El Congreso da luz verde a los cinco decretos del Gobierno y a la prórroga del estado de alarma

El Congreso ha autorizado esta noche, en un inusual pleno que se ha extendido hasta la madrugada, prorrogar el estado de alarma decretado por el Gobierno para afrontar la crisis del coronavirus hasta el próximo 11 de abril con el respaldo mayoritario de todos los grupos, salvo las formaciones independentistas, que se han abstenido. Horas antes, la Cámara Baja ha dado luz verde a los dos decretos leyes previos a la crisis del coronavirus, los relativos a las ayudas al campo y a la derogación del despido por bajas acumuladas y los tres decretos de medidas para paliar los efectos del Covid-19.

Han votado a favor de la prórroga el PSOE, PP, Vox, Ciudadanos, el PNV, Más País, Compromís, Coalición Canaria, Nueva Canarias, Teruel Existe, el Partido Regionalista de Cantabria (PRC), UPN y Foro, mientras que se han abstenido ERC, EH-Bidu, Junts per Catalunya, el BNG y la CUP, sin ningún voto en contra.

Debido a las especiales condiciones derivadas del confinamiento para evitar la expansión del COVID-19, al pleno que ha debatido la prórroga solo han acudido 43 diputados en representación de todos los grupos, salvo JxCAT, CC, NC y PRC, y los demás han votado telemáticamente.

Así, la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha anunciado la autorización de la prórroga tras comunicar el número de votos presenciales, a los que se suman los emitidos a distancia, que han dado un resultado de 321 afirmativos y 28 abstenciones. No ha habido votos en contra.

Previamente, el Congreso ha acordado incorporar una propuesta del PNV, que establece que el Gobierno remitirá semanalmente a la Cámara Baja información de las distintas medidas frente al coronavirus.

Esta propuesta, aceptada por 192, 149 en contra y ocho abstenciones, va en la línea de lo comprometido por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien ha planteado convertir la Comisión de Sanidad del Congreso en una comisión de seguimiento del coronavirus para facilitar información semanal a los grupos parlamentarios.

Sánchez rechaza haber actuado tarde

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha defendido este jueves de las críticas de la oposición sobre su tardanza a la hora de imponer medidas para frenar el coronavirus asegurando que si no se actuó antes fue porque nadie supo ver lo que se venía encima. Para justificarse, ha recordado durante el debate en el Congreso sobre la prórroga del estado de alarma que desde el Ministerio de Sanidad, el doctor Fernando Simón alertó el pasado 7 de marzo del riesgo que representaban las residencias de mayores, si bien dejó en manos de las Comunidades Autónomas que valoraran qué hacer con ellas aunque les recomendó que siempre era “mejor sobreactuar”.

También ha recordado que hasta el decreto del estado de alarma, vigente desde el pasado 14 de marzo, la capacidad de las Consejerías de Sanidad era “plena”, por lo que podían haberse provisto del material sanitario que hubiesen considerado pertinente para protegerse del coronavirus. Sin embargo, ha apuntado Sánchez, las quejas desde algunas autonomías por la falta de material sólo surgen a partir de la declaración del estado de alarma.

Los Gobiernos autonómicos, ha incidido el presidente, tuvieron información puntual con respecto a la evolución del coronavirus desde los primeros días en que echó a andar el nuevo Gobierno de coalición, que convocó la primera reunión de coordinación en materia sanitaria el pasado 24 de enero, y el primer encuentro con la presencia de los consejeros de Sanidad el 5 de febrero, un mes antes de que se produjera la primera víctima moral en el país por coronavirus.

“Qué duda cabe que si vivimos esta situación es que no hemos sido capaces de frenarla”, ha reconocido Sánchez, que ha precisado que esto “es un juicio a posteriori”. “Con lo que hoy sabemos habríamos actuado de otra manera”, ha afirmado, como también habrían hecho otros países de nuestro entorno que se están viendo invadidos por el coronavirus de manera sorpresiva.

Sánchez ha defendido que España ha impuesto medidas de contención contundentes con menos infectados que naciones como Italia, Reino Unido o Francia y ha señalado que en otros países europeos se celebraron también con normalidad manifestaciones masivas por el 8-M. Ha mencionado el caso de Francia, que el mismo día que España aprobaba el estado de alarma, permitía una protesta de los chalecos amarillos y al día siguiente celebraba la primera vuelta de las elecciones municipales.

