La funeraria municipal de Madrid celebrará ‘ceremonias de despedida’ por videoconferencia

Los servicios funerarios de Madrid han desarrollado un programa de apoyo emocional en el que contemplan la posibilidad de celebrar ceremonias “de despedida a distancia”, a través de videoconferencia.

Se quiere así “organizar una ceremonia totalmente personalizada en la que todos los familiares puedan participar a través de una videoconferencia”, pudiendo elegir entre una ceremonia religiosa o laica, acompañarla de fotografías o vídeos, dedicarle una canción o que un familiar lea un poema o una carta.

Todo ello dentro de un programa que cuenta con la colaboración de expertos profesionales para ofrecer diferentes alternativas de escucha y despedida. Todos los recursos son gratuitos.

A través del Colegio Oficial de la Psicología de Madrid (COPM) se ofrece un servicio de acompañamiento telemático (teléfono, skype, email) atendido por profesionales formados en intervención en duelo.

Coordinado por Madrid Salud a través de su programa de Comunidades Compasivas, ponen a disposición de las familias a un equipo de profesionales con lo que poder compartir también de manera telemática el momento por el que la familia o allegados están pasando, las emociones que la situación les provoca y así sentirse escuchado y comprendido.

El colapso en Madrid obliga a trasladar difuntos a otras provincias

Por otra parte, el colapso que sufren los crematorios en la Comunidad de Madrid, tanto en los dos públicos de la capital como los 28 privados en toda la región, está obligando a que las empresas funerarias privadas trasladen a los difuntos a otras provincias para su incineración.

La saturación que sufrían los dos crematorios del Ayuntamiento de Madrid, los del cementerio Sur y la Almudena, se ha extendido a las 28 instalaciones privadas que hay distribuidas por la Comunidad, según han señalado a Efe desde la Asociación Nacional de Servicios Funerarios (Panasef), patronal del sector.

En todo el conjunto del país existen 452 hornos crematorios, por lo que las empresas funerarias privadas han comenzado a trasladar difuntos desde la Comunidad de Madrid a otras provincias para poder llevar a cabo la incineración, confirman desde la patronal.

En cambio, no se están haciendo estos traslados desde la funeraria municipal del Ayuntamiento de Madrid, han señalado a Efe fuentes del Consistorio de la capital.

Servicios Funerarios de Madrid intenta reducir el número de incineraciones, pues hay un retraso de dos o tres días para la entrada de los cuerpos al crematorio mientras que no se producen demoras en el caso de los enterramientos, señalan a Efe fuentes municipales.

La Comunidad de Madrid ha creado dos morgues provisionales para dar respuesta a la saturación del sistema funerario. Son las de la pista de patinaje del Palacio de Hielo de Madrid, al que la UME ha trasladado ya 83 fallecidos, y el único edificio construido en la Ciudad de la Justicia.

Esta nueva instalación, que inicialmente iba a albergar el Instituto de Medicina Legal y que tiene capacidad para 200 cadáveres, se pondrá en marcha en cuanto se complete la puesta a punto de la instalación eléctrica, han explicado a Efe fuentes de la Comunidad de Madrid.

Desde el pasado lunes están prohibidos en la Comunidad de Madrid los velatorios a cualquier fallecido, relacionado o no con el coronavirus, en toda la región.