Borrell advierte del "riesgo de una gran confrontación militar" por la crisis siria

El alto representante de la Unión Europea (UE) para Asuntos Exteriores asegura que el conflicto está "causando un sufrimiento humanitario insoportable y poniendo a civiles en peligro"

El alto representante de la Unión Europea (UE) para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, advirtió este viernes de que existe "un riesgo de caer en una gran confrontación militar internacional abierta" a causa de la crisis siria, donde en las últimas horas han muerto 33 soldados turcos. "La escalada actual se debe detener de manera urgente. Existe un riesgo de caer en una gran confrontación militar internacional abierta", escribió el político en Twitter después de que la OTAN confirmara que este viernes se reunirá el Consejo del Atlántico Norte, máximo órgano de decisión aliado, para abordar la situación en Siria.

El exministro español añadió que la crisis también está "causando un sufrimiento humanitario insoportable y poniendo a civiles en peligro". Así, insistió en que la UE pide a todas las partes "una rápida desescalada" y aseguró que el club comunitario "lamenta todas las pérdidas de vidas".

"La UE considerará todas las medidas necesarias para proteger sus intereses de seguridad. Estamos en contacto con todos los actores relevantes", constató Borrell.

El Consejo del Atlántico Norte, el máximo órgano de toma de decisiones de la OTAN, se reunirá este viernes de urgencia a petición de Turquía a causa de la situación en Siria, donde en las últimas horas 33 soldados turcos murieron y otros 32 resultaron heridos en combates con unidades del régimen del presidente sirio, Bashar al Assad.

Turquía ha invocado el artículo 4 del tratado de Washington, bajo el cual cualquier aliado puede solicitar consultas cuando cree que su integridad territorial, independencia política o seguridad se ven amenazadas.

El Ejército turco ha respondido a la muerte de sus soldados en las últimas horas atacando posiciones sirias.

El régimen del presidente sirio ha intensificado los ataques contra tropas turcas estacionadas en Idlib, que han perdido más de medio centenar de efectivos en el último mes.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha amenazado con una operación "inminente" en Idlib si el Ejército sirio no se retira este mes de la zona, donde Ankara mantiene puestos de observación.

Mientras, continúan las negociaciones con Rusia, principal valedor de Al Assad, para rebajar la tensión y respetar los acuerdos de Sochi, sellados entre Ankara y Moscú en 2018 para reducir las hostilidades en Idlib, aunque sin ningún progreso tangible.

De hecho, Rusia envió este viernes dos fragatas de la Flota del Mar Negro equipadas con misiles de crucero Kalibr-NK al mar Mediterráneo.