¿Cuándo puede volver al trabajo un sanitario infectado?

La doble PCR negativa para dar de alta a un sanitario "no puede seguirse debido a la necesidad de mitigar la escasez de personal"

La Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (Seimnc) recomienda no dar de alta a los sanitarios que hayan contraído el coronavirus hasta que hayan transcurrido cinco días sin fiebre y tras la mejora de los síntomas respiratorios.

La Seimnc ha publicado este martes sus "Consideraciones para dar de alta a personal sanitario con COVID-19", donde advierte de que el hecho de dar positivo en una prueba de PCR no significa necesariamente que la persona aún pueda contagiar el virus.

Explica que el ARN viral se puede detectar durante períodos de tiempo que pueden superar los 15 días en muestras respiratorias y hasta 1 mes en las heces de pacientes con COVID-19.

Esto "nos hace plantear si realmente la estrategia de dos PCR negativas con un intervalo de más de 24 horas en pacientes (personal sanitario) que ya no presenta sintomatología para darles de alta es la adecuada".

Por eso, la Seimc recomienda que a la hora de fijar los criterios para el alta hospitalaria de personal sanitario con COVID-19, las autoridades sanitarias deben tener en cuenta factores como la capacidad existente del sistema de salud, los recursos de diagnóstico de laboratorio y la situación epidemiológica.

Así, reconoce que la doble PCR negativa para dar de alta a un sanitario "no puede seguirse debido a la necesidad de mitigar la escasez de personal", por lo que sugiere esperar 5 días desde que éste ya no tenga fiebre y experimente una mejora de los síntomas respiratorios.

Una alternativa -añade- sería, "si fuera posible", detección de IgG para determinar "infección pasada" o inmunización.

Después de regresar al trabajo, el personal sanitario debe usar una mascarilla en todo momento mientras esté en el centro de salud hasta que todos los síntomas hayan desaparecido o hasta 14 días después del inicio de la enfermedad, lo que sea más largo.

Seguir estrictamente la higiene de manos y respiratoria, buscar una reevaluación si los síntomas respiratorios reaparecen y evitar el contacto con pacientes gravemente inmunocomprometidos hasta 14 días después la finalización de los síntomas.