Sánchez prorroga el estado de alarma hasta el día 25 de abril y anuncia que habrá más pero con más actividad

El presidente del Gobierno pide unidad a las fuerzas políticas y dice que "vamos a trabajar en unos nuevos Pactos de la Moncloa" y anuncia que un equipo de expertos trabajan ya en un plan progresivo para activar al economía

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha decido ampliar el confinamiento en España hasta el día 26 de abril, para lo que pedirá esta semana el apoyo a los Grupos Parlamentarios a esta prorroga de 14 días más. Esta decisión la ha tomado tras reunirse con al comité científico que analiza todos los datos y los modelos estadísticos que calculan cómo puede evolucionar la epidemia. «Estamos en condiciones de doblegar la curva», ha asegurado pero «necesitamos más tiempo» y solo hay un camino «sacrificio, resistencia y victoria». Asimismo ha anunciado que tras el día 9 de abril no se prorrogará la paralización de las actividades con lo que estos trabajos podrán retomarse tras los días festivos de la Semana Santa.

«No se van a prorrogar las medidas excepcionales más allá del 9 de abril», indicó Sánchez sobre el permiso retribuido recuperable decretado a partir del pasado lunes 30 de marzo para actividades y trabajos no considerados esenciales aprovechando la cercanía de la festividad de la Semana Santa.

«Prorrogamos el estado de alarma, pero no las medidas extraordinarias que aprobamos aprovechando los días festivos de la Semana Santa», detalló.

Según argumentó, estas medidas de «hibernación» de los trabajos no esenciales fueron «necesarias para contribuir al control de la epidemia según las opiniones de todos los expertos».

«Pero una vez pasado el rubicón de la Semana Santa, el estado de alarma continuará tal como estaba, sin las medidas excepcionales, una vez concluya el plazo para el que se aprobaron», añadió.

El presidente se ha puesto en contacto con los principales portavoces de la oposición para anunciar su decisión. El primero al que ha llamado para pedir su apoyo ha sido a Pablo Casado. El propio líder del PP ha asegurado en un tuit que le ha vuelto a transmitir su apoyo para las medidas de contención del coronavirus. «La lealtad y la unidad exigen eficacia y transparencia», ha escrito.

En una rueda de prensa telemática, el presidente ha advertido que «no podemos relajar la atención porque desencandenaría una segunda ola cuando nuestras resistencias están más debilitadas. Cuando tengamos controlada la curva, iremos a una transición hacia una nueva normalidad y hacia una reconstrucción de nuestra economía».

Por ello, si llegar al pico de la curva ha sido duro, no debemos bajar la guardia cuando baje. «Una vez que descienda la curva y controlado la evolución del virus habrá una nueva etapa de regreso progresiva» ha asegurado y ha anunciado que existe un equipo de expertos que «está desarrollando un plan para cuando haya que volver a la normalidad».

El presidente del Gobierno ha indicado que «a finales de abril no habrá acabado todo», pero ha explicado que «no tendremos el mismo estado de alarma». «No nos podemos permitir el lujo de dar un paso atrás», ha subrayado.»Vamos a tener sucesivos estados de alarma en función de la transición y lo que dure la transición hacia la recuperación definitiva de la cotidanidad».

Tras advertir que la vacuna tardará aún unos meses, y por tanto mientras se logra ha dicho que habrá que tomar medidas de todo tipo como se ha hecho en países asiáticos. El plan que se está ultimando, ha explicado, «comprende medidas de higiene, las acciones de detención e iniciativas tecnológicas. En esta segunda etapa hay que relanzar también la economía y reconstruirla».

Pide unidad y nuevos pactos de la Moncloa

Sánchez se ha referido también a los pactos de la Moncloa de 1977 y ha comentado que trabajará con todos los agentes sociales y fuerzas políticas para avanzar en unos nuevos pactos. «Deberemos pasar a una unidad más compacta. Ya lo hizo nuestra edad hace cuatro décadas. Se hizo con los pactos de La Moncloa. Pero también necesitamos unidad en Europa, para hacer frente a las deudas en que se incurrirá. Europa no puede fallar esta vez. Se necesita una respuesta solidaria común», ha afirmado.

Por ello,  Sánchez, ha solicitado unidad a las fuerzas políticas ante la «encrucijada histórica» en la que se encuentra España por la crisis del coronavirus. «Todos los partidos vamos a trabajar en unos nuevos Pactos de la Moncloa para relanzar y reconstruir la economía», ha declarado Sánchez.

Según Sánchez, cuando se derrote al coronavirus, va a ser necesario «tomar decisiones trascendentales que condicionarán el futuro de los más jóvenes», por lo que será precisa «una unidad mucho más fuerte y compacta».

«Estamos ante la gran crisis de nuestras vidas», ha proclamado el presidente del Gobierno para hacer ver la necesidad de actuar juntos. Una unidad, ha añadido, que tendrá que ser «en todos los frentes, en el social, el institucional, de las fuerzas políticas y del ámbito europeo».

Sánchez ha hecho hincapié en que igual que los ciudadanos «están remando en la misma dirección» con el confinamiento, también «se tiene que dar en las fuerzas políticas» para abordar la tarea de reconstrucción.

Tranquilidad para los mayores

En su discurso, Sánchez ha tratado de tranquilizar a las personas mayores y señalado que el gobierno no les va a abandonar.  «No os vamos a abandonar. Todas las vidas, todas por igual tengan la edad que tengan, las sentimos igualmente valiosas. Os queremos con nosotros, os necesitamos con nosotros», ha manifestado.

En este sentido, ha incidido en que la sociedad española «no va a desentenderse» de sus mayores. «Os vamos a cuidar como nos cuidasteis a nosotros. Desde el primero al último de los españoles, desde el primer sanitario hasta el último niño, vamos a pelear junto a vosotros, por vosotros», ha sentenciado.

En sus palabras, el mundo que viene «no volverá a ser como el de ayer, pero aún menos como el de antes de ayer, cuando la sociedad carecía de protección colectiva». «Somos débiles por separado, pero nuestras fuerza viene de poder contar los unos con los otros», ha defendido Sánchez.