El CIS mejora los resultados del PSOE que con el 30,9% aventaja al PP (18,9%) en 12 puntos

El barómetro del CIS de febrero sigue mejorando la intención de voto del PSOE, que sitúa en el 30,9% frente al 30,4% que le otorgaba la encuesta de enero y al 28% de los apoyos que le dieron los ciudadanos en las elecciones del 10-N. Los socialistas aumentan también la distancia que les separa del PP, que tiene una intención de voto del 18,9% (20,8% en las elecciones). Es decir, el PSOE le sacaría 12 puntos de ventaja a la principal fuerza de la oposición. Unidas Podemos pasaría del cuarto lugar de la tabla al tercero, con el 13,6% (12,8% el 10-N) por delante de Vox, que bajaría del 15,09% de las elecciones al 13,4%. Cs sigue cerrando el ránking de los principales partidos con un 8,1% frente al 6,7% de los votos que le dieron los electores.

Entre los nacionalistas catalanes, ERC baja 6 décimas hasta el 3,3%, mientras que JxCat sube 4, hasta el 1,8%. El dato no sería bueno para los intereses de Pedro Sánchez si se extrapola a las elecciones catalanas que han de convocarse próximamente, ya que el Gobierno cuenta con una victoria por amplio margen de los republicanos que facilite la interlocución con la Generalitat y el diálogo para resolver el conflicto catalán.

El PNV cae 3 décimas hasta el 1,3%, y EH Bildu, 2 hasta el 1,1%, un descenso similar al que registra Más País/Compromis, al colocarse en el 1,6%, mientras que la CUP mantiene el 1% de la encuesta anterior. Coalición Canaria (CC) y Nueva Canarias (NC) bajan una décima hasta el 0,2%, mientras que Navarra Suma sube 2 hasta el 0,3%, el mismo ascenso que registra el BNG, que se coloca en el 0,7%. La estimación de voto para Teruel Existe se mantiene en el 0,1%, el mismo porcentaje que otorga el CIS al PRC.

El bloque de la izquierda, en cualquier caso, suma más que el de la derecha. PSOE y Unidas Podemos tienen el 44,5% de intención de voto que se convierte en el 46,1% si se contabilizan también los apoys de Más País de Iñigo Errejón. El PP, Cs y Vox solo alcanzan el 40,4%.

Todos los líderes políticos han mejorado en su valoración por los ciudadanos, aunque siguen sin aprobar. El CIS mantiene al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, como el mejor valorado y al de Vox, Santiago Abascal, como el peor. El sondeo concede a Sánchez una calificación de 4,5, tres décimas más que en la encuesta de enero, y a Abascal un 2,8, dos más.

Los ciudadanos también han mejorado la nota al presidente del PP, Pablo Casado, que con un 3,7 es el líder político que más sube en su puntuación con respecto a enero, cuatro décimas más. Con la misma valoración que Casado se sitúa el secretario general de Podemos y vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, que mejora su 3,5 del anterior barómetro. Un 3,6 recibe el coordinador federal de IU y ministro de Consumo, Aberto Garzón, una décima más que enero, y un 3,5, dos más, la portavoz de Cs en el Congreso, Inés Arrimadas. El CIS también ha preguntado a los ciudadanos por el líder de Más País, Íñigo Errejón, que mantiene su 3,3 de enero.

Este barómetro de febrero incluye intención de voto por segunda vez desde la investidura del socialista Pedro Sánchez y por primera vez tras la toma de posesión de los 22 ministros del Gobierno de coalición. El trabajo de campo de este estudio fue realizado entre el 1 y el 11 de febrero, de manera que evalúa el arranque del nuevo Ejecutivo y la reunión del presidente del Gobierno con el de la Generalitat, Quim Torra, celebrada en Palau, en Barcelona, el pasado 6 de febrero.

Sánchez acudió a aquel encuentro con un documento de 44 puntos agrupados en la denominada “agenda para el reencuentro”, con la que el presidente proponía dar respuesta a muchas de las demandas históricas de la Generalitat en materia de infraestructuras, servicios y traspasos, y prometía reunir la mesa de diálogo entre gobiernos antes de acabar el mes de febrero. De hecho, esa mesa se constituyó este miércoles en el Palacio de la Moncloa.

