El Bundesbank descarta una recuperación de la economía alemana en el segundo trimestre

El Bundesbank, el banco central de Alemania, descarta en el segundo trimestre una recuperación de la economía alemana, que se contrajo un 2,2 % en el primer trimestre del año debido a la pandemia, respecto al trimestre anterior.

En su boletín de mayo, publicado este lunes, el Bundesbank dijo que pese a la relajación de las medidas de confinamiento, "la vida social y económica en Alemania se encuentra muy lejos de un estado que hasta ahora se consideraba normal".

"La economía alemana sigue dominada por la pandemia de coronavirus en el segundo trimestre del año", dicen los economistas del Bundesbank.

Por ello prevén que la productividad de la economía alemana será en el segundo trimestre notablemente más baja que en el primero porque las medidas de confinamiento tienen efecto durante un periodo de tiempo más prolongado y afectaron sobre todo a la segunda mitad de marzo.

De este modo la contracción de la economía alemana se produjo especialmente en marzo porque en enero y febrero se había dado una recuperación, según el Bundesbank.

"La pandemia y las medidas de confinamiento en Alemania y en el extranjero perjudican la economía en Alemania en gran medida", especialmente a los sectores de servicios relacionados con el consumo, que han tenido que interrumpir o limitar su actividad de forma temporal, como el sector de restauración, los comercios minoristas, las compañías de viajes y otros servicios relacionados con el tiempo libre y la cultura.

El Bundesbank prevé que el trabajo a jornada reducida, que es la prestación social en Alemania para ayudar a los trabajadores afectados por la caída del trabajo, algo similar a los ERTE en España, va a convertirse "en un instrumento de ajuste" más importante que en la crisis financiera de 2008/2009.

En el punto álgido de esa crisis casi un millón de personas recibieron la prestación por una caída media de la jornada laboral de un tercio.

El Bundesbank observa que se ha reducido el número de personas con un "Minijob", que son empleos cuya retribución mensual no puede exceder un máximo de 450 euros en los que el trabajador no paga contribuciones a la seguridad social, ni al seguro de desempleo o de jubilación.

Asimismo, el número de autónomos ha caído en marzo como en los meses anteriores, según el Bundesbank.