El Congreso suspende toda su actividad, incluidos los plenos, tras el positivo de Ortega Smith

La Mesa del Congreso ha decidido suspender toda su actividad, incluido el pleno de esta semana, tras confirmarse el positivo en coronavirus del secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, que además es diputado. Antes de que el partido de extrema derecha confirmara esa noticia, la Mesa ya había aprobado una serie de medidas para evitar el contagio en la medida de lo posible como la suspensión de "actos extraparlamentarios" y visitas de "grupos numerosos". Además, las agendas de otras instituciones como el Senado, la Asamblea de Madrid, congresos de partidos políticos y actividades de la familia real han quedado este martes canceladas a causa de la epidemia.

La única excepción a la suspensión de toda la actividad de la Cámara Baja será, en principio, la comparecencia del ministro de Sanidad, Salvador Illa, ante la comisión correspondiente para informar, precisamente, de la evolución de la enfermedad y de las medidas que se están tomando para atajar el contagio.

Por la mañana, el órgano que preside Meritxell Batet había asumido las propuestas que le había elevado el Comité de Seguridad y Salud de la Cámara ante la extensión del coronavirus y que incluyen, entre otras, la suspensión de visitas de grupos a las dependencias de la institución, de actividades extraparlamentarias programadas dentro del Congreso que conlleven la afluencia de personas y los viajes oficiales a zonas afectadas. Después se conoció que uno de los diputados, Javier Ortega Smith, había dado positivo en el análisis del Covid-19 y que su grupo parlamentario, siguiendo las recomendaciones de los médicos, se acogía al teletrabajo preventivamente. De hecho, el vicepresidente cuarto de la mesa, Ignacio Gil Lázaro, se vio obligado a abandonar la reunión de la Junta.

Así las cosas, la Mesa del Congreso y la Junta de portavoces han reevaluado la situación con las últimas novedades y se ha empezado por aplazar la sesión plenaria de esta semana, que iba a comenzar a las tres de la tarde de este martes, y por suspender el resto de actividad parlamentaria salvo la comparecencia de Illa. Según ha explicado la presidenta del Congreso, la medida se ha adoptado ante la ausencia de Vox, el tercer grupo de la Cámara, que a su vez se debe a la 'cuarentena' por el positivo de Ortega Smith. A su juicio, esta baja de 52 parlamentarios "reduce la legitimidad democrática" del Pleno a la hora de tomar decisiones. "Es importante que el poder legislativo no pierda la pluralidad", ha remachado.

El próximo jueves volverán a reunirse la Mesa y la Junta de Portavoces para analizar la situación y las propuestas que hagan los servicios de la Cámara para garantizar el normal funcionamiento de la Cámara la próxima semana y si hay o no Pleno en esos días.

También el Senado ha cancelado toda su actividad durante esta semana y ha dejado en suspenso la posibilidad de aplazar el pleno previsto para la semana próxima.

La decisión, anunciada al término de la reunión de la mesa de la Cámara Alta por la vicepresidenta, Cristina Narbona, ha sido adoptada por unanimidad, aunque la institución no tiene constancia de que ningún senador esté contagiado por el COVID-19.

A nivel de partidos políticos, Ciudadanos ya anunció este lunes que aplazaba su asamblea general, prevista para el próximo semana, hasta que "las circunstancias lo aconsejen" y que anulaba todos los actos multitudinario previstos por el partido "hasta nueva orden".

De esta forma, la nueva dirección, que encabeza Inés Arrimadas y que tendría que tomar posesión de su cargo en el cónclave, lo hará de forma telemática el sábado y se reunirá por primera vez el lunes 16 de marzo.

Hoy ha seguido su ejemplo Podemos, partido que ha anunciado la cancelación del encuentro presencial de su asamblea ciudadana prevista para el 21 de marzo, que se iba a celebrar en el municipio madrileño de Leganés.

Fuentes del partido han indicado a EFE que se ha tomado la decisión de cancelar el encuentro con la militancia, sin posponerlo hasta una nueva fecha, con lo que la tercera asamblea de la formación será exclusivamente telemática y no habrá acto presencial con las bases del partido.

El coronavirus se ha colado, asimismo, en la agenda de la familia real, en la que estaba previsto para el próximo jueves un acto de la Fundación Princesa de Girona en Logroño, que iba a presidir el Rey y que ha sido cancelado como medida cautelar. La cancelación se ha producido después de que el Gobierno de La Rioja haya decidido el cierre de todos los centros educativos de la comunidad y en todos los niveles, desde guarderías hasta la universidad, por la epidemia del coronavirus.

Además, se ha suspendido el concierto previsto para este martes en homenaje a las víctimas del terrorismo que iban a presidir los reyes en el Auditorio Nacional de Madrid.

Felipe VI y doña Letizia sí mantienen su viaje del miércoles a París para asistir a un almuerzo en el Palacio del Elíseo invitados por el presidente francés, Emmanuel Macron, y un acto posterior en homenaje a las víctimas europeas del terrorismo.