Sánchez da luz verde al turismo extranjero en julio y anuncia luto oficial en España desde el martes

El presidente del Gobierno dice que 'es vital no relajarse porque estamos a un paso de la victoria de vencer al virus'

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado que habrá temporada turística este verano y ha invitado a los establecimientos de hostelería que estén listos para acoger a los españoles en los próximos días y que se acojan a la oferta nacional desde finales de junio en adelante. Además desde julio se abrirá el turismo a los extranjeros. También ha dicho que este martes, el Gobierno aprobará 10 días de luto oficial en España

«Habrá temporada turística este verano, con el propósito de reactivar el turismo nacional, por lo que invito a todos los establecimientos, bares, restaurantes y todos los destinos turísticos del país ha reanudar su actividad», ha afirmado el presidente.

Y además ha asegurado que desde julio se reanudará la entrada de turismo a España de los extranjeros pero con seguridad. «No correrán ningún riesgo ni nos lo traerán», ha afirmado.

En una declaración desde Moncloa, Sánchez ha defendido su intención de devolver el pulso al sector turístico, que juega un «papel fundamental» en la economía y creación de empleo de España. Y ha animado a los españoles a planificar ya sus vacaciones y «aprovechar las maravillas de la oferta nacional», porque «muchos podrán hacerlo desde prácticamente ya, a finales de junio y en adelante».

«Los turistas extranjeros pueden desde ya planificar sus vacaciones en España» ha afirmado al tiempo que ha señalado que «España necesita del turismo y el turismo necesita seguridad en origen y seguridad en destino, por eso garantizaremos que los turistas no correrán ningún riesgo ni tampoco nos traerán riesgos a nuestro país».

Para Sánchez, «no hay contraposición entre salud y negocio; sin salud no hay negocio, y por eso este Gobierno conjugará el firme apoyo económico al sector con plenas garantías sanitarias».

No obstante, Sánchez ha insistido en que «es vital no relajarse porque estamos a un paso de la victoria de vencer al virus». Por ello, ha subrayado que «no hay que actuar con miedo pero sí actuar con responsabilidad» ya que «la victoria depende de cada uno de nosotros y de la  responsabilidad colectiva».

Luto oficial de 10 días

El presidente también ha anunciado un luto oficial de 10 días en España, el «más prolongado de la historia de la democracia», que aprobará el Gobierno de España a partir del próximo martes cuando todos los territorios a nivel nacional estén ya en fase 1.

Sánchez ha señalado que ese duelo tendrá una duración de 10 días y durante ese tiempo «ondearán a media asta todas las banderas de todos los edificios públicos y de los buques de la armada».

«Queremos mostrar todo nuestro reconocimiento a las víctimas con este luto oficial», ha señalado, para añadir que al luto se sumará al final de la desescalada «un gran acto de homenaje oficial» y «otras conmemoraciones y memoriales presididos por el Rey».

«Los fallecidos en esta pandemia merecen nuestro recuerdo, nuestra memoria perdurable pero también merecen un homenaje aún mayor: nuestra convivencia y nuestra concordia», ha resaltado el presidente del Gobierno.

En cuanto a la celebración de la Liga, Sánchez ha asegurado que el gobierno ha dado luz verde a que se vuelva a celebrar «con el aval del Consejo Superior de Deportes». Según ha explicado Sánchez, ha fijado el 8 de junio como fecha para que se reanude la competición porque en ese momento «se iniciará la fase 3 de la desescalada en gran parte de España».

El presidente del Gobierno ha asegurado que la Liga española volverá «en condiciones que garanticen las máximas condiciones sanitarias». «El fútbol español tiene un seguimiento masivo», ha sentenciado.

El martes se aprobará el mínimo vital

Por otra parte, el Presidente del Ejecutivo ha anunciado que se va a aprobar la próxima semana el Ingreso Mínimo Vital en Consejo de Ministros, algo que ya había avanzado este lunes el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.

«Es una medida histórica para que nadie se quede atrás», ha manifestado y ha explicado que «será una prestación habitual, permanente, que ya existe en otros países de Europa, para reducir la tasa de pobreza».

La cuantía del Ingreso Mínimo Vital, según ha destacado Sánchez, dependerá del número de miembros de cada hogar y empezará a cobrarse el próximo mes de junio. El Gobierno, prevé que llegue a un millón de hogares, la mitad de ellos sin con niños, y será una prestación de la Seguridad Sociales, según ha indicado.

Para el presidente del Gobierno, «es vital frenar y reducir la pobreza, especialmente la pobreza infantil». «El Gobierno no va a mirar para otro lado mientras nuestros compatriotas forman colas para comer», ha sentenciado.

