Italia registra menos de 700 muertes en un día por coronavirus por primera vez en más de una semana

Fallece uno de los guardaespaldas del primer ministro Conte

Italia ha bajado de las 700 víctimas mortales diarias por coronavirus por vez primera en una semana, pero el número de muertos ha rebasado el umbral de los 15.000 y el de contagios roza los 125.000, según ha informado el jefe de Protección Civil, Angelo Borrelli.

Los 681 fallecidos de las últimas horas no solo suponen una cifra sustancialmente más baja que los 766 muertos registrados el viernes en este apartado, sino que es menor guarismo registrado desde el pasado 26 de marzo.

Concretamente, Italia ha confirmado un total de 15.362 fallecidos y 124.632 contagios totales desde la declaración de la epidemia, que abarcan fallecidos y altas. El número actual de casos en activo es de 82.274, 2.886 más que el viernes.

No obstante, el número de altas sigue arrojando cifras positivas: otros 1.237 pacientes han dejado el hospital, por lo que son ya 20.996 las personas que han superado la enfermedad Covid-19.

«Me parece realmente importante», ha declarado Borrelli, «porque permite respirar a nuestros hospitales».

Borrelli también ha confirmado que 29.010 pacientes están hospitalizados, de ellos 3.994 en cuidados intensivos — 74 menos que el viernes — y que 55.270 están en aislamiento domiciliario.

Lombardía continúa siendo la región más afectada. Allí, los casos se acercan ya a los 50.000 (1.598 más en las últimas horas), y los fallecidos se cuentan por 8.656 (345 muertos más desde el viernes), seguido de Emilia Romaña (1.977 muertos, 16.540 casos), Piamonte (1.128, muertos, 11.709 contagios) y Véneto (607 fallecidos, 10.824 contagios)

Este pasado viernes, el primer ministro del país, Giuseppe Conte, pidió a la Comisión Europea una mayor solidaridad en la lucha contra la enfermedad. «No queda más tiempo que perder», hizo saber en una carta recogida por ‘La Repubblica’. «Hace falta más ambición, más unidad y más valor», añadió.

Conte ha tenido que lamentar este sábado la muerte por coronavirus de un escolta, el comisario adjunto Giorgio Guastamacchia, de 52 años, en el Hospital Policlínico Tor Vergata de Roma.

Guastamacchia, que falleció por complicaciones por neumonía debido al virus y deja a dos hijos y esposa, comenzó a sufrir los síntomas a mediados de marzo y en las dos semanas anteriores a su hospitalización no tuvo contacto directo con Conte, informa la prensa italiana.

 

RELACIONADO