Madrid suspende todos los velatorios con independencia de la causa de la muerte

La medida estará en vigor durante un mes, sin perjuicio de que pueda ser prorrogada por más tiempo

La Comunidad de Madrid suspende la realización de los velatorios de fallecidos en la región “con independencia de la causa” del deceso sea el coronavirus, por un plazo de un mes, sin perjuicio de que la medida pueda ser prorrogada por más tiempo.

Así lo recoge una instrucción de la Dirección General de Salud Pública, a la que ha tenido acceso Europa Press, ante el “extraordinario incremento” de en el número de fallecidos en la Comunidad de Madrid durante los últimos días en plena pandemia de coronavirus, lo que motiva la adopción de medidas complementarias en materia de sanidad mortuoria.

En esa orden, se especifica que la despedida de los fallecidos por los familiares y allegados debe llevarse a cabo “en el destino final” del cuerpo, siempre que sea posible. Así, los velatorios en la Comunidad de Madrid quedan suspendidos sea cual sea la causa de la muerte.

A su vez, se dan instrucciones relativas al acondicionamiento del cadáver para su traslado al destino final. Por un lado, el procedimiento pauta el uso un bolsa sanitaria estanca autorizada a tal fin (féretro especial), la cual se deberá pulverizar con desinfectante de uso hospitalario o con una solución de hipoclorito sódico que contenga 5.000 ppm (Partes por millón) de cloro activo.

Otra opción es emplear un doble sudario de plástico que garantice la manipulación y traslado de los cadáveres de “manera segura” y que, igualmente, se deberá pulverizar con desinfectante de uso hospitalario o con la solución de hipoclorito sódico.

En ambos casos, una vez introducido el cadáver en el féretro se deberá volver a pulverizar según el procedimiento indicado anteriormente“, detalla dicha orden.

Por otra, se habilitará la solicitud de autorización sanitaria para el traslado de varios cadáveres en un mismo documento, cuando todos ellos tengan el mismo destino final y el traslado se gestione por una única empresa funeraria.

El martes se habilitó el Palacio de Hielo para albergar cadáveres de personas fallecidas por el coronavirus, a la espera de que las funerarias puedan hacerse cargo de ellos.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, manifestó en una entrevista en Antena3 explicó que a las 150 muertes que se dan de media en la capital a diario, ahora se suman 240 personas a causa del coronavirus, lo que dificultaba la “capacidad material para la incineración o el enterramiento”.

Este jueves, la portavoz del Gobierno municipal, Inmaculada Sanz, ha explicado que la funeraria municipal continuó prestando servicio a las personas fallecidas con coronavirus.