Fukushima "sigue siendo una amenaza" nueve años después de la catástrofe nuclear

Ecologistas en Acción denuncia que los vertidos y residuos radiactivos del accidente se acumulan en la zona mientras el Gobierno nipón "obliga a la población a regresar"

Fukushima "sigue siendo una amenaza" nueve años después de la catástrofe nuclearEcologistas en Acción denuncia que Fukushima Daiichi "sigue siendo una amenaza" nueve años después del accidente nuclear que se produjo tras el tsunami que siguió al terremoto del 11 de marzo de 2011 en el norte de Japón, ya que asegura que los vertidos y residuos radiactivos del accidente se acumulan en la zona mientras el Gobierno de Japón "obliga a la población a regresar".

La ONG apoya la campaña internacional 'Juegos Olímpicos libres de nucleares 2020' y defiende que "el riesgo de la energía nuclear es inasumible".

En concreto, alerta de que "casi todo el combustible" sigue en la central de Fukushima y necesitará refrigeración durante años y considera que la planta "probablemente" verterá de nuevo agua radiactiva al mar. Los residuos radiactivos de la limpieza se acumulan en la zona y los Juegos Olímpicos se celebrarán apenas a 20 kilómetros de la zona cero.

Ante el contexto de los próximos juegos olímpicos el próximo verano, la ONG denuncia que el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, quiere "arrinconar la catástrofe nuclear con la llama olímpica" que partirá del centro deportivo J-Village situado a 20 kilómetros de la central siniestrada.

Ante la denuncia de Greenpeace Japón, que ha medido niveles de radiación 1.700 veces más alto de lo aceptado por las autoridades japonesas --hasta 71 microsieverts por hora en los puntos calientes, frente a los 0,23 msv que se consideran admisibles-- afirma que la respuesta del Gobierno es aumentar los trabajos de descontaminación y mejorar la vigilancia de la radiación en el estadio.