenses han sido contagiados hasta la fecha.

Mientras, las polémicas acciones del presidente del país, Donald Trump, siguen sorprendiendo a una sociedad que sufre las peores consecuencias de la pandemia. Este jueves el equipo del presidente anunciaba que el magnate viajará este fin de semana a Nueva Jersey y no respetará la cuarentena vigente en el estado para evitar la propagación porque "no es un civil".

A principios de junio, la fábrica de test 'Puritan Medical Products', en Maine, se vio obligada a deshacerse de toda la producción de ese día tras la visita del presidente, ya que este no había usado mascarilla durante la misma y la seguridad de los productos podría verse comprometida. Trump se paró en varias ocasiones para hablar con los trabajadores, que estaban debidamente protegidos, e incluso llegó a coger uno de los test y simuló que se realizaba una prueba, sin usar guantes de protección.

Nueva York se mantiene como el estado más golpeado en Estados Unidos por la pandemia con 390.415 casos confirmados y 31.301 fallecidos, una cifra solo por debajo de Brasil, el Reino Unido e Italia. Tan solo en la ciudad de Nueva York han muerto 22.384 personas.

A Nueva York le siguen la vecina Nueva Jersey con 13.092 muertos, Massachusetts con 7.962 e Illinois con 6.810 muertos. Otros estados con un gran número de fallecidos son Pensilvania con 6.557, Michigan con 6.133, California con 5.751 o Connecticut, con 4.298. En cuanto a contagios, California es el segundo estado solo por detrás de Nueva York con 197.589.

El balance provisional de fallecidos -122.550- ha superado ya la cota más baja de las estimaciones iniciales de la Casa Blanca, que proyectó en el mejor de los casos entre 100.000 y 240.000 muertes a causa de la pandemia.

El presidente, Donald Trump, rebajó esas estimaciones y se mostró confiado en que la cifra final estaría más bien entre los 50.000 y los 60.000 fallecidos, aunque en sus últimos cálculos auguró ya hasta 110.000 muertos, un número que también se ha superado.

Por su parte, el Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud (IHME) de la Universidad de Washington, en cuyos modelos de predicción de la evolución de la pandemia se fija a menudo la Casa Blanca, calcula que Estados Unidos llegará al mes de octubre con unos 180.000 muertos.

RELACIONADO