Trump carga contra General Motors y le ordena fabricar ventiladores

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha criticado a la presidenta y consejera delegada de la compañía automovilística General Motors, Mary Barra, después de que la firma se comprometiese a donar 40.000 ventiladores para ayudar en la lucha contra la pandemia del coronavirus y, según él, ahora rebaja esa cifra a 6.000 unidades.

Como es habitual con ‘este’ General Motors, las cosas nunca parecen funcionar. Dijeron que iban a darnos 40.000 ventiladores muy necesarios, ‘muy rápidamente’. Ahora aseguran que solo serán 6.000 a finales de abril y quieren un dólar fuerte. Siempre un desastre con Mary B.”, ha criticado Trump en la red social Twitter, tras lo que ha invocado la Ley de Producción de Defensa, que permite al Gobierno obligar a las compañías a producir material sanitario para superar la crisis.

Tras esto, en otro ‘twit’, el máximo mandatario estadounidense ha ordenado a General Motors reabrir “inmediatamente” su “estúpidamente abandonada” planta de Ohio, o alguna otra de sus instalaciones para la producción de ventiladores. También ha animado al fabricante de vehículos Ford a hacer lo mismo. “General Motors debe abrir inmediatamente su estúpidamente abandonada planta de Lordstown, en Ohio, o alguna otra factoría, y comenzar a hacer ventiladores, ahora. Ford, da el paso a los ventiladores, rápido”, ha escrito Donald Trump en dicha red social.

Donald Trump ha mejorado ligeramente en aprobación popular tras la declaración de la pandemia de coronavirus en Estados Unidos, pero la mayoría de estadounidenses considera que reaccionó tarde a la hora de tomar las medidas necesarias para contener la expansión del virus en el país, que ya lidera la lista mundial de número de casos, con 86.000 contagios.

Ahora mismo un 48 por ciento de estadounidenses cree que Trump está desempeñando un buen trabajo al frente de la Casa Blanca, el máximo de aprobación desde que llegara al cargo en 2017, según una encuesta publicada este viernes por ABC/Washington Post.

Sin embargo, un 58 por ciento de los estadounidenses cree que la respuesta a la crisis ha llegado tarde. Ocho de cada seis votantes demócratas consideran que se equivocó al minimizar la importancia de la epidemia durante las primeras semanas, una opinión con la que coinciden uno de cada cuatro republicanos.

Aunque un 75 por ciento de sus votantes mantiene que el presidente respondió de la forma correcta, este porcentaje se distancia un poco del aplastante respaldo que suele recibir de los simpatizantes republicanos.

La misma encuesta da a entender que una gran mayoría de los votantes han depositado su confianza en las autoridades estatales en lugar de en el Gobierno federal. Ocho de cada diez, concretamente, prefieren atender a los consejos de los gobernadores del estado.

Al menos 1.301 personas han fallecido en todo el país a causa de la enfermedad, según el balance proporcionado por la universidad Johns Hopkins con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).