Sánchez califica de «patriota» a Garamendi

Por otra parte, Sánchez ha calificado como «patriota» al presiente de la CEOE, Antonio Garamendi, y se ha mostrado confiado en que el diálogo social se recuperará «cuánto antes», después de que se haya roto tras el pacto alcanzado por el Ejecutivo de PSOE y Unidas Podemos con Bildu la derogación de algunos puntos de la reforma laboral.

Ha asegurado que mantiene una «buena relación» con Garamendi y manifestó su intención de continuar con el diálogo social y ha señalado que la reforma puesta en marcha por el PP en 2012 «no fue pacífica», sino que fue «impuesta» y rompió el diálogo social, algo que generó que desde ese año exista un «malestar» ante una imposición que no se ha conseguido corregir.

El líder del Ejecutivo explicó que el pasado miércoles, en el debate para la prórroga del estado de alarma, el Gobierno no tenía garantizada la mayoría en la votación para sacar adelante dicha prórroga, algo que considera necesario para algo fundamental para luchar contra el coronavirus como es restringir la movilidad de los españoles.

«Lo más importante para el Gobierno y para los grupos que sostienen al Gobierno era la prórroga, lo irresponsable es que haya partidos políticos que gobiernan en comunidades autónomas y que el PP haya votado en contra, no es que se haya abstenido, es que se ha opuesto y al pasar esto hay grupos minoritarios que abren la espita de otros temas de Gobierno en la legislatura», aseguró.

De esta manera, señaló que no tiene «sentido» plantear esos debates cuando se está hablando algo de la relevancia de la prórroga del estado de alarma, hasta el 7 de junio, en el marco de la crisis sanitaria por el Covid-19.

No hay contradicción entre Iglesias y Calviño

Por otro lado, ha señalado que las declaraciones del vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, y de la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, sobre la reforma laboral no le parecen «contradictorias».

Sánchez salió al paso así de las declaraciones de Iglesias del pasado jueves, cuando dejó claro que la reforma laboral será derogada al completo y no parcialmente porque así consta en el acuerdo de Gobierno suscrito con el PSOE y en el documento que los socialistas firmaron este miércoles junto a EH Bildu.

«Voy a ser cristalino: ‘pacta sunt servanda’ (lo firmado obliga)», afirmó Iglesias en una entrevista en Catalunya Radio en la que se mostró muy duro con la rectificación realizada por los socialistas a última hora de este jueves, tan solo unas horas después de hacer público el acuerdo a tres con EH Bildu y Unidas Podemos.

Ese mismo día, Calviño calificó como «absurdo y contraproducente» abrir el debate sobre derogar la reforma laboral en el marco de la crisis económica y social provocada por la emergencia sanitaria del coronavirus, y apuntó que cualquier modificación laboral se hará con los agentes sociales.

«Con esta realidad sobre la mesa sería absurdo y contraproducente abrir un debate de esta naturaleza y generar la mas mínima inseguridad jurídica en este momento. Los contribuyentes nos pagan para solucionar problemas y no por crearlos», indicó.

Sánchez avisa a quien quiera usar la covid contra él: Hay 4 años por delante

Por otro lado, Sánchez ha afirmado que «si hay otras formaciones políticas que piensan que la covid puede ser una oportunidad para derrocar al Gobierno, se equivocan políticamente, porque hay 4 años por delante», y ha deseado que «conductas de odio» como los escraches sean «marginales». Y ha indicado que esos partidos «no hacen bien al país», ya que España necesita ahora «confianza, arrimar el hombro, gestionar y avanzar».

Preguntado por los escraches que se han producido en los últimos días, el presidente ha trasladado su solidaridad a José Luis Ábalos y Pablo Iglesias. «Me parece inaceptable», ha dicho para añadir que no solo los han sufrido ellos, sino también otros ministros, solo por, ha recalcado, defender sus ideas e intentar garantizar la salud de los españoles.

En este sentido, ha mostrado su deseo de que estas «conductas de odio y de ira» sean «marginales» porque lo que se necesita ahora es la concordia y tolerancia que, ha indicado, lleva pidiendo a los españoles desde hace 10 semanas, aunque a veces, se ha lamentado, «clame en el desierto».

«Aquí no hay enemigos, solo hay un enemigo que es la covid», ha dicho para insistir en que este tipo de comportamientos solo consiguen fracturar a la sociedad, que necesita «la unidad de todos». «Volquemos todas nuestras energías positivas en dar una respuesta positiva a un drama nacional como es el de la pandemia», ha añadido.

Y respecto a las protestas contra el Gobierno convocadas por Vox, ha dicho que «son libres de movilizarse como consideren oportuno», pero siempre respetando los criterios sanitarios.