Frente al miedo al coronavirus: más humor, informarse bien y hacer vida normal

El Colegio Oficial de Psicología de Cataluña ha compartido este lunes una serie de recomendaciones dirigidas a los ciudadanos para la gestión de la alerta por coronavirus, en las que aconsejan recurrir al humor y no hablar todo el rato de lo mismo, entre otras.

El miedo, dicen los psicólogos, "es una de las emociones básicas de nuestro psiquismo y una reacción normal y saludable ante situaciones desconocidas, amenazadoras y potencialmente peligrosas como la que estamos viviendo", han considerado.

Para que este miedo que se contagia con facilidad entre las personas no se convierta en un problema, los psicólogos recomiendan informarse bien, usando canales de información oficiales o contrastados, evitar la sobreinformación y estar permanentemente conectado ya que "no te hará estar mejor informado y, por el contrario, aumentará la sensación de riesgo innecesariamente".

Por lo que se refiere a las redes sociales, recomiendan "tercer cuidado y contrastar la información que se comparte" por estos canales.

De cara a los demás, el Colegio Oficial pide evitar difundir rumores e informaciones falsas, hablar permanentemente del tema y compartir solo las informaciones relevantes y "no hacerlo en caliente".

Las recomendaciones no se limitan a la ciudadanía en general sino que también se dirigen a las personas que trabajan en medios de comunicación, a las que se pide que informen únicamente cuando hay novedades o hechos relevantes o no caer en la redundancia.

"Evita el sensacionalismo y el alarmismo y presta atención no sólo a lo que dices sino también a las ilustraciones que acompañan a las noticias. Recuerda que una imagen vale más que mil palabras", ha indicado el Colegio de Psicólogos en un comunicado.

Los niños han de estar bien informados porque "tienen todo el derecho" a estarlo, respondiendo a sus preguntas según vayan apareciendo, a su ritmo, y proporcionando explicaciones adaptadas a su nivel de comprensión.

Los psicólogos piden que no se mienta a los niños, solo que se regule el flujo de información y no se de más de la necesaria, además de contextualizar y filtrar lo que les llegue por otros canales.

Para protegernos todos piden que se confíe en la ciencia y en la experiencia de nuestro sistema sanitario y que no se tomen más precauciones de las necesarias porque "no harán que se esté más seguro frente a un contagio y, en cambio, alimentará el miedo propio y el de los que nos envuelven, en especial, los más pequeños".

Mantener las rutinas diarias, hacer vida normal en la medida de lo posible, usar el sentido del humor, reconocer los propios sentimientos y aceptarlos son otras recomendaciones que citan los psicólogos para cuidarnos y protegernos emocionalmente ante esta epidemia.