El Gobierno prepara un relanzamiento del turismo inmediato y un plan para el sector del automóvil

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha afirmado que el relanzamiento del turismo debe ser "inmediato" y que se debe proyectar en una doble dimensión, una nacional y otra internacional. Además ha resaltado que el Ejecutivo prepara un plan para reactivar el sector de la automoción que se aprobará en próximos Consejos de Ministros.

Así lo ha señalado en rueda de prensa tras reunirse telemáticamente con los presidentes de las comunidades autónomas, donde ha apuntado que el sector del turismo es un sector "clave" para el país y que ha sido el más afectado por las restricciones sociales que ha impuesto la propia pandemia.

"Es uno de los grandes pilares económicos y culturales", ha apostillado, tras afirmar que "desde muy pronto, en muy pocos días, se va a poder disfrutar de las maravillas del país, que ofrecerá descanso, alegría y encuentro tras meses devastadores".

Sánchez ha dejado claro que España es "un referente" en turismo y que los visitantes extranjeros, de los que más de 82 millones visitaron el país en 2019, son "los mejores referentes" en el sector del turismo. "Esperamos a los visitantes desde el inicio del mes de julio con los brazos abiertos y con locales y hoteles seguros y preparados", ha añadido.

"Los extranjeros van a disfrutar de algo muy importante: de la seguridad sanitaria y de nuestro compromiso con el medioambiente. Mientras el virus circule, en España van a encontrar seguridad y cercanía emocional", ha remarcado Sánchez.

Sin cuarentena desde julio

Por otro lado, Sánchez ha señalado que el planteamiento que tiene el Gobierno es el de levantar la cuarentena cuando finalice el estado de alarma para que "en el mes de julio se pueda recibir a muchos turistas extranjeros en España con garantías de seguridad, para ellos y para el conjunto de población".

"Tomamos esa decisión de cuarentenar a los turistas y no fuimos el único país de la Unión Europea que ha planteado la cuarentena de 14 días para los turistas o personas que vienen de fuera y lo hemos hecho con un fin muy importante, el de garantizar la salud pública", ha resaltado.

Preguntado por si es posible que vengan los turistas extranjeros y todavía haya ciudadanos españoles que no se puedan mover por el territorio porque sus comunidades autónomas aún no hayan acabado la desescalada, el presidente ha subrayado que espera que para el 1 de julio, si no hay ninguna desviación, todo el territorio nacional tenga una libertad plena de movimiento "en todos y cada uno de sus rincones".

No obstante, ha aprovechado para apelar a la responsabilidad individual para no echar por tierra todo el trabajo, el sacrificio y las renuncias. "Creo que el 1 de julio será así", se ha mostrado convencido.

El presidente ha incidido en que a partir de la fase 3 serán los presidentes autonómicos los que van a poder gestionar la fase y la duración de la misma. "Si se considera que por la evolución epidemiológica pueden estar en esta fase diez días en lugar de dos semanas, el Gobierno no pondrá objeción", ha añadido.

Plan para reactivar el sector de la automoción

También ha anunciado que el Gobierno "aprobará tan pronto como sea posible" un plan para reactivar el sector de la automoción, que se ha acordado con el sector y que, además, "ayudará a acelerar la transición" de la industria hacia la fabricación y venta de vehículos más limpios y sostenibles", según anunció el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez.

El presidente reconoció que la automoción es un sector estratégico para el país y ha sido uno de los "más duramente golpeados" por la pandemia, tras el cierre de la planta que Nissan tiene en Barcelona.

Sánchez reconoció que es además un sector "especialmente afectado por la crisis", uno de los "más duramente golpeados" y, por ello, aseguró que "contará con programas de estímulo".

Así, anunció que el Ejecutivo "trabaja" para aprobar "en un próximo Consejo de Ministros, tan pronto como sea posible", un "importante programa" para el sector automovilístico que, según avanzó, incluirá seis ejes de actuación y además otros cuatro transversales.

En cuanto a los pilares de actuación, tienen como objetivo renovar el parque de vehículos hacia otro más moderno y eficiente, estimular las inversiones para ganar aún más competitividad para fabricar vehículos en el país y fomentar la investigación, el desarrollo y la innovación (I+D+i).

Asimismo, un cuarto objetivo o pilar será el cambio de la fiscalidad del sector, el quinto pasa por garantizar la liquidez y la financiación de las empresas del ramo y el sexto abarcará medidas laborales.

En cuanto a los cuatro programas transversales, el plan contemplará un "plan integral de apoyo a la industria" y aspectos como la armonización de las distintas medidas sobre movilidad, el hidrógeno 'verde', la cadena de valor de las baterías para coches eléctricos y el uso de las tecnologías de la información para la "nueva movilidad".

Además, el Ejecutivo incluirá acciones de apoyo a lo "largo de toda la cadena de valor" del sector. "Al tiempo también vamos a ayudar a acelerar la transición a vehículos más limpios y sostenibles en el marco de la transición ecológica en el que está comprometido el país", detalló en referencia al coche eléctrico.

Ley de movilidad sostenible

En paralelo al apoyo a la automoción, Sánchez recordó que el Ejecutivo también prepara la anunciada Ley de Movilidad Sostenible que, según aseguró, será el "marco regulatorio" para la fabricación y comercialización de este tipo de vehículos sostenibles.

Según Sánchez, en el caso de los sectores del turismo y de la automoción, "dos sectores duramente golpeados por la pandemia, su reconstrucción tendrá otro rasgo común", esto es, "la transición a otro modelo más sostenible que permita la creación de empleo de calidad".