Calvo confirma que el Gobierno se plantea pedir una última prórroga y avisa de que hay 'plan b' si no tiene mayoría

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, ha asegurado este martes que el Ejecutivo se plantea en este momento una nueva "última" prórroga del estado de alarma para culminar al proceso de desescalada, "si hay una mayoría suficiente para hacerlo". Así lo ha manifestado en su comparecencia ante la Comisión de Reconstrucción del Congreso, la primera que se produce en este órgano parlamentario. En cualquier caso, ha advertido que si no hubiera una mayoría partidaria de una nueva ampliación del estado de alarma, "ordenará la legislación vigente que a la luz del decreto de alarma se ha generado en las órdenes ministeriales, con un paraguas de decreto ley, para dejar las mínimas posibles que ordenen la reacción y la respuesta sanitaria hasta el final de la desescalada de los territorios" que van más retrasados en las fases, esto es la Comunidad de Madrid, Castilla y León y Barcelona y su área metropolitana.

Calvo ha pedido una reflexión a este respecto para reformar la legislación básica, de manera que el Gobierno pueda responder ante la posibilidad de que se produzca un rebrote de la enfermedad y una situación "peliaguda sanitariamente hablando" y tener un instrumento distinto del estado de alarma.

La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ya ha dicho este martes, tras el Consejo de Ministros, que el Ejecutivo no renuncia a solicitar una nueva prórroga si así lo aconsejan los datos epidemiológicos al considerar que se trata del único instrumento posible para cumplir con su responsabilidad de preservar la salud de los ciudadanos.

También Calvo ha insistido en que el estado de alarma fue "el instrumento democrático que el Gobierno consideró más impecable para que el control sobre derechos y libertades lo tuvieran sus señorías", en referencia a los diputados a los que se dirigía en su comparecencia.

La vicepresidenta ha augurado que, a nivel económico, "quizás podamos salir más pronto de lo que pensamos" de esta crisis. Y eso es así porque se trata de una crisis que ha afectado de "manera importante" a nivel internacional, y todas las economías "intentarán salir rápido y en direcciones muy parecidas".

En esta primera comparecencia, ha reclamado a los miembros de la Comisión de Reconstrucción del Congreso que hagan "política con mayúsculas" para consensuar las medidas para sacar adelante el país tras la pandemia: "Es la hora de la coordinación, es la hora de la unidad", ha dicho. Tras este llamamiento a todos los partidos, ha advertido, por otro lado, que España tendrá que endeudarse para hacer frente a esa reconstrucción.

Ha señalado que esta comisión es "radicalmente distinta a cualquier otro" órgano similar, porque es "una comisión para compartir, participar, reflexionar, proponer y concluir entre todos" las decisiones que tomar. "Es la hora de la coordinación y de la mayor unidad que podamos tener, porque es lo que se espera de nosotros", ha añadido.

Antes, la vicepresidenta primera ha señalado, al subrayar la necesaria posición común de país que debe tener España ante Europa, que España tiene que saber de qué fondos dispone para la reconstrucción, porque va a necesitar "endeudarse" para dar una respuesta "solidaria" y "digna y de una democracia", basada en la solidaridad y la igualdad.