Bronca en Madrid: Aguado aborda con la izquierda la reconstrucción tras el plantón de PP y Vox

La tensión de las últimas semanas en el seno del Gobierno de coalición de la Comunidad de Madrid sigue en aumento pese a los intentos de las direcciones nacionales de PP y Cs por tratar de cerrar en falso la disputa entre los socios. De manera unilateral, el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, ha organizado una reunión este lunes con los portavoces de los grupos parlamentarios de la Asamblea de Madrid para abordar la reconstrucción de la pandemia. Un encuentro al que han dado un 'portazo' PP y Vox y que ha molestado a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, quien ha subrayado que los gobiernos de coalición tienen que tomar "decisiones conjuntas".

Aguado y los grupos de izquierda de la Asamblea de Madrid (PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos) han iniciado este lunes el diálogo para la reconstrucción de la autonomía tras el coronavirus e invitan a Díaz Ayuso y a Vox a sumarse.

En declaraciones a los medios, Aguado se ha mostrado "contento" porque "por fin" han hablado, algo que "parece revolucionario en estos tiempos que corren". "Hemos conseguido hablar con algunos partidos de la oposición, con la inmensa mayoría además", ha señalado. la cita ha ido "bien" y ha discurrido "con normalidad", por lo que el vicepresidente espera que "sea la primera reunión de varias, de muchas", que puedan seguir llevándose a cabo en las próximas semanas y ha emplazado tanto a Vox como a la presidenta a que se unan. Para Aguado, sería "fantástico" poder alcanzar acuerdos que ya se han logrado en otros puntos del país.

A su parecer, se ha dado "un paso muy importante" porque han roto "esa especie de muro invisible pero muy incómodo y muy desagradable entre el Gobierno y la oposición". "Parecía que no podíamos hablar y hemos hablado", ha indicado, al tiempo en el que ha desgranado que han coincidido en subrayar la importancia de "compartir medidas". Además, se han mostrado favorables a que "se pueda recuperar la normalidad en la Asamblea de Madrid" así como, según ha declarado, están de acuerdo "en valorar internamente poner en marcha "mesas de trabajo".

Con respecto a las ausencias, Aguado ha insistido en que es importante abrirse a todas las formaciones políticas y aunque agradece el "gesto de generosidad" que hizo Vox, permitiendo poner en marcha el Gobierno regional, ha recordado que ellos mismos "se han ubicado en la oposición". En este sentido, le ha recordado a su portavoz, Rocío Monasterio, que le guste o no, él es el vicepresidente.

Ayuso carga contra la reunión

Sin embargo, la presidenta madrileña ya manifestó este domingo su desacuerdo con la convocatoria impulsada por Aguado, y explicó que quiere volver a llevar esta semana al Consejo de Gobierno el plan para la recuperación de Madrid que presentó la semana pasada para decidir cómo presentarlo a los grupos de la oposición. Ayuso sostuvo que el vicepresidente y ella tendrían que presentar el plan primero a Vox, que es el grupo que posibilitó con su apoyo externo su investidura como presidenta regional y la formación del Gobierno de coalición, y, posteriormente, explicárselo al PSOE y al resto de los grupos de la Cámara, en orden de mayor a menor representación.

Este lunes, Ayuso ha manifestado que los gobiernos de coalición tienen que tomar "decisiones conjuntas" y por ello insiste en que el Consejo de Gobierno debe decidir conjuntamente la relación que se va a mantener con el legislativo. Ayuso ha manifestado que tras presentar el plan para la reactivación tras el COVID-19 la semana pasada señaló que quería hablar con los grupos parlamentarios así como también lo hizo en sus intervenciones en la Cámara regional. El objetivo era "conocer sus propuestas y ver como ir mejorando frente a la situación que ha dejado el coronavirus".

Yo quería en el próximo Consejo volver a hablar con el Gobierno y ver qué decisión vamos a mantener con el legislativo. Quiero una ronda de contactos con todos los grupos parlamentarios porque además cumplimos un año de legislatura", ha manifestado. Posteriormente, la presidenta ha dejado la puerta abierta a que se pueda articular "bien una comisión en la Asamblea o grupos de trabajo".

La dirigente madrileña he hecho hincapié en que se deben tomar decisiones conjuntas y cree que, primero, sería mejor que lo hablase el Ejecutivo. "Si se reúnen poco mas puedo decir, en materia de economía no tenemos las mismas ideas pero también tendrán ellos que aportar", ha declarado.

Vox: "No representa la posición del Gobierno"

Más tajante se ha mostrado Vox, quien considera que este encuentro "no representa la posición del Gobierno". Además, fuentes del grupo parlamentario de Vox no entienden que Aguado "ejerza unas competencias que no le corresponden como vicepresidente" madrileño.

"No entendemos ni compartimos que el señor Aguado ejerza unas competencias que no le corresponden como vicepresidente de la Comunidad de Madrid", han señalado fuentes del grupo parlamentario de Vox, que han añadido que la reunión "no representa la posición" del Gobierno regional.

Además, desde Vox habían señalado a Efe que ya se habían comprometido previamente con Ayuso a acudir a un encuentro con los dos partidos del Gobierno (PP y Cs) que esperan que convoque la propia jefa del Ejecutivo para exponer sus planes para la reconstrucción de la región.

 

RELACIONADO