El Bundesbank considera inevitable la entrada en recesión alemana

La crisis del coronavirus podría costar a la economía alemana hasta 729.000 millones de euros

El Bundesbank, el banco central de Alemania, ha alertado de que el país entrará en recesión durante este año como consecuencia del impacto en la actividad económica del coronavirus Covid-19, según se desprende de su informe mensual, publicado este lunes.

El organismo presidido por Jens Weidmann ha alertado de que Alemania afrontará en los próximos meses "desafíos inciertos" y que las medidas tomadas hasta la fecha están dirigidas a contener el virus para que el sistema sanitario no colapse. Sin embargo, estas medidas no evitarán que se produzca un impacto económico "masivo".

Por este motivo, el banco central considera que la recesión en el país germano es inevitable y que solo comenzará la recuperación cuando el riesgo de pandemia se haya controlado por completo.

De esta forma, el coronavirus truncará la buena marcha económica que el Bundesbank ha apreciado en los primeros meses del año, cuando repuntó la actividad industrial tras varios meses a la baja, afectada por las nuevas regulaciones de la industria del automóvil y por las tensiones comerciales.

"Se espera que el impacto de la pandemia afecte significativamente a la actividad económica al menos en la primera mitad del año", ha subrayado el Bundesbank en su informe.

La valoración del banco central se produce después de que el Instituto de Investigación Económica de Múnich (Ifo) haya alertado también este lunes de que, en el peor escenario previsto, la crisis del coronavirus podría costar a la economía alemana hasta 729.000 millones de euros y la destrucción de casi un millón y medio de empleos a tiempo completo, lo que supondría la pérdida de 20,6 puntos porcentuales de PIB en el conjunto del año.