Las caravanas de Vox colapsan el centro de las principales ciudades para pedir la dimisión del Gobierno

Abascal acusa al Gobierno de hacer "la peor gestión de la crisis del planeta" y dice que "el pueblo español, en los momento cruciales de su Historia, es el que nos enseña el camino. Pobres de esos que no le escuchen"

Vox ha conseguido colapsar este sábado el centro de todas las capitales de provincia con su convocatoria a los ciudadanos a manifestarse en sus coches particulares para protestar contra la gestión del Gobierno en la crisis del coronavirus y pedir su dimisión. A las 12:00 en punto el autobús en el que va toda la cúpula de Vox ha arrancado la marcha seguido por centenares de participantes en coche con banderas de España, pidiendo «libertad» al Gobierno de Pedro Sánchez.

El líder de Vox, Santiago Abascal, ha dado el ‘pistoletazo’ de salida desde el autobús descapotable que se encuentra en la cabecera de la manifestación y en el que se encuentran varios dirigente del partido como Javier Ortega-Smith, Rocío Monasterio e Iván Espinosa de los Monteros. En el autobús se ven los colores de la bandera de España y en el que se puede leer el rótulo «fase libertad». Justo detrás una furgoneta porta una lona con las siguientes cifras: «40.000 muertos, 8.000.000 de desempleados, 100.000 empresas cerradas, colas de hambre. Vota PSOE, siente vergüenza».

En un emocionado discurso, Santiago Abascal ha dicho que «la amenaza a la libertad, al derecho y a España está protagonizada por un Gobierno ilegítimo que llegó al poder mintiendo a los españoles». Y ha añadido que «el pueblo español, en los momento cruciales de su Historia, es el que nos enseña el camino. Pobres de esos que no le escuchen», ha advertido el líder de Vox en referencia al Gobierno.

Abascal ha acusado y al Gobierno de «la peor gestión de la crisis en todo el planeta» y ha vuelto a advertir de que lo llevará ante la Justicia. «Saben que lo haremos y tienen miedo, por eso tratan de intimidarnos, por eso compran medios y por eso envían a nuestra querida Policía y a nuestra admirada Guardia Civil a identificar a los españoles que portan su bandera», ha señalado.

El líder de Vox también ha acusado al Gobierno de «ocultar información que podía haber salvado vidas» y de haber sido «incapaz de proteger» a los ciudadanos, especialmente a los mayores y profesionales sanitarios. «No puede quedar impune su crimen contra la salud, la prosperidad y la libertad de los españoles», ha subrayado.

Abascal ha comenzado recordando las concentraciones que su partido celebró en octubre de 2017, tras la declaración de independencia del parlamento catalán, en la misma plaza de Colón donde se encontraba hoy, y ha considerado que la situación actual es aún «más grave».

Por eso ha lanzado un llamamiento a los españoles a permanecer en las calles «con todas las medidas sanitarias» y aplicando «sentido común».

«En coche, moto, bicicleta o a pie, recorred hasta el último rincón de nuestra patria, que suenen vuestras cacerolas y ondeen nuestras banderas en cada ciudad y cada pueblo, que se escuche vuestro grito de libertad, de esperanza y de futuro, que se escuche vuestra petición de dimisión del Gobierno», ha concluido.

Monasterio pide un «gobierno de concentración»

La presidenta de Vox en la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, ha señalado que lo que reclaman con la manifestación convocada en todas las capitales de provincia es que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, «se vaya y que dé lugar a un gobierno de concentración».

«Hoy lo que pedimos es que este Gobierno dimita, que Sánchez se vaya y que dé lugar a un gobierno de concentración donde los que estén puedan liderar a los españoles para librarse de esta crisis sanitaria, económica y social», ha señalado Monasterio en declaraciones a los medios de comunicación.

«Hoy estamos aquí defendiendo la libertad y hoy nos han acompañado muchísimos madrileños, Madrid está colapsado de gente que viene a gritar libertad, que viene a gritar que quiere la dimisión de este Gobierno socialcomunista, que quiere que haya responsabilidades de lo que ha pasado», ha destacado la líder de Vox.

