El Corte Inglés mantiene los empleos y sus sueldos

El Corte Inglés, la primera empresa española en número de trabajadores, con más de 90.000 empleados, ha presentado un Expediente de Regulación Temporal del Empleo (ERTE) para un total de 22.000 trabajadores de sus grandes almacenes (cerrados por la crisis vírica y sin actividad alguna, salvo en alimentación y logística), a los que El Corte Inglés les garantiza el sueldo íntegro y sus puestos de trabajo a los que podrán regresar una vez que se normalice la situación.

Lo que constituye un importante esfuerzo económico de El Corte Inglés, que completa el porcentaje de los sueldos que en este periodo de crisis aporta el Estado. Y una decisión encomiable y limitada porque más lógico habría sido que el ERTE hubiera afectado casi al 50 % de la plantilla (40.000 empleados) pero la dirección de la empresa, que preside con mano firme Marta Álvarez,  ha actuado con generosidad y seguido la estela de su padre y tradición de su padre Isidoro Álvarez para salvaguardar, en todo lo posible, el trabajo y el sueldo de sus empleados.

Al tiempo que El Corte Inglés está haciendo un esfuerzo encomiable en sus departamentos de alimentación (Hipercor y Supercor) que son esenciales en este tiempo de confinamiento nacional donde se mantienen las que siempre han sido sus cualidades diferenciales frente a las otras empresas del sector como son: la calidad de su oferta alimentaria y de los productos del hogar; las garantías plenas de sus servicios; y la eficacia de sus departamentos de logística y distribución.

Y todo ello sabiendo los inevitables riesgos sanitarios de sus empleados en activo a pesar de las estrictas medidas sanitarias que se han implementado en los centros de alimentación.

Naturalmente el esfuerzo y la añadida inversión y gasto El Corte Inglés, y de todas las grandes empresas de España afectadas por la crisis, se podrán mantener siempre que la eficacia y los buenos resultados de la gestión del Gobierno de España en la lucha contra el coranovirus den pronto buenos resultados y el país entre en un sendero de normalidad y recuperación de la Sanidad y, en consecuencia, del consumo y de la economía nacional.

Una esperada rápida, y eficaz gestión de este Gobierno sobre la que al día de hoy existen algunas dudas y sombras importantes que, en todo caso, cabe imaginar que pronto se disiparán.

Mientras tanto este gran y emblemático portaviones del comercio español que es El Corte Inglés, y en cuyo puente de mando están con mano firme en el timón su presidenta Marta Álvarez, y su equipo directivo, continuará su rumbo de crucero en pos de superar esa ola enorme, del ‘pico’ de la crisis sanitaria española, que los expertos del Gobierno dicen que está al llegar, y tras la que se espera el regreso a las aguas calmas y la plena normalidad.