Iglesias difunde la propuesta de crear un impuesto temporal a las grandes fortunas

Un estudio de las Universidades de Berkeley y London School of Economics señala que una tasa del 1% a los más ricos permitiría pagar la deuda generada por el COVID-19 en 10 años

El vicepresidente segundo de Derechos Sociales, Pablo Iglesias, ha difundido este lunes la propuesta que han planteado los economistas Gabriel Zucman, Emmanuel Saez y Camille Landais de crear un impuesto temporal a las grandes fortunas para hacer frente a la crisis del coronavirus.

El impuesto a las grandes fortunas es una propuesta que el partido morado lleva años defendiendo en sus programas electorales y que ahora, con motivo de esta pandemia, quieren volver a poner sobre la mesa, como vía para sufragar los costes que implicará afrontar la crisis económica.

De hecho, Unidas Podemos logró incluir en el programa que pactó con el PSOE en diciembre para sellar el Gobierno de coalición un punto en el que se especificaba que «se estudiará la fiscalidad de las grandes fortunas al objeto de que contribuyan a un sistema fiscal más justo y progresivo».

En concreto, el vicepresidente segundo y líder de Unidas Podemos se ha hecho eco este lunes en su cuenta de Twitter de un artículo en el que los economistas de la Universidad de Berkeley, Emmanuel Saez y Gabriel Zucman, y de la London School of Economics, Camille Landais plantean la necesidad de implementar un impuesto temporal progresivo a nivel europeo a las grandes fortunas, para sufragar la respuesta europea a la crisis, ya sea mediante eurobonos o mediante un fondo de rescate común.

Aunque Iglesias no ha hecho ningún comentario sobre el artículo, y se ha limitado simplemente a compartirlo, el secretario de Estado de Derechos Sociales y responsable de Economía de Podemos, Nacho Álvarez, sí reconoció la semana pasada en una entrevista a El Diario que están de acuerdo con esta medida y que es una cuestión que debe ser «discutida».

«La posibilidad de implantar impuestos a los grandes patrimonios es una cosa que ha entrado con fuerza en la agenda y que debe ser valorada y discutida y con la que, desde luego, nosotros estamos de acuerdo«, afirmó Álvarez en esa entrevista, recogida por Europa Press.

Además, Álvarez señaló la necesidad de que cuando termine la crisis, se revise «profundamente la elevada elusión» del sistema fiscal español. «En este sentido, pueden ser de utilidad algunas propuestas, como la tasa COVID. Creo que es una propuesta que ya se estaba manejando por muchos economistas en Estados Unidos y en Europa, antes de la crisis», añadió.

En su programa electoral

La propuesta que llevó Podemos en su último programa electoral, el de las elecciones generales de noviembre, defendía en concreto «crear un impuesto para las grandes fortunas, con el fin de recaudar un 1% del PIB de patrimonios superiores a un millón de euros, y de forma progresiva».

Además, proponían que tuviera «un mínimo exento por primera vivienda de 400.000 euros» y gravara «con un 2% los patrimonios de más de un millón de euros, con un 2,5% los patrimonios de más de 10 millones de euros, con un 3% los patrimonios superiores a los 50 millones y con un 3,5% los patrimonios de más de 100 millones de euros».

De esta forma, la mayor parte del impuesto recaería, según Podemos, «sobre los mil patrimonios más altos del país». «Este impuesto sustituirá al actual impuesto sobre el patrimonio, que es inoperativo, y no podrá bonificarse por parte de las Comunidades Autónomas«, añadían en su programa electoral.