La mayoría de los asesores financieros aconseja calma y no realizar movimientos

El nivel de preocupación de los usuarios por el futuro de sus inversiones es "alto" o "muy alto"

El 77% de los asesores financieros ha aconsejado a sus clientes no realizar movimientos en las inversiones y mantener la calma, frente a un 14% que ha instado a comprar y un 8% que ha propuesto la reestructuración de las carteras, según una encuesta elaborada por EFPA España.

No obstante, la mitad de los asesores financieros ha detectado que los clientes con perfiles más conservadores están deshaciendo posiciones en sus inversiones, mientras que un 9% lo generaliza ante cualquier tipo de inversor y el 31% supedita este movimiento a una prolongación de las caídas en las próximas semanas. Solo un 11% ha detectado un proceso de mayores compras por parte de los inversores.

Más de la mitad de los profesionales encuestados apuesta por activos refugio clásicos para proteger en el corto plazo las carteras de los clientes de la volatilidad, frente a un 37% que considera que no hay una fórmula para protegerse de forma segura en una situación como la actual. Solo un 5% apuesta por activos físicos como el oro o el ladrillo.

En cuanto a las previsiones, el 46% de los profesionales consultados por EFPA España estima que el punto de inflexión en los mercados no llegará hasta el segundo semestre del año, frente a un 22% que cree que se producirá antes del mes de junio, mientras que un 16% considera que ya se ha producido.

Con respecto a la incidencia de la crisis económica, más de la mitad de los asesores financieros de EFPA España cree que, una vez superada la crisis sanitaria en España, se producirá una recuperación destacada en los siguientes 12 a 18 meses.

Solo un 4% espera que la recuperación se produzca en forma de 'V', mientras que un 25% de los asesores cree que la recuperación se producirá en forma de 'L'. Para el 15% de los asesores, las consecuencias serán más acusadas que las de la crisis de 2008, con un riesgo de caer en un estado de depresión económica.

De hecho, que esta crisis sanitaria derive en una gran recesión es la principal preocupación de los inversores particulares (38%), mientras que el 31% teme la pérdida de rentas y un 19% alude a la alarma sanitaria.

En todo caso, el nivel de preocupación por el futuro de sus inversiones es "alto" o "muy alto", para dos tercios de los consultados por EFPA España.

Esta encuesta de la asociación para analizar el sentimiento de la industria e inversores particulares ante la crisis del Covid-19 y el estado de alarma se ha llevado a cabo entre sus asesores certificados y han participado 1.541 profesionales.