No parece que la encuesta recoja el impacto del El ‘Delcygate’, el caso que la derecha viene utilizando para hacer oposición al Gobierno desde que se supo que el ministro de Transportes y secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, había mantenido reunión en el aeropuerto de Barajas con la vicepresidenta venezolana el pasado 20 de enero. Difícil es medir cómo han acogido los ciudadanos el adelanto electoral en Galicia y Euskadi, ya que sus respectivos presidentes anunciaron el 10 de febrero, un día antes de que finalizara el trabajo de campo, la convocatoria para el 5 de abril.

Apoyo a la coalición PSOE-UP pero desconfianza sobre la legislatura

Lo que sí evalúa la encuesta mediante la introducción de nuevas preguntas es qué opinión tienen los ciudadanos sobre este Gobierno comparándolo con el anterior. A un 43,7% le parece que es “mucho mejor” o “algo mejor” que el que presidió Rajoy, frente a un 27,5% que cree que es “algo peor” o “mucho peor”. Además, el 43,8% augura que el nuevo Ejecutivo no podrá agotar los cuatro años de legislatura, frente al 34,8% que sí considera que lo hará.

También hay preguntas sobre la oposición y -según el CIS- el 47,3% cree que la actuación del PP está siendo “mala” o “muy mala” frente a sólo 14,2% que la ve “muy buena” o “buena”. Porcentajes similares se llevan Vox y Ciudadanos, pues el sondeo señala que el 60,2% cree la actuación del partido de Santiago Abascal es “muy mala” o “mala” y el 12,8% la ven “buena o muy buena”, mientras que el 49,3% piensa que la de Ciudadanos es “mala” o “muy mala” frente al 10,11% que la considera “buena” o “muy buena”.

Al 35,8% de los encuestados les parece “muy bien” o “bien” el acuerdo de coalición entre PSOE y Podemos, un porcentaje algo mayor que el que lo considera “mal” o “muy mal” (34,9%). Y mientras un 44,2% tiene “esperanza” en que este Gobierno alcance sus objetivos y “mejoren las cosas en este país”, un 37,7% elige una respuesta negativa, y admite su “temor ante las concesiones al independentismo y el empeoramiento de las cosas”.

El CIS hace además preguntas hipotéticas, como una sobre si los ciudadanos creen que la oposición lo haría mejor que el Gobierno. Y concluye que un 43,1% cree que el PP lo haría peor (frente al 21,3% que opina que mejor); un 61,7% considera que Vox lo haría peor (frente al 12,7% que se decanta por mejor) y un 44,7% piensa que Ciudadanos tendría una mejor actuación en el Gobierno frente al 16% que opina que sería peor.

Más preocupación por el contexto económico, el paro y la precariedad

La preocupación de los ciudadanos por el contexto económico, por las cifras del paro y por la precariedad de los puestos de trabajo ha crecido en el último mes a tenor de este barómetro. El paro ya era el principal problema que hay en España, pero la percepción como tal ha subido entre los ciudadanos. Un 58,9% lo veía como primer problema en enero y un 60,2% lo ve así en febrero. La preocupación por los problemas económicos ha pasado de ser citada por un 27% de los encuestados por el CIS a ser mencionada por un 30,1%. Y crece también la percepción como problema de la calidad del empleo: si el 14,6% expresaba su preocupación hace un mes, en el barómetro publicado este jueves lo manifiesta un 15,9%.

Repunta, por tanto, la inquietud por el contexto económico y las condiciones laborales del mercado español. Hay que recordar que a primeros de mes, el Gobierno dio a conocer la evolución durante enero de la ocupación y del desempleo: el mercado laboral perdió más de 244.000 puestos de trabajo y el número de parados aumentó en 90.248 personas.

La preocupación por la política se mantiene en cifras altas, aunque se registra un leve descenso. El CIS inició en el anterior barómetro una nueva metodología para dar contexto a la percepción de la actividad política, así que introdujo dos nuevos parámetros: la preocupación por “lo que hacen los partidos” y por “el mal comportamiento de los políticos”. Los porcentajes de las respuestas a estas dos preguntas, más el de la preocupación por “los problemas políticos en general”, llevaron la inquietud a un 54%. En el barómetro del CIS de febrero baja a un 51,3%, si bien cabe destacar que el problema del “mal comportamiento de los políticos” crece entre los ciudadanos (a un 19%), así como el de las actuaciones de los partidos (a un 14,3%). Baja, sin embargo, la preocupación por los problemas políticos al considerarlo así un 18%.

La preocupación por la corrupción (mencionado por un 17,3%), por la sanidad (un 15,4%), por los problemas sociales (un 14,3%), por las pensiones (12%) y por la independencia de Cataluña (un 11,1%) se mantiene en niveles similares.

RELACIONADO