El Sevilla sucumbe al final en La Nucía (1-1)

Un gol en propia puerta de Diego Carlos, asistente en el primer tanto sevillista, ha permitido al Levante UD rescatar este lunes un punto ante el Sevilla FC (1-1) en el primer partido de la vigésima novena jornada de LaLiga Santander, que impide al cuadro de Julen Lopetegui distanciarse en la tercera posición. En el otro encuentro disputado este lunes, el Betis y el Granada empataron en el Villamarín (2-2).

El neerlandés Luuk de Jong, asistido por el brasileño, abrió la cuenta al inicio de la segunda parte, pero el arreón levantinista en los últimos minutos arrebató dos puntos al cuadro andaluz, que se mantiene tercero con 51 puntos, cuatro más que la Real Sociedad y cinco más que Getafe y Atlético; los de Paco López (35), por su parte, enlazan su tercer empate consecutivo y cuarta jornada seguida sin ganar.

En el primer duelo de Primera en el Olímpico Camilo Cano de La Nucía (Alicante), donde los granotas disputarán sus partidos como local hasta final de temporada por las obras en el Ciutat de València, los de Julen Lopetegui fueron haciéndose poco a poco con el control de un choque en el que Munir estrenó las ocasiones con un remate al larguero al cuarto de hora.

Koundé, con un disparo que se marchó rozando el poste, y Mayoral, que no llegó por muy poco a un pase filtrado de Rochina, estuvieron a punto de adelantar al cuadro sevillista, que logró su premio cuando solo habían transcurrido 25 segundos de la reanudación.

Nada más salir de vestuarios, Diego Carlos puso un gran pase en largo ante el desmarque por la izquierda de Munir, que la bajó con el pecho y la puso al segundo palo, donde Luuk de Jong remató a placer (min.46). El propio central brasileño pudo incrementar la cuenta ocho minutos más tarde, pero el colegiado anuló su tanto de cabeza al interpretar que cometió falta sobre Campaña.

Aitor todavía tuvo que aparecer un par de veces más, en dos chuts de Munir y Escudero, antes de que los de Paco López ganaran peso en el duelo. Hernani, tras regatear a la zaga nervionense, exigió a Koundé emplearse a fondo para sacar el esférico en línea de gol en el minuto 86, preludio del tanto del empate.

En el 88, Miramón puso un centro lateral que Vaclik despejó por bajo y topó con Diego Carlos, que introdujo la pelota de manera involuntaria en su propia portería; con ello, los locales volvían a rescatar un punto, como lograron el pasado viernes ante el Valencia en Mestalla en el minuto 98. El portero checo pudo redimirse en el descuento al sacar una gran mano a un disparo de Mayoral desde la frontal.