La patronal catalana ve de ‘dudosa constitucionalidad’ prohibir despidos por fuerza mayor

Sánchez Llibre cree que "torpedean la línea de flotación de las empresas en un momento crucial"

El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, ha criticado este sábado el acuerdo del Gobierno de prohibir por ley el despido por fuerza mayor y por causas económicas, organizativas, técnicas y de producción: lo considera una “decisión precipitada, gravísima, unilateral e injustificada, de dudosa constitucionalidad que atenta la libertad de empresa”.

“Las medidas recogidas en el Real Decreto Ley 9/2020, de 27 de marzo, suponen una ruptura de principios básicos de nuestro Ordenamiento, que torpedean la línea de flotación de las empresas en un momento crucial”, ha reprochado la patronal en un comunicado.

Cree que las medidas contravienen el principio de libertad de empresa y lamenta que “se está estableciendo una limitación inusitada de los poderes y facultades empresariales que son esenciales desde el punto de vista organizativo”.

Advierte de que la decisión pone en riesgo las posibilidades de las empresas de superar “las dificultades sobrevenidas con las que se ha encontrado”, y considera que el acuerdo transmite desconfianza en la responsabilidad de los empresarios.

Foment afirma que “la única salida posible es la confianza mutua y la puesta a disposición de las empresas de mecanismos financieros, económicos y laborales que aporten oxígeno” ante los efectos de la pandemia de coronavirus en empresas y trabajadores, y pide más instrumentos de flexibilidad.