Un colegio de Valencia se disculpa tras preguntar a sus alumnos si "practican la homosexualidad"

La inspección educativa ha cerrado la investigación sobre el cuestionario enviado a alumnos de primero de la ESO de un colegio religioso para "ayudarles a comprender el sexto mandamiento"

La Inspección educativa da por solucionado el expediente informativo abierto tras conocerse que un colegio de ValEncia había preguntado a sus alumnos de primer curso de ESO si "habían fornicado" o "practicado la homosexualidad" en un cuestionario sobre el Sexto Mandamiento tras asegurar el centro que el material ya ha sido retirado.

Desde la Inspección se trasladaron este lunes al centro escolar, un colegio concertado religioso, tras conocerse que había distribuido a sus alumnos de primero de la ESO -dentro de la asignatura de Religión y para "ayudarles a comprender el Sexto Mandamiento"- un cuestionario en el que, entre otras cosas, se les preguntaba si habían "practicado la homosexualidad".

En ese documento se aseguraba que el Sexto Mandamiento (No cometerás actos impuros) "manda conservar la pureza del cuerpo y el alma" y añade que "para saber si cumplimos con ese mandamiento, nos podemos preguntar: ¿He cometido adulterio o fornicado?; ¿He visto algún tipo de pornografía?; ¿Me he permitido tener pensamientos y deseos morbosos? ¿He dominado mis pasiones? ¿He practicado la homosexualidad?; ¿He practicado la masturbación?".

A raíz de estos hechos, la Inspección abrió un expediente informativo que ahora cierra tras asegurar el colegio la retirada del contenido. Por tanto, siempre que no haya reincidencia, el tema está solucionado, apuntan a Europa Press fuentes de la administración educativa.

La dirección del Colegio Inmaculado Corazón de María ha pedido disculpas públicamente en un comunicado en el que confía en que "este hecho aislado no se convierta en bandera contra la asignatura de Religión".

"Inadecuado"

La dirección del colegio admite que el cuestionario enviado a los alumnos es "inadecuado, y así lo ha reconocido la profesora responsable de este grupo en un comunicado posterior a los mismos alumnos".

"Promovemos un proyecto inclusivo e integrador al que nos debemos en todo momento. En colaboración con las familias y con el deseo de que el alumno sea el protagonista de su aprendizaje, promovemos la educación integral desde una visión trascendente de la persona y del mundo que propone a Jesucristo como máxima realización del ser humano", afirman.

En este punto, los responsables de la entidad educativa se disculpan por "no haber sabido responder a nuestro proyecto educativo cristiano en esta ocasión" y añaden que tomarán "las medidas oportunas para que, de acuerdo con el compromiso con un sistema educativo de calidad que implica a todos los miembros de la comunidad educativa, se prevengan errores de este tipo que pueden llegar a identificarse con una falta de respeto por algunas opciones de vida y que nada tienen que ver con nuestra concepción del ser humano".