Arrimadas critica que Sánchez no la llame pero pida 'adhesiones' para prolongar el estado de alarma

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha criticado que el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, pida "adhesiones" a la oposición para prorrogar una vez más el estado de alarma, cuando lleva "16 días" sin ponerse en contacto con la formación naranja.

"Sánchez pide adhesiones a la oposición pero hace 16 días que no llama a Ciudadanos. Dice que 'no hay plan B', pero lo que tendría que hacer es buscar el consenso para acordar un verdadero plan A. Para exigir 'responsabilidad', primero hay que practicarla", ha escrito en un mensaje en su cuenta de Twitter.

En su comparecencia pública de este sábado en el Palacio de la Moncloa, Sánchez ha defendido que se debe ampliar por cuarta vez el estado de alarma, un instrumento "eficaz y necesario", ha dicho, para controlar el contagio del virus a través de medidas como el confinamiento de la población y la restricción de la movilidad.

Al confirmar que el próximo miércoles solicitará otra prórroga de quince días en el Congreso de los Diputados, ha advertido de que "no hay plan B".

Por ello, ha apelado a la "responsabilidad" de las distintas fuerzas políticas para que den su apoyo, avisando del "impacto" sanitario, económico y social que tendría levantar ahora el estado de alarma.

Rechazo a las enmiendas y a la estrategia

Precisamente hoy la Asamblea General de Cs ha rechazado todas las enmiendas a la totalidad de los Estatutos y la estrategia. La enmienda que proponía que a los cargos territoriales los elija la militancia, no la Ejecutiva nacional, ha logrado solo un 6,28% de apoyo

Entre las enmiendas rechazadas, está la de Estatutos presentada por la agrupación de Valladolid y respaldada por la corriente crítica que encabezaba Francisco Igea, vicepresidente de la Junta de Castilla y León y exrival de Inés Arrimadas en las primarias.

En el marco de este congreso, que se celebra durante cuatro días de forma telemática --a causa del coronavirus--, ese texto alternativo fue apoyado solamente por el 6,28% de los delegados del grupo de Estatutos.

El 92,89% votaron en contra y el 0,83% se abstuvieron, según los resultados de las votaciones del viernes facilitados a Europa Press por el partido, que no ha dado el número de votos.

No queremos barones ni virreyes

El ponente de la enmienda, Antonio Calonge, director general en el Gobierno de Castilla y León, ha defendido un modelo de partido en el que los cargos territoriales sean elegidos por los afiliados, no por la cúpula de Cs. "No queremos barones, pero tampoco virreyes o prefectos", dice en el vídeo, por la acusación que solía hacer Arrimadas a Igea sobre las baronías territoriales.

La enmienda apostaba también por una estructura orgánica "adaptada al terreno", con órganos y cargos "más cercanos a los afiliados", y que favoreciera la participación de los militantes en el diseño de las políticas públicas.

Asimismo, reclamaba que el régimen sancionador de Cs respetase "la proporcionalidad y la presunción de inocencia", que los órganos disciplinarios estuviesen separados de los órganos de decisión y que se reconociera "el derecho a la discrepancia, incluso públicamente".

De las cuatro enmiendas a la totalidad de los Estatutos, esta ha sido la que ha recabado más apoyos, ya que las otras tres fueron rechazadas con porcentajes aún más altos, superiores al 98% de los delegados. Estos resultados eran previsibles en un congreso en el que la inmensa mayoría de los compromisarios son afines a la dirección del partido.

La presentación en vídeo sobre la ponencia de Estatutos la ha hecho el secretario de la antigua Gestora de Ciudadanos, Andrés Betancor, que ha abogado por mantener el modelo organizativo de Cs --todos los órganos territoriales dependen de la Ejecutiva nacional-- mientras se "amplía la democracia interna para empoderar aún más a los afiliados".

Según ha subrayado, el Comité Ejecutivo es elegido por la militancia y por eso tiene "legitimidad democrática" para nombrar a los cargos orgánicos intermedios. Además, ha destacado que la ponencia de Estatutos incluye órganos nuevos como el Consejo de Coordinación Territorial y la Convención Ciudadana y habilita a los afiliados para promover una moción de censura contra la Ejecutiva.

Política de pactos

Entre las enmiendas a la totalidad de la ponencia de estrategia, la que ha convencido a más delegados en el cónclave ha sido la presentada por la agrupación de Hortaleza (Madrid), que, según sus impulsores, fue la más votada por las agrupaciones de afiliados.

En las votaciones del grupo de estrategia, esta propuesta ha obtenido un respaldo del 6,99%, frente a un 90,12% de votos en contra y un 2,88% de abstenciones. Las demás enmiendas a la totalidad han sido rechazadas con entre un 92% y un 94% de votos en contra.

La ponencia de estrategia fue expuesta por la secretaria general de Cs, Marina Bravo. En cuanto a la propuesta de la agrupación de Hortaleza, fue redactada por Víctor Gómez Frías y explicada en vídeo por Marta Marbán, diputada de la Asamblea de Madrid.

Marbán ha reivindicado "un partido útil" que piense en el interés general y que, en vez de elegir al PP como socio preferente, pacte "a un lado y a otro", ya que cree que muchos votantes lo castigaron en las elecciones generales de noviembre por "haber mirado solamente a un lado".

Sobre la negativa de la Ejecutiva de Albert Rivera a pactar con Pedro Sánchez tras los comicios de abril, la diputada ha lamentado que no se sellara una alianza con el PSOE porque Sánchez "no lo deseaba" y porque Cs "no supo explicar" su postura. Considera, eso sí, que la actual presidenta del partido ha empezado a corregir el rumbo para "recuperar el centro político".

Respecto a las enmiendas parciales, Ciudadanos aún no ha informado de cuáles se han aprobado, y tampoco ha dado detalles sobre las enmiendas transaccionales. Algunos compromisarios lamentan que no vieron una disposición a alcanzar acuerdos parciales respecto a la enmienda de Gómez Frías.