Los Mossos inmovilizan 1.681 litros de un falso producto de gel higienizante

Un establecimiento de la ciudad vendía un gel hidroalcohólico que presentaba unas etiquetas contradictorias en las que se anunciaba como un gel higienizante para las manos pero requería el uso de guantes

Los Mossos d’Esquadra han inmovilizado 1.681 litros de un producto para la limpieza que requiere el uso de guantes y que un local de Terrassa (Barcelona) vendía falsamente como un gel higienizante para las manos, ante la escasez de este tipo de productos en plena pandemia del coronavirus.

Según ha informado la policía catalana, los hechos han sido denunciados al juzgado de guardia de Rubí (Barcelona), ante la sospecha de que se podrían haber cometido los delitos de publicidad engañosa y estafa al consumidor, y también podrían ser objeto de un proceso sancionador por parte de la conselleria de Salud por comercializar productos sanitarios sin autorización.

Un vecino alertó el pasado 23 de marzo a los Mossos d’Esquadra de la comisaría de Terrassa de que había detectado que se estaba comercializando en un establecimiento de la ciudad un gel hidroalcohólico que presentaba unas etiquetas contradictorias.

Según la denuncia de este ciudadano, tanto el nombre como la ilustración del envase hacían pensar que se trataba de un producto para la higiene de las manos, con características biocidas como los geles que se utilizan para evitar el contagio del coronavirus.

Sin embargo, en otra parte del recipiente, y con letra muy pequeña, se especificaba que el producto se tenía que utilizar con guantes y que se tenía que evitar el contacto del gel con la piel.

Los Mossos pusieron el caso en conocimiento de la Unidad Central de Consumo de la División de Investigación Criminal de la policía autonómica, que se coordinó con el servicio de control farmacéutico y de productos sanitarios del departamento de Salud de la Generalitat.

Con la investigación en marcha, los Mossos verificaron que en la página en internet de la empresa comercializadora se publicaba el producto como gel de manos contra el coronavirus, con lo que le atribuía un carácter biocida que en realidad no tenía.

Por su parte, el departamento de Salud confirmó que el producto no estaba autorizado por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) como biocida y que la empresa distribuidora no podía fabricar productos cosméticos.

Ante esta situación, la conselleria de Salud envió el mismo día de la denuncia, el pasado lunes 23 de marzo, un requerimiento a la empresa para que paralizara la fabricación y comercialización del producto.

Sin embargo, la empresa no contestó al requerimiento de la administración, por lo que al día siguiente los Mossos se desplazaron hasta las instalaciones de la compañía, en Rubí (Barcelona), donde detuvieron la fabricación el producto e inmovilizaron todo el material que había en el almacén.