Cataluña notifica de golpe 635 fallecidos por COVID-19 aunque Sanidad le permite el cambio de fase

El Ministerio de Sanidad ha incorporado este viernes 688 muertos por coronavirus a las tablas de fallecidos, de los cuales 56 son de las últimas 24 horas, según el último informe publicado por el Ministerio de Sanidad sobre la evolución del virus en España. Se trata de un desfase en las cifras, comparado con días anteriores que, según ha informado el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, se debe al retraso de Cataluña en la notificación de sus fallecidos. Pese a ello, Sanidad ha permitido a Cataluña avanzar de fase. Lleida, Girona y Cataluña central +estaban en Fase 1 desde el día 18, junto a las zonas de Alt Penedés y Garraf. Ahora se sumarán Barcelona y su área metropolitana, mientras que las zonas sanitarias de Camp de Tarragona, Terres de l'Ebre y Alt Pirineu entran en Fase 2.

Simón ha explicado que Cataluña, de la que el jueves no se ofrecieron sus cifras por problemas de validación, "ha notificado más casos confirmados de días previos" y que también ha comunicado tres defunciones, que este viernes sí que ha incluido en su cómputo el Ministerio de Sanidad.

Según el Ministerio, la Generalitat también ha informado de "más fallecidos de días previos", cuya fecha de defunción está "pendiente de asignación". De hecho, tras haber validado los datos del jueves, Cataluña contabiliza un total de 6.656 muertes, lo que supone 635 más que las que figuraban en el balance de este jueves.

"Cataluña ha hecho hoy una notificación muy importante de datos de fallecidos, pero la mayoría eran antiguos que, por la razón que fuera, en un momento determinado a lo largo de un periodo relativamente importante de días no habían sido ubicados cuando le correspondería y han sido notificados esta mañana", ha argumentado Simón.

Asimismo, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias ha comentado que Cataluña está todavía corrigiendo los datos de contagios por el nuevo coronavirus, los cuales se podrán conocer este sábado. Ha dicho también que "no es baladí no saber qué está pasando en Cataluña" y, aunque ha incidido en que los problemas están asociados a una zona concreta, ha dicho que podría pasar a otras.

El Departamento de Salud de la Generalitat ha salido al paso de estas declaraciones y ha divulgado un comunicado en el que afirma que "Cataluña publica cada día todos los datos: casos positivos, sospechosos, fallecimientos declarados por funerarias y clasificados por lugar de fallecimiento, entre otros" y subraya que estos datos "muestran hoy una evolución según lo esperado". "Del conjunto de datos que Salud publica, el Ministerio sólo pide que les notifiquemos algunos, y son sólo éstos los que el Ministerio conoce. En este sentido, hay que recordar que el Ministerio sólo recibe datos y los interpreta, pero es la Generalitat de Cataluña quien conoce la realidad epidemiológica" de la comunidad, añade.

Ha negado además que haya una zona concreta en Cataluña que indique que "la evolución y los datos de la epidemia están evolucionado a peor y de forma diferente a lo esperado". Recalca igualmente que el Departamento catalán de Salud "desconoce a qué zona de Cataluña se ha referido Simón", porque el Ministerio no se lo ha comunicado, y asegura que en la reunión bilateral celebrada ayer "tampoco se hizo ninguna mención a esta supuesta zona concreta".

"En todo caso, consideramos que si el Ministerio cree que esta zona existe, debería haberlo comunicado ayer mismo. Salud, como no puede ser de otra manera y por el bien de toda la sociedad, sería el primero en indicar la existencia de alguna zona del país donde la evolución de los datos fuera peor de la esperada", agrega.