Calviño ve 'contraproducente y absurdo' el debate sobre derogar la reforma laboral en plena recesión

La ministra de Economía garantiza que cualquier eventual modificación se hará de manera dialogada con los agentes sociales

La vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha asegurado este jueves que sería "absurdo y contraproducente" abrir en estos momentos un debate sobre la reforma laboral y ha garantizado que cualquier eventual modificación se hará de manera dialogada con los agentes sociales.

Calviño se ha pronunciado de esta manera sobre la oportunidad de acometer la reforma laboral de 2012 al ser preguntada sobre ello durante la sesión 'online' organizada por el Círculo de Economía para reflexionar sobre las consecuencias económicas, políticas y sociales de la pandemia.

"Con la realidad que tenemos sobre la mesa sería absurdo y contraproducente abrir un debate de esta naturaleza y generar la más mínima inseguridad jurídica", ha dicho la vicepresidenta, tras recordar que España está en estado de alarma, que han muerto 27.000 personas, que la caída del PIB se estima en más del 9 %, que hay 3 millones de trabajadores afectados por un ERTE y que se espera "un sustancial aumento de la pobreza".

"Los contribuyentes nos pagan para resolver problemas y no para crearlos", ha subrayado.

La responsable de la política económica del Gobierno ha abierto la puerta a hacer cambios en el ámbito laboral, aunque se ha comprometido a que cualquier modificación en este ámbito "se hará de manera dialogada con los agentes sociales", siguiendo una "filosofía" que, ha subrayado, ha puesto en práctica en los últimos meses.

"Por supuesto que se pueden hacer cambios en el ámbito laboral -ha dicho-, pero siempre con un objetivo claro para impulsar el empleo y la actividad, al tiempo que se protege a los trabajadores".

En este punto, la ministra ha querido hacer un reconocimiento público del "compromiso" y el "esfuerzo" de los empresarios durante esta crisis, además de subrayar el papel "clave" que tendrán en la recuperación económica. "Cuentan con el apoyo del Gobierno", ha dicho.

Calviño ha dejado claro este apoyo a los empresarios poco después de que el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, anunciara esta mañana que "suspende" la presencia de la patronal en las mesas de diálogo social tras conocer el acuerdo alcanzado ayer entre el PSOE y Bildu para derogar la reforma laboral y reclamar una explicación.

"Un gran acuerdo para reconstruir España"

Por otra parte,Calviño ha apelado a la consecución de "un gran acuerdo político y social para impulsar la reconstrucción del país", ahora que la pandemia de coronavirus está en vías de control y se avanza en la desescalada.

En su intervención inicial, el presidente del Círculo de Economía, Javier Faus, ha instado a "aparcar diferencias" y a sellar "grandes consensos" e incluso "un pacto de Estado" a largo plazo ante esta crisis provocada por el COVID-19.

La vicepresidenta económica ha recogido el guante y se ha mostrado abierta a alcanzar este "pacto de Estado" apoyándose en los activos con que cuenta el país y que no se han perdido con la crisis.

Calviño ha asegurado que "no tenemos que dudar de nuestra capacidad de recuperación" y ha apostado por aprovechar la actual situación para sentar las bases de un crecimiento "más sostenible e inclusivo".

El Gobierno, ha dicho, está aplicando las medidas económicas y sociales necesarias para salir de la crisis, pero sigue impulsando también las reformas de futuro que requiere el país, como el proyecto de ley del cambio climático, para reorientar nuestro modelo y aumentar la productividad de las empresas y el bienestar de la ciudadanía.

"Esto requiere el compromiso de todos, de los agentes sociales, los políticos, los ciudadanos y el tejido empresarial, que se ha comportado de manera tremendamente responsable durante la crisis", ha subrayado Calviño.

La responsable económica del Gobierno ha recalcado, asimismo, que el papel de Europa debe ser "clave" en esta recuperación y que su respuesta "ha de ser contundente".

"Espero que pronto contemos con un plan de inversión y recuperación europeo, financiado con deuda europea. Esperamos con gran interés la propuesta de la Comisión", ha incidido.

En este sentido, el vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis, ha destacado que la Unión Europea "está haciendo todo lo que puede para ayudar" a los países europeos más golpeados por la pandemia y se ha mostrado convencido de la elaboración de un "presupuesto de la recuperación".

Dombrovskis ha enumerado las medidas tomadas por la Comisión Europea para paliar el impacto del COVID-19 , y ha recordado que España afronta un momento difícil debido, entre otros factores, al impacto sobre el turismo de la pandemia, teniendo en cuenta que es el segundo país del mundo en número de turistas.

Calviño ha recordado que la crisis derivada del coronavirus no tiene precedentes en tiempos de paz, ya que ha provocado la paralización de la economía mundial y una caída del producto interior bruto (PIB) de España superior al 5 % en el primer trimestre.

"Este 'shock' ha desmontado de un plumazo todos los pronósticos que había", ha apuntado la vicepresidenta, que ha recordado que, según las nuevas previsiones que baraja el Gobierno, la economía española se contraerá este año por encima del 9 %, aunque en 2021 el país experimentará un crecimiento del 6,8 %.

En cualquier caso, el ajuste en el empleo "está siendo muy inferior al que tuvo lugar en 2008-2009, a pesar de que la contracción del PIB es mucho más acusada", lo que se debe, según Calviño, a las medidas de flexibilización y de apoyo al tejido productivo y al empleo impulsadas por el Ejecutivo de Pedro Sánchez.