Todos los grupos municipales se unen para "un gran pacto" de reconstrucción de Madrid

El Ayuntamiento de Madrid se ha dado un mes de plazo para que los cinco grupos municipales acuerden una salida a la crisis causada por el coronavirus, una respuesta que pretende ser unánime y contar también con la sociedad civil, según han resaltado este lunes los representantes de los madrileños.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida (PP), ha anunciado el plazo y las cuatro mesas de trabajo en las que se estructurará el diálogo, en una comparecencia sin preguntas en el Palacio de Cibeles junto a la vicealcaldesa Begoña Villacís (Cs) y los portavoces de la oposición Marta Higueras (Más Madrid), Pepu Hernández (PSOE) y Javier Ortega Smith (Vox).

La negociación se organizará desde una mesa de coordinación compuesta por los portavoces y cuatro mesas temáticas: economía y empleo; social, modelo de ciudad y cultura. El objetivo es lograr un acuerdo unánime en el plazo de un mes.

“Estamos dibujando ese Madrid del futuro que es un Madrid en el que cabemos todos (...) desde la diferencia pero siendo conscientes de que queremos convivir en común” , ha recalcado el primer edil de la capital, agradeciendo la cooperación y diálogo con la oposición.

Para Almeida, “toca estar a la altura de los madrileños y devolverles desde la política la confianza de que de ésta entre todos podremos salir adelante”, ha agregado.

La vicealcaldesa Begoña Villacís ha apuntado que la búsqueda de un acuerdo “exige mucha generosidad cuando tienes la capacidad de gobernar únicamente con la fuerza del gobierno”, aunque el suyo está en minoría- y ha esperado que Madrid sea “ejemplo para otros escenarios”.

El diálogo iniciado hoy supera el choque provocado por el edil de Vox Pedro Fernández, quien el pasado lunes pidió la dimisión de Villacís, acusó a la vicealcaldesa de deslealtad y aseguró que su grupo no se reuniría “en ninguna mesa de trabajo” con la dirigente de Ciudadanos.

El portavoz de este grupo, Javier Ortega Smith ha señalado que Madrid será “ejemplo a toda España” de unión “ante la adversidad” y ha augurado un “trabajo duro” durante un mes para dar una respuesta a las inquietudes de los madrileños sobre su salud, su trabajo o su ciudad, que será “la respuesta institucional por el futuro de todos”.

Desde Más Madrid, principal grupo de la oposición, su portavoz Marta Higueras ha agradecido que el Gobierno municipal haya recogido su ofrecimiento de diálogo y ha defendido que es hora de pensar en la gente y no en políticas de partido, aunque espera que algunas de sus 220 ideas sean incluidas en el acuerdo.

El plazo para lograr un consenso es corto porque “la gente no puede esperar”. “No puede ser que las colas del hambre se conviertan en las señas de identidad de Madrid, que los comercios cerrados se conviertan en las señas de identidad de Madrid”, ha agregado.

El portavoz socialista Pepu Hernández ha llamado a alcanzar acuerdos “con fondo, con solidez” para conseguir un Madrid mejor al de antes de la pandemia y se ha comprometido “pacificar un ambiente político enrarecido”.

El PSOE pide mejorar los servicios sociales o de emergencia, recuperar capacidad laboral pero también abordar asuntos como el medioambiente o el reequilibrio territorial que consideran “orillados” pese a ser problemas que no desaparecen con la pandemia.