Los hijos del periodista saudí Khashoggi perdonan a los asesinos de su padre

Según la ley islámica, los familiares pueden perdonar al asesino de su difunto y por lo tanto suspender la ejecución de la sentencia de muerte, pero en este caso no están claras las consecuencias judiciales

Los hijos del periodista saudí Jamal Khashoggi, asesinado por agentes de Arabia Saudí en el consulado de este país en Estambul en octubre de 2018, perdonaron a los asesinos de su padre "en ocasión de esta noche virtuosa del mes de Ramadán bendito".

"Nosotros hijos de Khashoggi perdonamos a quienes mataron a nuestro padre por el amor de Dios Todopoderoso", indicó en un mensaje difundido en la red Twitter Shalah Khashoggi, hijo de Jamal,

El mensaje añade que la decisión del perdón se produjo con motivo de esta noche santa del mes sagrado del Ramadán, que finaliza este fin de semana.

Según la ley islámica, los familiares pueden perdonar al asesino de su difunto y por lo tanto suspender la ejecución de la sentencia de muerte, pero en este caso aún no están claras las consecuencias judiciales.

Khashoggi, un periodista crítico moderado del régimen saudí que colaboraba con el 'Washington Post', fue asesinado el 2 de octubre de 2018 en el consultado de Arabia Saudí en Estambul, adonde había acudido para tramitar un certificado para poder casarse en nuevas nupcias.

Las autoridades saudíes negaron inicialmente la muerte, después dijeron que había sido accidental y luego admitieron que fue premeditada y que el cadáver fue incluso troceado, pero que el príncipe heredero no estaba al tanto.

El cuerpo de Khashoggi aún no ha sido encontrado.

La justicia saudí condenó a muerte en diciembre pasado a 5 personas no identificadas de un total de 11 acusados para los que la Fiscalía había pedido la pena capital en un controvertido fallo que recibió la critica de defensores de derechos humanos y de la relatora especial de la ONU para las Ejecuciones Extrajudiciales, Agnes Callamard.

En la sentencia se absolvió a Saud al Qahtani, asesor personal del príncipe Mohamed bin Salman, al que tanto Callamard como el Senado de las Estados Unidos señalaron directamente por el crimen.

En el fallo, el juez estimó que hubo un crimen no premeditado argumentando que los acusados y la víctima no estaban "enemistados".

Ya entonces Salah Khashoggi, hijo de Jamal y quien ya en el pasado había aparecido públicamente junto al príncipe heredero para respaldar la actuación de las autoridades en el caso de su padre, alabó la actuación judicial.

"La Justicia se basa en dos principios: lograr la justicia y la rapidez del procesamiento, y con eso no hay injusticia ni dilación. Hoy, el poder judicial nos dio justicia a nosotros, los hijos del fallecido Jamal Khashoggi. Manifestamos nuestra confianza en el poder judicial saudí a todos los niveles", escribió entonces en Twitter.

No hay que olvidar que, según 'The Washington Post', los cuatro hijos de Khashoggi recibieron casas en Arabia Saudí y pensiones mensuales para compensarlos por el asesinato de su padre, lo que podría ayudar a este respaldo a las autoridades y a su moderada posición en el asunto.