Según la presidenta de la formación en Madrid y portavoz parlamentaria en la Asamblea, en la marcha de vehículos de la capital «hay votantes de izquierdas que están hartos de la élite de Galapagar, hay votantes del PSOE que se sienten traicionados por Sánchez, hay votantes del PP, de Cs, y de Vox».

«Porque todos los que estamos aquí hoy no somos de un partido, somos españoles que gritamos libertad y que denunciamos que este Gobierno ha aprovechado un momento de crisis por un virus terrible para imponernos el confinamiento, imponernos sus ideas, sus ideas totalitarias», ha defendido.

La líder de Vox ha asegurado que los manifestantes «no son cayetanos del Barrio de Salamanca», sino que «hay gente de todos los sitios, hay gente que estaba en las colas del hambre ayer en Tetuán y en Aluche, que también están hartos y han visto como este Gobierno lo único que les asegura es la ruina, la ruina económica y social, y Vox va a luchar para que esto no sea así».

Lleno desde las 11:00 de la mañana

La marchaba partido de la plaza de Cibeles para seguir por el Paseo de Recoletos, Colón, calles Goya y Serrano y finalizar en la puerta del Alcalá.

Los manifestantes han empezado a llenar el paseo de Recoletos, en Madrid, desde las 11:00 horas y se han agolpado con sus vehículos particulares –motos, furgonetas, coches– y con banderas de España, pancartas e incluso alguna bandera de la legión.

En estas pancartas se podían leer mensajes contra el jefe del Ejecutivo, al quien alguno incluso le acusaba de ocultar la cifra real de fallecidos por el coronavirus y pedían la «dimisión en bloque» de todo el Gobierno.

Bajo un sonido incesante de ‘claxons’ han ido desfilando los vehículos por la plaza de Colón y se dirigen hacia la calle Goya, para posteriormente aparecer por Serrano, bajar por la céntrica calle Alcalá y terminar en la plaza de Cibeles.

«Pretendemos que los españoles puedan mostrar su protesta ante la incapacidad de este Gobierno para resolver la crisis sanitaria y económica», ha defendido el portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, que minutos antes del arranque de la marcha en vehículos se ha mostrado confiado en que la manifestación se desarrollará «con total normalidad» y sin incidentes.

Espinosa ha señalado que su protesta cumplirá con las medidas sanitarias de distancia de seguridad entre asistentes y que se hará de forma segura y ordenada.

Por su parte, la portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, ha acusado al Gobierno de aprovechar la «debilidad» de los españoles «para imponer su totalitarismo» con la imposición de un estado de excepción «bajo el camuflaje de un estado de alarma»

«En Vox no estamos dispuestos a tolerar que nos vayan restando nuestros derechos fundamentales», ha enfatizado Monasterio.

Ambos dirigentes han lamentado que el PP no se haya sumado a la convocatoria, si bien han augurado que a la marcha se sumarán votantes de todos los partidos. «La libertad no es de ningún partido sino patrimonio de todos y venimos a gritar libertad», ha dicho Monasterio.

500 vehículos en Barcelona

Unos 500 vehículos, según la Guardia Urbana, se han manifestado este sábado por las calles de Barcelona convocados por Vox para protestar contra la gestión que el Gobierno de Pedro Sánchez está haciendo de la crisis del coronavirus.

La marcha ha arrancado pasadas las 12.00 horas de este sábado en la plaza Francesc Macià y ha discurrido por la avenida Diagonal hasta el paseo de Sant Joan, donde ha tomado la calle Diputación y posteriormente la calle Roger de Lluria hasta acabar la marcha frente a la Delegación del Gobierno en Barcelona.

Algunos de los vehículos de los manifestantes llevaban mensajes dirigidos a Sánchez y contra el «partido comunista chino», y han puesto música militar y el himno de España desde sus altavoces.