La portavoz socialista en el Congreso, Adriana Lastra, ha llamado la atención sobre las más de 10.000 denuncias interpuestas desde que se proclamó el estado de alarma por incumplimiento, advirtiendo a sus autores de que con su comportamiento irresponsable no sólo ponen en riesgo su vida, también la de sus familiares y amigos. Lastra también le ha pedido al líder del PP, Pablo Casado, que no pretenda ser “capitán a posteriori” porque el pasado 10 de marzo, cuando ya se habían conocido varios positivos entre los diputados de tres grupos parlamentarios distintos, su partido se opuso a que se aplazara el Pleno previsto para esa misma semana y estaban a favor de juntar a 350 parlamentarios venidos de los diferentes territorios en el Hemiciclo.

Casado reclama al Gobierno “autocrítica”

Por su parte, Casado, ha pedido a Sánchez “un poco de autocrítica y de humildad” por su gestión en la crisis del coronavirus y que deje de “echar la culpa” tanto a la oposición como a los técnicos y científicos, a los que, según ha dicho, “no puede poner de parapeto”. “¿Usted cree que tan bien ha hecho todo para tener el segundo país del mundo en número de muertes?”, le ha preguntado. Casado ha afirmado que el Gobierno está asesorado por científicos y ha añadido que las decisiones que ha tomado contra el Covid-19 han sido “tardías” e “insuficientes”.

También ha reclamado a Sánchez “un poco de gratitud” después de que el PP le haya prestado su apoyo para sacar adelante la prórroga del estado de alarma y sus decretos con medidas económicas. “Estoy siendo leal”, ha apostillado, para señalar de nuevo que el PSOE no tuvo ese mismo comportamiento cuando gobernaba Mariano Rajoy. Además, ha señalado que la petición de unidad que hace el Gobierno “no puede acallar a la oposición” ni “amordazar a los millones de votantes” del PP que le han dado su apoyo para controlar al Ejecutivo. También le ha echado en cara a Sánchez que pida tiempo de nuevo cuando lleva 12 días con el poder que le concede el estado de alarma y ha anunciado hoy la “gran compra” de material sanitario.

Casado, ha afirmado que “nunca un Gobierno con más poderes ha sido capaz de hacer menos” para afrontar una crisis sanitaria y ha señalado que se pueden hacer las cosas “mejor”. “Unidad no es barra libre y sentido de estado no es cheque en blanco”, ha afirmado. El presidente de los ‘populares’ ha solicitado a Sánchez que no se dedique a “buscar culpables” en la oposición sino en “buscar mascarillas o respiradores”. “Nosotros no aprovechamos las desgracias para medrar. Nosotros no somos como ustedes”, ha concluido.

Luz verde a los tres decretos económicos

Horas antes, el Pleno del Congreso ha validado los tres reales decretos-ley de medidas económicas con ayudas a empresas, trabajadores y familias que pretenden paliar el impacto negativo de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus en la economía, aunque la mayoría de los partidos las ven insuficientes.

La mayoría de los partidos políticos, entre ellos PSOE, PP, UP, Cs, ERC, JxCAT, PNV, Compromís, Más País o Foro Asturias, han apoyado los tres decretos leyes que ha defendido la vicepresidenta de Asuntos Económicos y Economía Digital, Nadia Calviño, para que se adopten medidas “urgentes de estabilización” y para que una vez superado el COVID-19 la recuperación de la economía sea rápida.

Sin embargo el último decreto ley sobre medidas económicas y sociales será tramitado como proyecto de Ley por el procedimiento de urgencia y recibirá enmiendas, pese a que ya está en vigor. A este último decreto VOX ha votado en contra toda vez que incluye una disposición que garantiza al vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, su presencia en la comisión de seguimiento del Centro Nacional de Inteligencia (CNI).

En la votación para que este decreto se tramite como proyecto de Ley ha recibido 179 votos a favor y 164 votos en contra con lo que se tramitará con enmiendas aunque por la vía de urgencia y el procedimiento será más corto de los tres meses habituales. Por otra parte, los dos primeros decretos económicos han sido convalidados definitivamente por 342 votos a favor, 2 en contra y 6 abstenciones, así como por 341 votos a favor, 3 en contra y 6 abstenciones, respectivamente.

“Se tratar de minimizar el riesgo de que la ralentización económica tenga un impacto estructural, sobre todo en términos de empleo y suponga un lastre para la recuperación”, ha dicho Calviño que ha insistido en que esta crisis es “excepcional y transitoria”.

Sin embargo casi todos los partidos políticos han urgido más medidas para los autónomos, para las empleadas del hogar que se han quedado sin ingresos o para los que no pueden pagar el alquiler, además de que el PP y VOX (que ha votado a favor de dos decretos y se ha abstenido en el último) han pedido rebajas de impuestos y no acometer la reforma fiscal que se contemplaba en los próximos Presupuestos Generales.

