Corea del Sur, obligado a regresar al confinamiento tras detectar varios brotes de coronavirus

Corea del Sur endurecerá durante las próximas dos semanas las medidas de distanciamiento social en la capital, Seúl, después de que se haya registrado el mayor repunte de contagios por coronavirus de los últimos dos meses, 79 el jueves, y 58 este viernes, todos ellos en la región capitalina, donde residen unos 26 millones de personas (más de la mitad de la población nacional). El país, considerado como uno de los ejemplos en la lucha contra la enfermedad, se ve obligado a endurecer el confinamiento para no echar por tierra los esfuerzos realizados.

El ministro de Salud surcoreeano, Park Neung-hoo, explicó que la ampliación de las restricciones se extenderá a toda la región en torno a la capital, incluyendo la provincia de Gyengoggi, donde se ha registrado el brote más fuerte con 82 casos en los últimos tres días.  "Existe un alto riesgo de que se multiplique con fuerza", avisó Park, sobre los casos detectados en un centro logístico de una de las mayores ciudades, Bucheon.

Las medidas se ampliarán hasta el próximo 14 de junio y vendrán acompañadas de otras restricciones. El ministro avanzó que durante estas semanas permanecerán cerrados los parques, museos, cines y otros espacios públicos de Seúl, y pidió a la ciudadanía que evitaran cualquier reunión social que no fuera indispensable y la afluencia a bares y restaurantes. Los negocios, además, estarán obligados a registrar sus clientes.  "Si este brote sigue creciendo tendremos que volver a la fase de distanciamiento social", alertó el ministro, además de reconocer que la infección "se haya extendido" a otros puntos fuera de la zona.

Ante este repunte de casos, el Gobierno surcoreano anunció este viernes que reducirá el número de alumnos que puedan asistir simultáneamente a los colegios de la región capitalina debido al repunte de casos registrados en torno a Seúl. Los colegios de primaria y secundaria en la capital y sus alrededores solo podrán acoger al mismo tiempo a un tercio del total de sus alumnos mientras que los de bachillerato solo podrán albergar simultáneamente a dos terceras partes, según informó en rueda de prensa el viceministro de Educación, Park Baeg-beom.

A la espera de publicarse más detalles sobre cómo se realizarán las rotaciones de alumnos y si el sistema irá acompañado de clases de apoyo online, Park aseguró, en declaraciones que recoge la agencia Yonhap, que el Gobierno seguirá adelante con la tercera y última fase de la reapertura escalonada de colegios.

Los colegios empezaron a reabrir por tramos de edad en Corea del Sur, uno de los países que mejor han gestionado la pandemia, el pasado 20 de mayo. Antes de que comenzase la reapertura, el curso arrancó, con más de un mes de retraso, en abril de manera completamente online.

Corea del Sur suma en total en total 11.402 contagios, de los cuales solo 770 (el 6,7 %) son casos activos.

El 90,8 % de los infectados se ha curado ya, mientras que 269 han fallecido, dejando una tasa de letalidad del 2,35 %.