La formación también ha llevado a cabo otras manifestaciones similares en el resto de capitales de provincia catalanas.

Cientos de vehículos en Zaragoza

Cientos de vehículos se han unido en Zaragoza este sábado, 23 de mayo, a la ‘Caravana por España y su libertad’ convocada por Vox para protestar contra la gestión del Gobierno de Pedro Sánchez de la crisis de la COVID-19.

La marcha, a la que se solicitaba acudir en vehículo y con banderas de España, ha comenzado a las 12.00 horas en la avenida Ciudad de Soria y ha recorrido la plaza de la Ciudadanía hacia el paseo María Agustín para continuar hacia la plaza Basilio Paraíso y llegar al paseo Constitución, desde donde ha regresado hacia la plaza Basilio Paraíso, el paseo Pamplona y ha concluido en la Puerta del Carmen.

El responsable de Vox en Zaragoza, Santiago Morón, ha señalado en declaraciones a los medios de comunicación que la convocatoria suponía un llamamiento «a todos los españoles» y «no solamente a los votantes de Vox» a manifestar en contra de la gestión del Gobierno de la pandemia.

«Bajo todos los puntos entendemos que ha fracasado, es una crisis que les ha desbordado y un Gobierno que no está preparado para hacer frente a la situación», ha criticado Morón.

Pese a que según la Delegación del Gobierno en Aragón, no se han producido incidentes en la protesta, varias decenas de personas han acudido al punto donde finalizaba el recorrido para criticar la concentración y elogiar el papel de la Sanidad pública durante la pandemia.

Valladolid: dos horas de coches, banderas y bocinazos

Centenares de coches, motos e incluso bicicletas, decorados con banderas de España, han llenado las principales arterias del centro de Valladolid durante al menos dos horas al mediodía de este sábado, en una caravana convocada por el partido Vox para mostrar el rechazo a la gestión del Gobierno central, dirigido por el socialista Pedro Sánchez.

Desde las 12.00 horas la ‘Caravana Fase Libertad’ ha comenzado a circular desde la Feria de Valladolid en dirección al puente de Poniente, por donde los primeros vehículos de la comitiva, muchos de ellos ocupados por más de una persona, han comenzado a transitar cinco minutos después de mediodía. Una hora y media después todavía pasaban coches por ese punto con banderas de España asomando por las ventanillas y acompañados por la banda sonora de sus propios bocinazos.

Como si la Selección Española acabara de ganar un importante partido de la Eurocopa o el Mundial, los vellisoletanos que han aprticipado en la marcha han decorado sus vehículos con banderas de todo tamaño, bufandas y algunos de ellos, mayoritariamente llevaban las mascarillas, se han ataviado con sombreros o pelucas con los colores de la enseña nacional.

Tanta bandera y la presencia de muchas motocicletas recordaba también al desfile que hacen todos años los motoristas participantes en la concentración Pingüinos, aunque con un tono reivindicativo y sin tanto respaldo de vallisoletanos a pie de acera.

Algunos han añadido a sus coches proclamas como ‘Sánchez Dimisión’ o ‘Basta de Bandazos’, en una comitiva que ha transcurrido sin apenas excedentes, salvo algún joven que ha increpado a varios de los participantes en el paseo de Zorrilla, a la altura de la Plaza de Toros.

Más de 10.000 vehículos se suman en Andalucía a las caravanas de Vox

Miles de vehículos, según las estimaciones de la Policía Nacional y de los organizadores, se han sumado a las ‘Caravanas por la libertad’ de coches que Vox ha convocado para protestar contra la gestión del Gobierno central en la crisis sanitaria del coronavirus.

Desde Vox han estimado en «unos 20.000» los vehículos que se han sumado a estas caravanas en el conjunto de Andalucía, con Sevilla como la ciudad con mayor participación, con unos 6.500 asistentes, según han apuntado a Europa Press fuentes del partido.

