Las cifras no mejoran en Reino Unido: 351 nuevas muertes y más de 3.200 contagios

Johnson mantiene su hoja de ruta para comenzar a reabrir escuelas en Inglaterra a partir del 1 de junio, pese a que científicos y municipios ingleses ven prematura la medida

Reino Unido ha comunicado este viernes 351 nuevas muertes por COVID-19, hasta un total de 36.393 fallecidos desde que comenzó la pandemia, y detectó 3.287 contagios, un repunte frente a los 2.615 casos de este jueves.

El Gobierno del primer ministro, Boris Johnson, mantiene su hoja de ruta para comenzar a reabrir escuelas en Inglaterra a partir del 1 de junio, pese a que algunos científicos y decenas de municipios ingleses ven prematura la medida.

El Grupo de Asesores Científicos para Emergencias del Ejecutivo (Sage, en inglés) ha publicado un informe en el que subraya que las pruebas "continúan siendo poco concluyentes" para determinar el grado de "susceptibilidad" de los niños al COVID-19 y su "capacidad para infectar" a otras personas.

"Aún así, el conjunto de las evidencias sugiere que en ambos casos (en los niños) están por debajo de los adultos", subrayan los expertos.

Un comité independiente de científicos, presidido por el antiguo consejero gubernamental David King, advirtió por su parte que en su opinión es "demasiado pronto" para reabrir las escuelas.

"Al seguir adelante con esta peligrosa decisión, el Gobierno está arriesgando la salud de nuestras comunidades y aumentando la posibilidad de un segundo pico", afirma King, que propone retrasar al menos dos semanas el calendario para rebajar el confinamiento.

Según una encuesta de la cadena pública BBC, 68 de los 99 municipios ingleses que respondieron a las preguntas aseguran que no pueden garantizar que sus colegios vayan a retomar las clases en tres cursos de primaria el 1 de junio, como recomienda el Ejecutivo.

Las regiones de Escocia e Irlanda del Norte, por su parte, ya han anunciado que sus escuelas no volverán a abrir al menos hasta agosto.

El Gobierno británico informó también este viernes de que el ratio de transmisión (R) del SARS-CoV-2 se sitúa en el Reino Unido entre unos valores de 0,7 y 1.

El primer ministro ha subrayado en las últimas semanas que ese valor, que determina el número de personas al que contagia de media cada infectado con el coronavirus, es uno de los indicadores clave para determinar si sigue adelante con el calendario previsto de desescalada.

Johnson ha recalcado que mantener ese valor por debajo de la unidad permitirá continuar relajando las medidas de confinamiento.

El intervalo de entre 0,7 y 1 es similar al de la semana pasada, aunque está por encima del que se comunicó la semana anterior, cuando el ratio estaba entre 0,5 y 0,9.

RELACIONADO