Casi todos han reclamado ir más allá y así, desde Unidas Podemos que ha pedido medidas de alquiler y profundizar en el apoyo a los autónomos o ERC que ha pedido una renta de confinamiento, una modificación de la regla de gasto o de la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Más País que ha solicitado un Plan Marshall de inversión hasta la CUP, EH Bildu o BNG, que han coincidido en reclamar “nuevos impuestos de emergencia” a las grandes fortunas. El PNV ha considerado que se han dado “pasos en la buena dirección” y Ciudadanos ha reclamado más apoyo a los autónomos.

En este sentido, Calviño ha reiterado que en las próximas semanas se aprobarán medidas económicas complementarias y ha citado expresamente una ayuda para las personas que no puedan hacer frente al alquiler. “El Ejecutivo está trabajado para dar una solución a quienes se encuentran con dificultades para pagar su alquiler, teniendo en cuenta las especificidades de un mercado en el que operan entidades públicas, grandes tenedores de vivienda, otros profesionales y también personas que dependen de esta renta para poder abordar sus gastos mensuales”, ha dicho sin mencionar si se tratará de una exoneración temporal del pago.

La ministra ha repasado todas las medidas aprobadas en poco más de una semana por el Gobierno, tanto a empresas, como a los sectores más afectados o a los autónomos y ha destacado que son “iniciativas muy relevantes y muy potentes, que se podrán ver complementadas por nuevas medidas en función de las necesidades que vayamos detectando en nuestro seguimiento continuo de la situación”.

No obstante, Calviño ha pedido remar “unidos” y “lealtad y responsabilidad” de todas las administraciones ya que “todos debemos estar a la altura de estas circunstancias históricas”. “De las decisiones que tomemos ahora, de la responsabilidad con la que seamos capaces de actuar dependerá en gran medida que la recuperación tras este duro periodo sea rápida y eficaz”, ha incidido tras insistir en que “seguiremos actuando cuando sea necesario, donde sea necesario y haciendo lo que sea necesario para atajar la crisis sanitaria, proteger a los ciudadanos y garantizar que la economía mantiene una base sólida”. Ha avisado de que “la perturbación conjunta de demanda y oferta para la economía española afectará a los ingresos de las empresas y autónomos y “podrían derivar en una pérdida de empleo significativa”.

Las ayudas al campo y el despido por bajas

Por último, el Pleno del Congreso ha convalidado este miércoles los decretos leyes con medidas aprobadas por el Gobierno para afrontar la crisis del campo y la supresión del despido por acumulación de bajas médicas, pero podrá introducir cambios en ellos al haber aprobado la tramitación de los mismos como proyectos de ley.

En el decreto que deroga los despidos objetivos por acumulación de bajas, el Gobierno solo ha encontrado la oposición de Vox, y el apoyo de todas las fuerzas políticas restantes, a excepción de PP, UPN y Foro Asturias, que se han abstenido. Tanto PSOE como Unidas Podemos han aceptado tramitarlo como proyecto de ley. No así en el decreto ley de medidas de urgencia del campo, pese a lo cual la oposición ha forzado su tramitación como proyecto ley para introducir cambios. El decreto ley ha sido convalidado con la única oposición de un diputado que ha votado telemáticamente, y la abstención de PP, Vox y BNG.

La modificación de la Ley de la cadena alimentaria contempla como principal novedad la obligación de los operadores del mercado de abonar al operador inmediatamente anterior un precio igual o superior al coste de producción del producto. Este coste de producción debe incluirse como elemento mínimo en los contratos.

También se previene que el operador que realice la venta final del producto al consumidor pueda repercutir a ningún operador anterior su riesgo empresarial derivado de su política comercial y se prevé la publicidad de infracciones graves y muy graves, con fines disuasorios pero también punitivos.

Respecto a la derogación del artículo del Estatuto de los Trabajadores que permitía al empresario el despido objetivo de un trabajador por acumular bajas médicas justificadas, este amparaba la extinción del contrato por faltas de asistencia al trabajo, aun justificadas pero intermitentes, cuando alcanzaran el 20% de las jornadas hábiles en dos meses consecutivos, siempre que el total de faltas de asistencia en los 12 meses anteriores alcanzaran el 5% de las jornadas hábiles o el 25% en cuatro meses discontinuos en un período de 12 meses.

El Gobierno ha defendido esta derogación, pactada por PSOE y Unidas Podemos y reclamada por los sindicatos tras la sentencia del Tribunal Constitucional que amparaba esta fórmula, como el inicio de la derogación de la reforma laboral aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy en 2012.

Si bien el Estatuto de los Trabajadores ya contemplaba antes de esta reforma el despido objetivo por bajas médicas justificadas, sí que modificó sus condiciones al no ligarla a los índices de absentismo de la empresa, sino exclusivamente en función de las faltas de asistencia al trabajo personales e individuales, facilitando por tanto el despido.

RELACIONADO