Por su parte, fuentes de la Delegación del Gobierno han trasladado a Europa Press que, según datos de la Policía Nacional, en Sevilla se han sumado unos 4.500 vehículos a la caravana; en Córdoba, unos 2.500; en Granada, 1.000 coches y 150 motos; en Málaga, 773 coches y 236 motos; en Almería, 510; en Cádiz, 419; en Huelva y en Jaén, 400 en cada caso, y 49 coches en el municipio malagueño de Marbella.

En Jaén, uno de los coches participantes en la caravana ha recibido un impacto de una escopeta de aire comprimido, según las primeras informaciones que manejan desde la Subdelegación del Gobierno, desde donde han aclarado a Europa Press que no se ha registrado ningún herido como consecuencia de este incidente, por el que, además, no se han presentado denuncias de momento, según han aclarado desde la Policía Nacional.

El portavoz del grupo parlamentario de Vox en Andalucía, Alejandro Hernández, que ha participado en la caravana convocada en Córdoba, ha valorado estas movilizaciones como «un rotundo éxito», «sin precedentes en cuanto a la masiva asistencia de participantes».

Alejandro Hernández ha querido recordar que esta jornada «no era festiva», sino «reivindicativa», porque «nos hemos acordado de las decenas de miles de muertos de fallecidos en esta pandemia», y al hilo ha apuntado que «muchas de las muertes se podrían haber evitado si hubiéramos contado con un Gobierno honrado, eficaz, que no hubiera pecado de una negligencia criminal».

En la capital navarra, la manifestación de Vox que reunió a varios centenaresde vehículos no llegó a encontrarse con una contramanifestación convocada en redes sociales por jóvenes bajo el lema «Pamplona siempre antifascista, fuera Vox».

La Policía foral impidió su salida y dispersó a los jóvenes que en pequeños grupos intentaban salir al encuentro de la caravana.

En Castilla-La Mancha, cientos de vehículos se manifestaron en las cinco capitales de provincia. Un momento de tensión se ha producido cuando la caravana llegó a las inmediaciones del Hospital General de Ciudad Real.

Dos enfermeras del centro con carteles en los que podía leerse: «las sanitarias curando, los fascistas contagiando» y «el fascismo también es un virus» han intentado cortar el tráfico y han acabado protagonizando un intercambio de insultos con los manifestantes.

En las nueve capitales de provincia de Castilla y León, más de 6.000 vehículos han rodado a favor de las demandas de Vox, después de que el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León estimara los recursos de la formación de Abascal frente a las resoluciones de las subdelegaciones de Gobierno que las prohibieron en primera instancia.

También en Canarias, las marchas han superado las expectativas del Vox con un millar de manifestantes en Santa Cruz de Tenerife, aunque solo medio centenar en Las Palmas de Gran Canarias.

En el otro archipiélago, el balear, unos 1.500 coches y motos han recorrido el casco antiguo de Palma colapsando la circulación durante 45 minutos.

Cantabria: «Comunistas, asesinos»

Más al norte, en la ciudad de Santander, cientos de coches han colapsado el centro y han exhibido pegatinas pidiendo la dimisión del Gobierno y otras de calibre más agresivo: «Comunistas, asesinos».

También se ha colapsado el centro de Oviedo, con cientos de vehículos -un millar, según los convocantes- sin que se registraran incidentes.

Más de 1.500 vehículos en Badajoz, y 350 en Cáceres han concurrido a las marchas y algo menos de ímpetu ha tenido la manifestación de Logroño, unos cientos de manifestantes, o Vigo, en la misma línea.

No obstante, en esta última ciudad, la gestora de Vox en Pontevedra ha considerado la marcha un éxito absoluto porque «no es costumbre que los conservadores nos manifestemos».

Mientras, en Bilbao, solo una decena de coches con banderas españolas ha recorrido sin incidentes la Gran Vía, aunque algunas personas sí han increpado con insultos a los manifestantes sin que se hayan registrado detenidos ni investigados, ha informado el departamento vasco de Seguridad.