La Fiscalía turca imputa a 20 personas por el asesinato del periodista Jamal Khashoggi

Estambul ha solicitado la extradición al Gobierno saudí, que se ha negado hasta ahora a colaborar con las pesquisas abiertas en Turquía

La Fiscalía de Estambul ha imputado formalmente a 20 personas por su presunta relación con el asesinato del periodista Jamal Khashoggi en el consulado de Arabia Saudí, entre ellas el antiguo subdirector de los servicios de Inteligencia Ahmed al Asiri y el exasesor Saud al Qahtanialiado del príncipe Mohamed Bin Salman– como “instigadores”.

El Ministerio Público, que ha concluido el grueso de las investigaciones, ha explicado en un comunicado que las imputaciones se basan en registros de teléfonos móviles, fechas de entrada y salida de Turquía y de presencia en el consulado, declaraciones de testigos e información de los equipos de Khashoggi, según ‘Hurriyet’.

Las autoridades turcas han solicitado la detención de los 20 sospechosos, cuya extradición ya se ha requerido al Gobierno saudí. Arabia Saudí se ha negado hasta ahora a colaborar con las pesquisas abiertas en Turquía, defendiendo sus propios procesos de rendición de cuentas.

En diciembre, un tribunal saudí condenó a ocho personas -cinco de ellas a muerte- por el asesinato de Khashoggi, al término de un proceso judicial del que salió absuelto Al Asiri. La Fiscalía había determinado que no había pruebas suficientes contra Al Qahtani.

Khashoggi entró en el consulado de Arabia Saudí en octubre de 2018 para gestionar una documentación, pero nunca salió con vida. Año y medio después del crimen, su cadáver no ha sido localizado.

El periodista, colaborador del periódico estadounidense ‘The Washington Post’, había criticado públicamente a Mohamed Bin Salman, príncipe heredero. El régimen saudí ha desvinculado a Bin Salman del asesinato, a pesar de que expertos de la ONU han expresado sus dudas al respecto.