Los reyes trasmiten su apoyo a los hospitales de Cataluña, Asturias y Baleares

Don Felipe y doña Letizia han transmitido su apoyo, como vienen haciendo todas las semanas, esta vez a los hospitales Sant Joan de Déu de la Fundación Althaia, el Universitario Central de Asturias y el Mateu Orfila

Los reyes han hecho este sábado una ronda de llamadas a hospitales de Cataluña, Asturias y Baleares con el fin de interesarse por la evolución de la pandemia y la situación de los pacientes ingresados y de reiterar su mensaje de "agradecimiento y ánimo" a todos los profesionales que trabajan en estos centros.

Don Felipe y doña Letizia han conversado con los responsables del hospital Sant Joan de Déu de la Fundación Althaia de Manresa (Barcelona), el Universitario Central de Asturias (HUCA), en Oviedo, y el Mateu Orfila de Menorca, han informado fuentes de la Casa Real.

A todos ellos les han transmitido su reconocimiento por el esfuerzo de los sanitarios y trabajadores de otros colectivos para combatir la pandemia.

El director general del centro sanitario de Manresa, Manel Jovells, ha detallado a los Reyes los últimos datos de la crisis.

El hospital Sant Joan de Déu tuvo su pico de ingresos el pasado 2 de abril, cuando se registraron 340 casos.

La Fundación Althaia de Manresa, con unos 2.200 trabajadores, cuenta con varios centros sanitarios que atienden a una población de 265.000 habitantes.

En las últimas semanas, los reyes también conversaron con los directores de otros dos hospitales catalanes: el Vall d'Hebron de Barcelona, el más grande de Cataluña, y el del Mar, de la misma ciudad.

En el caso del HUCA de Oviedo, referente de atención sanitaria pública en el Principado de Asturias, su director gerente, Luis Hevia, ha comentado a don Felipe y doña Letizia que tienen a algo menos de un centenar de ingresados por COVID-19, de los que una treintena está en cuidados intensivos.

Un centenar de trabajadores, de los 7.000 que integran la plantilla, se han contagiado.

El hospital asturiano dispone de más de 1.000 camas y casi 130 de UCI y ha podido mantener la actividad de todas las especialidades, debido a que la incidencia en esta región ha sido relativamente baja y los principales problemas de contagio y fallecimiento se han dado en residencias de mayores.

El gerente del Área de Salud de Menorca, Romá Juliá, ha informado a los reyes de que las 136 camas habituales del hospital Mateu Orfila han podido ser ampliadas hasta 75 más en planta y 16 nuevas de UCI.

Cerca de una veintena de sanitarios ha tenido el coronavirus, pero todos han recibido ya el alta.

Los distintos centros sanitarios que comprende el Área de Salud de Menorca cuentan con unos 1.200 empleados y da servicio a alrededor de 100.000 habitantes.

Desde el comienzo de la crisis sanitaria, los reyes han conversado periódicamente con hospitales de la mayoría de las comunidades autónomas para conocer la evolución de la pandemia.